Todos iguales, pero unos más iguales que otros

Todos iguales, pero unos más iguales que otros

EL LECHO DE PROCUSTO Por: ABRAHAM GARCÍA IBARRA

Salvo por el hecho de que doce gobernadores afinan su Año de Hidalgo, con el que culminan el saqueo de las tesorerías de sus estados en 2016, poco se supo de la conmemoración del 263 aniversario del natalicio del Padre de la Patria, don Miguel Hidalgo y Costilla. Al menos, no en los medios electrónicos metropolitanos.

Si acaso, en el panista estado de Guanajuato, por obvias razones, hubo una ceremonia cívica.

Desde el 22 de diciembre de 2015, aniversario de la ejecución del generalísimo Morelos, en lo sucesivo hemos visto a Enrique Peña Nieto cubriendo el santoral republicano rodeado de uniformes para rendir luto al sacrificio de las actuales Fuerzas Armadas y anunciando promociones y mejoras en sus haberes.

En las últimas semanas, algunos actos de la agenda presidencial se han realizado con el formato de palenquillos, en cuyo centro perora el mandatario.

La Marcha por la Dignidad

En el Día del Niño, Peña Nieto quiso reunirse con los chiquillos de un municipio del Estado de México. No se vieron uniformes militares, pero entre la parvada, a espaldas del orador, era visible la presencia de dos gigantescos y atemorizantes hombres de civil, que ya los quisieran en la Arena México para una función de gala.

El pasado 10 de mayo, al pie de la Columna de la Independencia en la Ciudad de México, y en algunas capitales de los estados, se congregaron miles de madres, clamando por alguna pista sobre sus hijos desaparecidos.

Marcha por la dignidad, se le denominó a esa movilización. Ningún representante del gobierno se presentó a escuchar la denuncia sobre la tragedia que se condensó en el concepto de “crisis humana”. Una atribulada madre dijo que, a como van las cosas, para finales de sexenio podrían sumar 50 mil los desaparecidos.

En cambio, en su elemento natural, a Enrique Peña Nieto se le retrató en la sede del Centro de Mando de la Policía Federal. Sonriente y apapachador, el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas les anunció a 15 mil 300 mujeres policías, que las madres en activo contarán con un Seguro de Vida para jefes de Familia.

Como dicen que se dice en Inglaterra: Todos somos iguales, pero hay unos más iguales que otros.

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Moral: Árbol que da moras

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   En los registros de la picaresca mexicana ubicamos el testimonio de






Entre narcopolíticos y políticos narco

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   El último director general del Banco de México (Banxico), y primer






¡Cuidado! con escupir p’arriba

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   Vieja es la anécdota aquélla en la que el partido en






Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*