Los michoacanos son muy “perceptivos”

Los michoacanos son muy “perceptivos”

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

El pasado fin de semana navideño, los habitantes de Jiquilpan, Michoacán -cuna del general Lázaro Cárdenas-, creyeron ver en las calles de la cabecera municipal siete cabezas humanas separadas de sus cuerpos.

La moda de los decapitados en Michoacán empezó a observarse desde 2006. Para septiembre ya eran 13. El caso más espeluznante tuvo como escenario un centro nocturno, en donde se arrojaron cinco cabezas. Una nota manuscrita informó que se trataba de “justicia divina”.

Ya en febrero de 2016, después de la visita del Papa Francisco a Michoacán, en Apatzingán se halló una cabeza con un mensaje que sugirió represalia por la ejecución dos meses antes de uno de fundadores de La Familia, Carlos El tísico Rosales y tres de sus compinches.  

Días antes del macabro espectáculo en Jiquilpan, los pobladores de Zuracuaretiro, Michoacán, creyeron enterarse que el director de seguridad pública municipal, Isidro Mendoza, fue ejecutado a balazos.

Se ha perdido la cuenta de cuántos funcionarios policiales han sido asesinados en el estado en los últimos años.

De acuerdo con reportes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, sólo en noviembre pasado en Michoacán se cometieron 112 homicidios dolosos.

Hasta la tercera semana de diciembre, el cómputo mensual registraba en Michoacán 70 muertes violentas.

Silvano Aureoles: Son alucinaciones

Para el gobernador de Michoacán, el amarillo Silvano Aureoles Conejo, el somero recuento anterior es sólo un asunto de percepción.

Los michoacanos perciben que su mandatario no se transporta por tierra a sitios del estado para cumplir su agenda oficial. Lo hace indistintamente en al menos cuatro helicópteros que el gobierno del estado contrata a corporativos privados con cargo a los contribuyentes.

Los michoacanos sospechan que Aureoles Conejo tiene miedo de exponerse a la galopante inseguridad, como están expuestos el resto de los michoacanos mortales.

Los michoacanos han percibido que alguno de aquellos helicópteros ha sido puesto al servicio de la artista Belinda, quien se pone remolona ante la oferta de  actuar como “imagen del estado”.

Los michoacanos perciben que esa propuesta de Aureoles Conejo a Belinda no es cuestión de mera frivolidad o sesgadas pasiones, sino parte de la estrategia del perredista para posicionarse como aspirante a la candidatura presidencial en 2018, en encarnizada competencia con su homólogo de Morelos, el tabasqueño Graco Ramírez Garrido Abreu.

Si todo lo relatado no consta en la realidad, entonces los michoacanos padecen de alucinaciones. Es cuanto.     

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Unidad nacional a cargo de los impostores

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   Como si ya se hubieran disuelto las irritadas reacciones públicas contra los

Bajo el Síndrome de Herodes

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra       Hay mucho de crueldad herodiana en la actitud de algunos

Barbarie: Somos lo que nos han hecho

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George   Desde la década de los ochenta, en una de sus obras de  consulta

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*