Espacios del Club de Periodistas

Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Solía decir el iluminante filósofo español don José Ortega y Gasset, que se encontraba en su elemento cuando exponía su pensamiento ante público joven, porque era imposible tratar de sacar de sus esquemas mentales a las almas viejas.

Esa juiciosa convicción del universal Maestro de maestros, humanista hasta su más profunda fibra,  la recordamos ayer en que el procurador General de la República, Raúl Cervantes Andrade, convocó a los abogados mexicanos… a pensar diferente.

Peña Nieto: Nuevo marco jurídico, un paradigma

No faltaba más en este México eternamente celebrante de algo: Ayer fue el Día Nacional del Abogado.

El abogado Enrique Peña Nieto quiso celebrarlo en el patio central de Palacio Nacional. Ahí le dijo a su selecta audiencia que el nuevo marco jurídico es un paradigma en México.

Se refería el Presidente a los alcances de las reformas de la Justicia Penal y lo que se espera del nuevo sistema penal acusatorio, aún en aciago ensayo a pesar de que su institucionalización data ¡de 2008!

Una memoria se hizo presente en ese rumboso evento: La del constitucionalista Varón de Cuatro Ciénegas, don Venustiano Carranza, a quien le correspondió promulgar hace un siglo la Constitución de Querétaro, de la que quedan ya escasas huellas, sobre todo aquellas que dieron a esa Carta el rango de Primera Constitución Social en el mundo.

Un descendiente del triunfador civil de la Revolución mexicana, Venustiano Carranza Peniche, puso en las manos de Peña Nieto un busto del prócer asesinado por sus adversarios militares en 1920.

Los títulos de los oradores de ayer

El signo de esa solemne ceremonia fue peculiar. Oradores sobre el tema del Derecho fueron, por supuesto, Peña Nieto y, en su turno, Raúl Cervantes Andrade; ambos son egresados de la Universidad Panamericana, plantel privado patrocinado por el Opus Dei (Obra “de Dios).

La representación del Poder Judicial de la Federación estuvo a cargo de la ministra Margarita Luna Ramos. Ella hizo una especialidad en Arbitraje Comercial Internacional en la privada Escuela Libre de Derecho, de la que es egresado también el abogado Felipe Calderón Hinojosa, a quien no se le nombró en el acto.

La togada Luna Ramos fue propuesta en 2004 como candidata a ministra por Vicente Fox Quesada, destripado en la privada Universidad Iberoamericana. Se atoró en la primera votación en el Senado; destrabó su nombramiento el coordinador de la bancada del PAN en la Cámara Alta, el abogado senador Diego Fernández de Cevallos.

Ellos fueron los oradores en el Día del Abogado. Pero también estuvo en Palacio el abogado presidenciable Miguel Ángel Mancera Salazar, en su doble carácter de jefe de Gobierno de la CDMX y presidente en funciones de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

La iglesia en manos de Lutero

Ese es el punto: El paradigma del nuevo marco jurídico mexicano, al que se refirió el Presidente, para hacerlo universal, tiene que pasar por el despacho de los gobernadores y sus respectivos procuradores de justicia, con escala en las legislaturas estatales.

Sólo para ilustrar el punto, es del dominio público que, bajo control de los gobernadores, están las presidencias de las comisiones estatales de Derechos Humanos y de los órganos vigilantes de la transparencia y la rendición de cuentas. Con eso está dicho todo.

A mayor abundamiento, recientes monitoreos indican que buena parte de los estados quedan a deber en la institución correspondiente y aplicación de la Ley General de Víctimas y del Sistema Nacional Anticorrupción.

Por lo que tenemos ahora mismo como piedra de escándalo en materia de ética de los gobernadores de los estados, falta optimismo para adivinar la suerte que correrá el paradigma de la nueva Justicia Penal.

Ha corrido mucha sangre bajo los puentes

Desde junio de 2011, en que promulgó la reforma al artículo primero de la Constitución, se incorporó el principio pro persona para dar opciones a la defensa de los justiciables.

A la ministra Luna Ramos debe constarle que, desde entonces, se viene hablando en la Corte del imperativo de impulsar una nueva cultura judicial para poner a los impartidores de justicia en la frecuencia del nuevo artículo primero constitucional y sus leyes secundarias.

2008-2011 y todavía se sigue hablando del nuevo y paradigmático marco jurídico mexicano. ¿Cómo convencerá el doctor Raúl Cervantes Andrade a los abogados de pensar diferente? Ya lo dijo Albert Einstein: Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.  



Artículos relacionados

Misterios de la selva en llamas

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Suele decirse de aquellos miopes que, por mirar el árbol, no alcanzan a ver el bosque. En democracia a la mexicana,

El espejismo del Becerro de oro

El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra La pintura de un primer escenario para abordar el tema, nos retrata

Los expertos le llaman publicidad subliminal

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George   De acuerdo con la normatividad electoral vigente, en dos momentos de campaña deben

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*