Espacios del Club de Periodistas

La mano peluda del mercado

La mano peluda del mercado

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

La mano invisible del mercado, se ve muy peluda y rapaz en el México neoliberal.

Por ejemplo, a la legalona, las compañías aseguradoras, no pocas con metrópoli en el extranjero, nominan sus contratos en dólares, pagaderos en muy devaluados pesos mexicanos.

Si a principios de 2015 se contrató un  seguro, en septiembre de 2016 el pago periódico correspondiente tuvo recargo en  pesos hasta de casi 20 por ciento a causa de la devaluación.

En el sector inmobiliario, contratos de compraventa o de arrendamiento, también son impuestos en dólares. La misma perra suerte.

Compañías aéreas “nacionales” establecen en dólares la cotización del boletaje aun para un vuelo doméstico. Si se cargan a un plástico, al correr de los plazos, el adeudo original se dispara al son de la “apreciación” del dólar, convertido para ese efecto a pesos.

Sin referirnos a ciertas figuras de “banca paralela”, los plásticos para el consumo causan  un interés anual aceptado -no queda de otra- de 45 a 55 por ciento. A la hora de la verdad, la tasa sobrepasa el 60 por ciento al año.

Esos factores no cuentan -como todo lo bueno hay que contarse- para el Banco de México a la hora de manipular el Índice Inflacionario, como si cuenta el precio del tomate, el chile y la cebolla; el famoso pico de gallo.

El otro punto, es que los favoritos del Estado neoliberal tienen ventanilla abierta en la banca central donde obtienen sus fondeos. Lo de la disposición de dólares, para “estabilizar el peso”, es otro cantar.

Se desfonda el “buque de gran calado”

Aquí viene la noticia que, como todo lo bueno, hay que contar.

Ayer, el la Junta de Gobierno del Banco de México incrementó la tasa de referencia hasta 4.50 por ciento. Señal de cómo navega el “buque de gran calado” de la economía mexicana.

Los primeros que resentirán el mandarriazo directo, son, por supuesto, los que reciben créditos del propio Banxico. En las ramas citadas al principio, los nuevos contratos tendrán que absorber esa alza.

Ya de por sí, los industriales que dependen de insumos extranjeros para su producción, anunciaron la repercusión de la devaluación del peso sobre el precio sus productos en al menos 6 por ciento.

Tenemos, desde ya, estímulos bastantes para pasar una Feliz Navidad. Lo del próspero Año Nuevo lo dejamos para otra entrega. Es cuanto.

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Los tramposos al desnudo

(Visualizar en PDF ) El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra “Ahí, por donde está el INE” (Instituto Nacional

Tartufeando en el Congreso de la Unión

(Visualizar en PDF ) El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra Entre la oscura caverna del porfirismo y la

Mujeres juntas, ni difuntas

(Visualizar en PDF ) El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra Eso dice la conseja popular. No aplica, sin

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*