Espacios del Club de Periodistas

Socavón: corrupción y muerte exprés

Jorge Santa CruzPor: Jorge Santa Cruz (*)

Indigna comprobar, una vez más, cómo la corrupción cobra vidas humanas. Lo ocurrido en el Paso Exprés de Cuernavaca no tiene justificación. 

Fue una obra mal hecha, pero carísima. Según la Presidencia de la República, costó 2 mil 200 millones de pesos. Estuvo a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que dirige (?) Gerardo Ruiz Esparza.

El presidente Enrique Peña Nieto la inauguró el 5 de abril pasado. En esa ocasión “Explicó que estas obras permiten ahora contar con una vía moderna, de 14 kilómetros, que pasó de cuatro a diez carriles, y que permitirá reducir el tiempo de traslado entre la Zona Metropolitana del Valle de México y el puerto de Acapulco.”

Esa “vía moderna” se convirtió en una tumba provisional para dos mexicanos.

La corrupción exprés -esa que se distingue por el frenético y enfermizo deseo de ganar dinero fácil y rápido- mató a un señor de 56 años y su hijo, de 33.

La corrupción exprés se delata con este tipo de obras mal hechas pero, también, por las rápidas justificaciones.

Los cuerpos de las víctimas no habían sido rescatados cuando la SCT difundía en su página de internet que “De acuerdo con el análisis previo, la afectación al tramo carretero, que obligó al cierre del cuerpo A (sentido Cuernavaca-México) del libramiento de Cuernavaca, fue ocasionada por la erosión de una alcantarilla afectada por el exceso de basura, acumulación extraordinaria de agua provocada por las intensas lluvias y la deforestación del área derivada del crecimiento de la zona urbana. La alcantarilla y drenaje cruzan a más de 15 metros de profundidad por debajo de la autopista y no forma parte de los trabajos realizados para la construcción del Paso Express de Cuernavaca.”

Este rápido afán de lavarse las manos es suficiente para despertar sospechas razonables.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes ordenó al director general de Carreteras, ingeniero Clemente Poon Hung, realizar los dictámenes técnicos para determinar las causas que propiciaron el socavón y realizar las acciones para reparar las afectaciones a la vía; aunque de antemano, ya le hecho la culpa a la alcantarilla y a la gente que la llenó de basura y taló árboles.

Además, Ruiz Esparza solicitó al Colegio de Ingenieros Civiles de Morelos un dictamen técnico acerca de las causas del socavón.

Nosotros nos limitamos a exigir peritajes independientes. También, que se castigue a todos los responsables. A todos, sin excepción.

Hablan ya de indemnizar a los deudos y de reparar el daño. Nada hay, por muy abultado que sea un cheque, que pueda devolver la vida a dos víctimas inocentes. Nada.

(*) jlsc.ua@gmail.com

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista



Artículos relacionados

La gran acción ciudadana

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   Con esas cuatro conmovedoras palabras, entre 1981 y 1982, víspera de

Para eso existen las calendas griegas

Voces del Director Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum George No sabemos si sea adecuado describirlo como un Nocturnal

Paralelismo de la Revolución Científica y la Revolución Social

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra Abramos fuego con una paráfrasis: Lo que el spot no te da,

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*