Espacios del Club de Periodistas

Una vez como tragedia; la otra como farsa

Una vez como tragedia; la otra como farsa

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

 

De todo tiene la diplomacia, menos de azar. En eso de los oficios diplomáticos, encaja una flemática convicción británica: El que paga la gaita, marca el compás.

En la narrativa de hoy, tenemos a manera de referencia, algunas entidades parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), conocida en el México soberano de hace medio siglo como el Departamento de Colonias de Washington.

Abordamos el tema ahora que se ha confirmado que México será sede, del 19 al 21 de junio próximo, de la 47 Asamblea General de la OEA.

Digamos que en la orden del día de la OEA -cuyo Consejo Permanente lo preside la representación de Belice- están “la situación de Venezuela” y, a cargo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), tres mocione sobre Brasil.

El actual secretario general de la OEA es el ex canciller de Uruguay, Luis Leonardo Almagro.

Cuba se ha reintegrado al directorio de la OEA. Recientemente, Venezuela anunció su retiro de la organización. Vamos así trazando los cuadrantes.

 Lodos de aquellos polvos

Sobre Cuba es el primer apartado de esta entrega. Al triunfo de la Revolución Cubana, Washington la puso en la mira del misil. En 1960, el mexiquense presidente de la República Adolfo López Mateos declaró su solidaridad con el nuevo gobierno de la Isla.

Aquel año, López Mateos recibió aquí al presidente cubano Osvaldo Dorticós. En 1961, la diplomacia mexicana condenó la Invasión de Bahía de Cochinos.

Previamente, entre el 16 y 20 de agosto de 1960, la OEA fue convocada a Asamblea General en San José Costa Rica. El tema central de la agenda tuvo como protagonista al dictador de la República Dominicana, Leónidas Trujillo.

Trujillo fue acusado de participar en una conspiración para asesinar al presidente de Venezuela, Rómulo Betancourt. La OEA determinó finalmente sanciones contra República Dominicana que consistieron en el bloqueo económico, particularmente del mercado azucarero.

Viejo lobo de mar, el mexiquense don Isidro Fabela, entonces asesor en materia diplomática de López Mateos, hizo una aguda advertencia: El caso dominicano es una coartada del Departamento de Estado para lanzarse sobre Cuba.

Don Isidro Fabela no se equivocó: En 1962, la Asamblea General de la OEA fue llevada a Punta del Este, Uruguay. Ahí se decretó la expulsión de Cuba y el inicio del bloqueo económico que se extendió a lo largo de más de 50 años, hasta que Fidel Castro abandonó nominalmente el poder. México votó en contra de esa medida.

Repetimos: En estos días, la secretaría general de la OEA tiene como titular al uruguayo Almagro. Desde el inicio de su gestión ha asumido una actitud hostil hacia el gobierno bolivariano de Venezuela.

¿México lidera la ofensiva contra Venezuela?

Es hasta después de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, cuando la OEA -que tiene en remojo “la situación de Venezuela”-, decidió la sede en México de la 47 Asamblea General. El canciller Luis Videgaray recibió con beneplácito ese acuerdo.

Vistos los antecedentes expuestos en párrafos anteriores, ¿pretende Washington que México se preste a sacar las castañas del fuego con la mano del gato?

Es verosímil: En el marco del anuncio de la asamblea OEA, analistas estadunidenses de Política Internacional han anticipado que ya está formado un grupo de cancilleres latinoamericanos para darle la puntilla al gobierno de Venezuela. Las mismas fuentes atribuyen a México el liderazgo de dicho grupo.

La cuestión a saber, es si México está en aptitud política y moral para sembrar (cizaña) en huertos ajenos. Las señales las ha venido lanzando el propio gobierno mexicano al dar acogida y foro aquí a militantes de la oposición venezolana, acusados por el régimen bolivariano de intenciones golpistas.

Si así fuera, como así parece ser, reconoceríamos la certeza de la convicción británica: El que paga la gaita, marca el compás. Y agregaríamos: La historia se produce una vez como tragedia y se reproduce como farsa. Es cuanto.


Artículos relacionados

El espejo negro de Tezcatlipoca

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George   Cuando los optimistas anunciadores  de la transformadora Reforma Energética deliberaban, ¿cómo quién queremos






Para Presidente no se estudia

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   Descartada la misión de servicio que la doctrina política dictaba a






Felipe, el de Las manos limpias

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra Las “rondas”, decía Agustín Lara, no son buenas… causan penas. De algunos,






Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com