¡La maldición tecnocrática neoliberal!

¡La maldición tecnocrática neoliberal!

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

Lo dijo el clásico: La historia se produce una vez como tragedia y se reproduce como farsa.

De lo que sigue que, quien no conoce la historia, está condenado a repetir sus horrores.

Presente lo tengo yo, diría el corrido: La primera semana de diciembre de 1982 aparecieron a cuadro, en Palacio Nacional, los secretarios de Programación y Presupuesto, Carlos Salinas de Gortari; de Hacienda, Jesús Silva Hérzog; de Comercio y Fomento Industrial, Héctor Hernández Cervantes, y de Gobernación, Manuel Díaz Bartlett.

Sobre el cuadro aquél, nuestra crónica llevó como cabeza principal de El Día: Anuncia el gobierno Economía de Guerra.

Tomó la palabra el presidente Miguel de la Madrid y bañó con hielo a los mexicanos. La emergencia nos obliga a aplicar “medidas dolorosas, pero necesarias”.

En comentarios sobre esa advertencia presidencial acotamos: “Necesarias para el gobierno, dolorosas para el pueblo”. (En el discurso político todavía existía el concepto pueblo).

Tres meses antes de aquella pavorosa aparición del gabinete económico y político de De la Madrid, publicamos en el mismo diario aludido una serie de columnas bajo el rubro: Cuando Friedman tomó Palacio. (Por supuesto, hablábamos del famoso Milton, del colectivo Padres del neoliberalismo).

Hoy vimos la repetición de aquella escena: Los secretarios de Hacienda, Luis Videgaray; de Economía, Ildefonso Guajardo y el vicegobernador del Banco de México, Roberto del Cueto, desempolvando aquel libreto de diciembre de 1982. Otra piel, pero la misma entraña. Cómo me han pasado los años. Otra.

El camino a la servidumbre

En el transcurso de 34 años hemos visto lo siguiente:

  • México ha pasado por dos usurpaciones presidenciales. A la primera, un diputado priista, el constitucionalista don Antonio Martínez Báez, la tipificó como Golpe de Estado técnico.
  • El PRI fue echado de Los Pinos a donde, renacido, retornó el 1 de diciembre de 2012.
  • La gran Reforma Política 1977-1978, que incluyó una Ley de Amnistía, fue dinamitada y la esperanza de la transición democrática quedó agotada en la mera alternancia nominal de dos partidos nacionales con un mismo proyecto: el neoliberal.
  • El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) llegó a ser en algunos años regresión y en la suma de tres y media décadas no ha logrado rebasar un incremento de 3 por ciento.
  • El sector social de la economía productiva -la clase trabajadora manual e intelectual de la ciudad y el campo- fue despojado de sus conquistas históricas, y desmantelado en su estructura orgánica y en su capacidad de autodefensa.
  • Se instituyó la Economía criminal, cuya marca de la casa es la delincuencia de cuello blanco.
  • Frente a la pobreza y miseria galopantes, el gobierno reinventó el agua de borrajas: Hace cruzadas nacionales contra el hambre.
  • A confesión de las propias Fuerzas Armadas mexicanas, se reconoce que vastos territorios de México están bajo control de las bandas del crimen organizado.
  • Más de 15 millones de compatriotas han sido expulsados de sus lugares de origen y lanzados a mercados laborales esclavistas en México mismo y en el extranjero.
  • Existen ya casi ocho millones de jóvenes codificados como ninis, porque no tienen oportunidad ni de estudiar ni de trabajar. Muchos nuevos niños nacen descerebrados.

Son los trágicos saldos de la arrogancia y las pretensiones de infalibilidad de una casta de tecnoburocrátas que nos han ceñido al yugo de la globalización, que incluye la subordinación de nuestras fuerzas armadas al mando extranjero.

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

El establishment priista tiene visión de futuro

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra Como a  manera de burla, precisamente el 5 de febrero de 2002 -85

Tamaulipas: “Eficacia” del 066

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra Hace seis años, faltando una semana para la elección de gobernador de Tamaulipas,

Chucho Ortega quiere encarcelar a El Peje

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra En la segunda mitad de la década de los setenta del siglo XX,

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*