Espacios del Club de Periodistas

Los cuadros de “excelencia” de la universidad privada

Los cuadros de “excelencia” de la universidad privada

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

 

¿Qué pasa en la UNAM? La interrogación nos parece insidiosa.

Pasa en la Universidad Nacional Autónoma de México, por ejemplo, que a finales de abril se iniciaron las celebraciones del 75 aniversario de la fundación del Instituto de Matemáticas (IM), el 30 de junio de 1942.

Las matemáticas, dice el director del IM, José Seade Kuri, son el corazón del pensamiento científico. Por ello, tenemos que aspirar a que en México se dé más impulso a esa área del conocimiento.

Pero esto que pasa en la UNAM no interesa a los que plantean la pregunta trascrita en las primeras líneas, reproducida en la Internet.

El cuestionamiento lo motiva el hallazgo de un cadáver, al parecer de un indigente, en algún baldío de  La Cantera, Colonia Ajusco, de la Ciudad de México, predio que administra el Club Pumas.

Se pretende vincular ese hallazgo a un suceso reciente, de particular relevancia, dicen los emisores de la pregunta comentada, relacionado con la muerte de una joven mujer, cuyo cuerpo fue encontrado en el campus universitario.

De “particular relevancia”, son muchos y variados eventos académicos que tienen su sede en la UNAM.

Recientemente, hemos asistido a sesiones conmemorativas del Centenario de la Constitución mexicana, en la que especialistas han expresado su preocupación por el desapego del grupo gobernante respecto de la observancia de los mandatos de la Carta fundamental.

No encontramos registro de esas sesiones críticas en el portal de origen de la pregunta comentada.

La ofensiva contra la Universidad Pública

“Lo que pasa”, es que existe una acusada tendencia a poner en la columna de negativos algunos tópicos referidos a la enseñanza Media y Superior, como coartada para atacar a la Universidad Pública y su autonomía.

De antaño es la narrativa en la que el poder político autoritario, ante la militancia universitaria en causas sociales y políticas, acusaban por igual a la autoridad que al estudiantado, de pretender crear un estado dentro del Estado.

En la era neoliberal, con especial intencionalidad desde hace tres sexenios, desde el mismo Poder Legislativo bancadas de derecha desencadenaron una ofensiva para, por la vía presupuestaria, castigar la autonomía de la UNAM.

El empiojado peine ha aparecido cuando, desde Los Pinos, se ha hecho causa común con los intereses que pujan por la privatización de la educación, para favorecer la formación gerencial de cuadros universitarios a fin de ponerlos al servicio de la empresa privada; una exigencia que condicionan sobre todo los inversionistas extranjeros.

Empezó en la Secretaría de Programación y Presupuesto

No es una novedad, la de los hostiles novedosos. Data desde que la Administración Pública, con el pretexto de disponer de cuadros de excelencia, fue tomada por asalto por egresados de los centros de estudios superiores nacionales y extranjeros, marcados con el sello tecnocrático-neoliberal.

Los egresados de la UNAM y del Instituto Politécnico Nacional, por su formación doctrinaria no servían a esos aviesos fines. Tenemos algunas consecuencias, de suyo atroces.

Pongamos marca a la casa neoliberal: Para el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, ya estaban enquistados en el sector público, en puestos decisorios, más de un centenar de egresados de planteles privados; con especial preferencia por los del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Las “joyas” del ITAM

Empecemos por el ITAM: Desde 2000, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), empezando por Francisco Gil Díaz hasta el actual titular, José Antonio Meade, egresados de ese plantel han controlado la titularidad de la dependencia responsable de las finanzas públicas.

La SHCP es “cabeza de sector”, verbigracia, del Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB), en el que se vació la podrida panza del Fondo Bancario para la Protección del Ahorro (Fobaproa).

Durante la gestión  de Gil Díaz, en 2004 se canjearon los pagarés privados en depósito del Fobaproa. Se convirtieron, por decreto de la Cámara de Diputados, en deuda pública.

El IPAB ha desembolsado, sólo por concepto de pago de intereses, más de 396 mil millones de pesos a 2015. Para decirlo pronto, a un corte de 2016, el IPAB tenía un débito de 878 mil millones de pesos, redimible con cargo a los contribuyentes cautivos.

El IPAB, repetimos, tiene como cabeza de sector a Hacienda, por donde pasó también otro egresado del ITAM, Luis Videgaray Caso, hoy aprendiz de diplomático.

Lozoya, un ejemplar petrolero

Un dato “de palpitante actualidad”, son los enredos del ex director general de la empresa productiva del Estado, Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, recientemente exonerado de juicio político. Es egresado del ITAM.

Exploremos otra vertiente, la del ITESM: De este instituto egresaron cuadros que hicieron su escoleta en la desaparecida Secretaría de Programación y Presupuesto.

ITESM: Pura carne de presidio

Al grano: Productos del ITSEM, son los ex gobernadores de Tamaulipas Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores, los tres priistas expuestos en causas judiciales de cortes estadunidenses por vínculos con el narco y, por supuesto, a escándalos mediáticos.

El ex de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, también tuvo como alma mater el ITESM. Si alguien tiene noticias de él, se las agradecerá la Procuraduría General de la República. Hasta ahí, la referencia regia.

Otro que aparece como carne de presidio, es priista el veracruzano Javier Duarte de Ochoa; éste, egresado de la privada Universidad Panamericana.

¿Qué se dice del priista chihuahuense César Duarte Jáquez? Que responda por él la Universidad del Valle de México.

Por el panista Guillermo Padrés Elías, que responda la Universidad Humanitas de México.

No, pues sí, los cuadros egresados de los centros de estudios superiores privados son, de veras, de excelencia. Es cuanto.


Artículos relacionados

¿De qué populismo estamos hablando?

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George Si el tema obligado de esta mañana son los resultados de las elecciones en

Equidad de género: ¡Viva la corrupción!

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   Ocupados en un seguimiento hemerográfico desde el primer lustro de los

Los caminos de la vida, no son como yo esperaba

El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra Apenas dio el primer paso en la Oscura caverna del porfirismo, y

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*