Espacios del Club de Periodistas

Por fin: Un respiro a la clase trabajadora

Desde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George (*)

¡Vaya! pues si que podemos empezar a tomar en serio aquello de que hay cosas buenas que contar, y debemos “seguirlas contando”.

Siempre aparecen signos de suspicacia cuando el secretario de Hacienda, José Antonio Meade blasona que la economía mexicana navega como balsa sobre aceite.

De otro lado, también cae en el escepticismo popular la repetida promesa de que hay que hacer sentir en el bolsillo de las familias el producto de la buena economía, para que las rentas no se queden en los etéreos territorios macro.

El pasado jueves, el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida le hizo un abono al aguinaldo de la clase trabajadora; fertilizó el entusiasmo de obreros y empleados.

Proclamó el funcionario que un incremento al salario mínimo será perfectamente soportado por la economía. “Una de cal por las que van de arena.

La operación será de la siguiente manera: Primero se llevará a cabo un incremento al mínimo “en pesos” (absolutos); ya no en porcentajes. Luego, los “factores de la producción” negociarán los salarios contractuales.

Fue tal la levantada de ánimo que provocó Navarrete, que el dirigente de la CTM y director sectorial de los trabajadores en el Infonavit, Abelardo Carrillo Zavala emplazó: Para qué esperar hasta enero de 2018. Poner el compromiso a caballo y adelantar ahora mismo el aumento.

Basilio González Núñez se quedó sin coartadas

Si el incremento “es perfectamente soportable por la economía”, el presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), Basilio González Núñez se quedó sin las coartadas empleadas desde hace 27 años para seguir negando un salario mínimo remunerador.

Desde 1964 (esto es, desde hace 53 años) González Núñez cobra en la nómina pública, de suerte que nunca ha sentido el frío del machete que padecen los trabajadores desde el mismo momento que entran como aprendices a sus centros de ocupación.

No le ha de ir económicamente tan mal al presidente de la Conasami, pues con tantos años al servicio del Estado, ni en sueños piensa la jubilación, que lo dejaría expuesto a subsistir con las irrisorias pensiones que los institutos de Seguridad Social pagan al personal que pasa a retiro.

Trabajo “tira línea”. La CTM aboga hasta por el adelanto del incremento; la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) tiene voluntad de que el aumento sea hasta de más de 15 pesos diarios, el gobierno de la Ciudad de México va por más.

Lo dicho: Si en diciembre la Comisión de don Basilio no toma el atajo, hay desde ya una cosa buena que contar. ¡Felices Navidades! clase trabajadora: No sufrirás la cuesta de enero.


Artículos relacionados

Felipe, el de Las manos limpias

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra Las “rondas”, decía Agustín Lara, no son buenas… causan penas. De algunos,

De cómo se llega al Estado fallido

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Por la naturaleza y gravedad  de nuestro tema de hoy, lo iniciamos con dos principios tutelares que obligan al Estado

Cascabeles al gato

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   Pongámosle doble piso al asunto del espionaje en México, ahora reciclado

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*