Espacios del Club de Periodistas

680 mil millones de pesos operados bajo cuerdas

Foto amplificada de don Abraham García IbarraEl lecho de Procusto

Por Abraham García Ibarra

Lo primero que hay que recordar del grupo dominante, es que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), es el partido en el gobierno y del gobierno.

Lo segundo es que, el régimen de fondos y fideicomisos tiene como dispensador y regulador al Estado, cuyo jefe es militante del PRI.

Lo tercero es que, entre otras dependencias del gobierno, la Secretaría de Hacienda tiene injerencia en la institución, operación y vigilancia de esos fondos y fideicomisos.

Si un dato indica que esos entes manejan recursos por unos 680 mil millones de pesos, ¿qué explicación tiene que esos dineros, en tiempos transparencia, se escondan casi de facto en la vieja figura del secreto bancario o fiduciario?

Piedra de escándalo en tiempos de Fox

En el sexenio de Vicente Fox y de Santiago Creel Miranda como secretario de Gobernación, se convirtió en piedra de escándalo el manoseo, en tesitura de fraude, de los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), inscrito en la estructura de esa secretaría.

Creel Miranda renunció a la Segob para buscar la candidatura presencial del PAN. Lo relevó en el encargo Carlos María Abascal y Carranza. Aquel expediente se perdió en la noche de los tiempos de la impunidad.

La denominación del Fonden aparece ahora de nuevo en los afanes purificadores del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

El INAI ha encontrado, en la revisión de la Plataforma Nacional de Transparencia, que el Fonden no es muy devoto de la rendición de cuentas.

La corrupción, “fenómeno cultural”

Pero no sólo el Fonden. También el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo y algunos que tienen como cabeza de sector la Secretaría de Turismo, a cargo de Enrique de la Madrid, hijo, nada más, pero nada menos, de Miguel de la Madrid, aquel patriota postulante de renovación moral de la sociedad.

Entre otras, esas denominaciones aparecen en una relación de al menos 70 fideicomisos que, de acuerdo con el INAI, son opacos.

Pero a qué hablar de cosas tan prosaicas. La corrupción, dijo el oráculo, es un fenómeno cultural. Sigamos cultivándonos. Es cuanto.



Artículos relacionados

Córdova y Murayama: o cabrestean o se ahorcan

Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum Va de ejercicio memorioso. En diciembre de 1970, el presidente Luis Echeverría llamó

Lorenzo Córdova Vianello

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   ¡Qué cosas buenas! hay que contar de las jornadas electorales del

Soberanía en ganga en Septiembre patrio

Voces del Director Por Mouris Salloum George (*) Todo sea por rendir culto al Destino manifiesto. Lo que ocurra en

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*