Espacios del Club de Periodistas

Los símbolos transparentes

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

Un fantasma recorre Bucareli. El fantasma de 2018. ¿O será el del 68? Grave cuestión.

Una alegoría musical: Ayer en la Alameda Central de la Ciudad de México, una concentración de manifestantes era amenizada con la lejana balada: Aprendimos a quererte/ desde la histórica altura/ donde el Sol de tu bravura/ le puso cerco a la muerte…

Ese es un himno dedicado a El Che Guevara, convertido en icono de los movimientos estudiantiles de 1968 y 1971.

Los activistas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) fueron expulsados de la Ciudad de México el pasado sábado. Ayer regresaron. Se les impidió plantarse en la calle de Bucareli, precisamente frente a la vieja casona de Covián, sede de la Secretaría de Gobernación.

Encapsulados por fuerzas del orden, sin embargo los indómitos maestros instalaron su campamento en La Ciudadela. A la orilla de esa plaza, funciona la Voca 5 del Instituto Politécnico Nacional.

En 1968 Voca 5-La Ciudadela, fueron el epicentro del terremoto que el 2 de octubre cimbró a México. El 26 de julio de aquel año, aniversario de la Revolución Cubana, en ese perímetro se incubó el movimiento que algunos catalogaron como parteaguas de la Historia del país.

La Voca 5 estuvo agitada desde los primeros días de mayo con vistas al Congreso Politécnico Nacional y por la reacción de la comunidad del Poli contra el control asumido por el secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer, de la administración de esa institución.

10 de Junio tampoco se olvida

Algo flota sobre el aire. Ahí viene el 10 de junio. En 1971 se asestó el halconazo en el Casco de Santo Tomás contra las movilizaciones estudiantiles del IPN, una de cuyas consecuencias fue la defenestración del regente de la Ciudad, Alfonso Martínez Domínguez.

En estas horas, se desplazan por la sede de los poderes federales los padres de Los 43 de Ayotzinapa y organizaciones civiles solidarias, a las que se han incorporado contingentes de la CNTE.

No ha paz en las calles ni tranquilidad en las conciencias.


Artículos relacionados

Contra la corrupción, no hay borracho que coma lumbre

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George ¿Cuándo se vio que un condenado a la decapitación afilara la guillotina con la

2018: Con esos bueyes hay que arar

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   Lo que irrita en el llano, de los depositarios de los

Ejército mexicano, el pueblo en armas

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George   La palabra, dejó dicho don José Ortega y Gasset, es un sacramento de

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*