¿Tendremos golpe de Estado?

¿Tendremos golpe de Estado?

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

Hasta la década de los setenta del siglo XX, la Sociología Política los tipificó como grupos de presión.

Una década después, los periodistas ilustrados prefirieron la codificación de grupos de poder real.

Al arrancar el siglo XXI, el de la alternancia partidista en Los Pinos, Vicente Fox, en decreto no escrito abrió la Caja de Pandora: Mi gobierno, dijo, será de empresarios, por empresarios y para empresarios.

En 1976, centenar y medio de hombres de negocios de 18 estados de la Repúblicas se dio cita en un hotel de los suburbios de Monterrey en la abortada Conspiración de Chipinque, para convocar al derrocamiento de Luis Echeverría.

Hacia 1979, contra la política de José López Portillo, los hombres de negocios, principalmente de Puebla y Monterrey, desencadenaron una serie de paros empresariales.

En diciembre de 1975, cuando López Portillo andaba en campaña, precisamente en Puebla los hombres de negocios le pidieron protecciones “jurídicas” especiales. El candidato presidencial del PRI les dijo que no, que no se podía gobernar para gremios. Que esto era corporativismo, antesala del fascismo.

En 1983, los hombres de negocios, de la mano del embajador de Ronald Reagan en México, John Gavin, representados por Manuel de Jesús Clouthier del Rincón, quien ocupó sucesivamente las presidencias de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Copermex) y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), denunció en los Estados Unidos la elección presidencial de la que, en 1982, surgió Miguel de la Madrid.

Clouthier aseguró en Utah que la elección de 1982 “le fue robada al PAN” y pedía la intervención extranjera para evitar que México cayera en manos de los extremistas de izquierda y aun los anarquistas.

“Golpe de Estado” para dar golpes de bolsa

Carlos Salinas de Gortari pretendió darle legitimidad a su controvertida presidencia, supliendo el corporativismo sindical por el corporativismo empresarial.

Ernesto Zedillo Ponce de León les dio a los hombres de negocios no sólo el Fondo Bancario de Protección al Ahorro, sino el Fobaproa de los ricos. Los rescates de los particulares que se quedaron con los entes públicos privatizados, fueron la constante de su sexenio.

Fox, como se apuntó antes, declaró la República de los empresarios.

En 2006, los hombres de negocios se entrometieron en las campañas presidenciales para favorecer la candidatura panista de Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa.

Entre otras concesiones, el michoacano promovió la primera Reforma Energética que como jefe nacional del PAN le había saboteado a Zedillo.

Con Enrique Peña Nieto, los hombres de negocios se confesaron encantados con las megarreformas “transformadoras”.

Los hombres de negocios, que nunca se han ido, “están de regreso”. Hace unas semanas, se plantaron al pie de la emblemática columna del Ángel de la Independencia para blindarse contra las leyes del Sistema Nacional Anticorrupción.

Están de regreso los hombres de negocios: Ayer, el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos Walther informó que los empresarios interpusieron un recurso de amparo contra Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong y otras autoridades por su inacción frente a la CNTE y reclamaron exenciones fiscales para compensar las pérdidas sufridas por las movilizaciones magisteriales.

Al alimón, el presidente de la Concanaco, Enrique Solana, confirmó el recurso citado, denunciado la omisión del Estado mexicano frente a la situación de ingobernabilidad que vive el país.

Las acciones político-subversivas de las corporaciones de hombres de negocios se producen, ca-sual-men-te, cuando después del 5 de junio pasado, el jefe nacional del PAN, Ricardo Anaya, proclamó que su partido está de regreso a Los Pinos en 2018.

Los maestros disidentes no tienen  capacidad político-financiera para ejecutar un golpe de Estado; los hombres de negocios sí, aunque eventualmente se sienten satisfechos dando golpes de bolsa. Está científicamente comprobado. Es cuanto.

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

La mano peluda del mercado

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra La mano invisible del mercado, se ve muy peluda y rapaz en el

El pan de cada día, impórtanoslo, señor

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra Ya es de suyo grave que ciertos políticos -cada vez más- se obstinen

La costa dorada de la burocracia sigue en el paraíso

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra Antaño, la mejor receta del éxito de todo mexicano consistía, para los cínicos,

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*