Espacios del Club de Periodistas

Llegará el día en que no hablemos a las piedras

El lecho de Procusto

Por Abraham García Ibarra

Llegará, ¿de veras? No es fácil plantearse esa pregunta, mucho menos intentar responderla a unas horas de que se “festeje” El día de los muertos; muchos, muchos muertos.

Llega el mes once del año y, con cierta e incurable vocación de nostalgia, recorremos el calendario para ver si todavía existe el 20 de noviembre, en que algunos trasnochados recordamos que un día hubo la Revolución del Sufragio Efectivo, no reelección.

Paz con Justicia, Unidad y Desarrollo

Lo que encontramos entre nuestras notas de trabajo, es una imagen en el mero Palacio Nacional: Está el gabinete presidencial en pleno, gobernadores, y legisladores federales de todos los partidos, y los representantes de la sociedad civil que aceptaron la invitación.

Preside el acto un spot espectacular que dice así: Por un México en Paz con Justicia Unidad y Desarrollo. Sin signos de puntuación.

Por supuesto, el orador central fue Enrique Peña Nieto, quien, en formato de decálogo, habla de diez ejes para hacer verdad tanta belleza.

Estamos seguros de que la vigilia no está entre nuestras disipaciones. De ahí que nos sorprenda y nos desconcierte una categórica afirmación del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, hecha hace unos días en la tribuna de San Lázaro: el sexenio del presidente Peña Nieto, es la etapa de mayor gobernabilidad de los últimos 15 años…

Habló así el coordinador del gabinete de Seguridad Nacional. Si él lo dice, hay algo que sabe el hidalguense que el resto de los mexicanos ignoramos.

Justicia, ¿quién la procura?

No nos meteremos a la revisión de graficas, aunque sean las del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) que regularmente nos ofrece el retrato de la realidad de México, o del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Para cuestionar esos reportes, están  las organizaciones no gubernamentales, nunca convencidas del discurso de los estadígrafos oficiales.

Lo que rescatamos de aquella ceremonia del 27 de noviembre de 2014 en Palacio Nacional, es el concepto de Justicia, para vincularlo al imperativo de procuración de

Aunque observamos en la imagen comentada la presencia de gobernadores, nos parece francamente ocioso hablar del tema de justicia, cuando en un tercio de los estados los ex mandatarios están bajo la mira de la ley y otros andan con docenas de amparos en la bolsa.

Reducimos el cuadrante al ámbito federal: La Procuraduría General de la República, para efectos de ley, está en manos de un prepotente encargado del despacho. Una fiscalía especializada en delitos electorales, en horas en que se preparan las elecciones generales de 2018, no tiene titular.

Para el tema de “palpitante actualidad”, es hora, desde 2012, de que no hay Fiscal Anticorrupción federal, con independencia de si será autónomo o no.

Vuelta a la tuerca: La politización de la justicia

En la última década se ha observado, según la ciencia de los especialistas, un proceso de judicialización de la política. En los últimos meses se ve la restauración del proceso a la inversa: La politización de la justicia.

Cangrejos al compás/ marchemos hacia atrás/ tras, tras, tras, versificaban los liberales decimonónicos. Se ha retrocedido en México al periodo anterior de la oscura caverna del porfirismo. Será por eso que, en Día de muertos, veremos pasearse por las alamedas mexicanas el sonriente espectro de  Huichilobos. Es cuanto.


Artículos relacionados

2017, año de la derrota del Estado Islámico en Siria

Lupa Digital Por Diego Pappalardo (*)   El presidente sirio, Bashar al Assad, y el mandatario ruso, Vladimir Putin, anunciaron

Terremotos: Que no nos den más de lo mismo

El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra “Si los caminos de Dios son inescrutables”, ¿cómo entender que la Naturaleza

Transamos y no avanzamos

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George   Bajo ese rubro, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) identifica y denuncia

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*