Espacios del Club de Periodistas

“Los daños colaterales” del afán de protagonismo

El lecho de Procusto

Por Abraham García Ibarra

Los hombres sabios suelen prevenir con la advertencia de que hay que aprender en cabeza ajena. La literatura bíblica recomienda no hacer al prójimo lo que no desees que te hagan a ti.

En la posmodernidad pragmática no hay quien quiera consejo de los sabios y menos perder el tiempo en la lectura de los Evangelios. Se pagan los costos.

Un dato estimado calcula que, desde que España se convirtió en miembro de número de la Organización del Tratado del Atlántico (OTAN/ 1982), el gobierno peninsular habría gastado a 2015 unos tres mil 200 millones de euros en cuotas a la central guerrera tripulada por los Estados Unidos y la financiación directa de sus expediciones militares sobre todo al Medio Oriente.

Ayer, Barcelona sufrió un atentado terrorista que, de entrada, cobró la vida de 14 personas; 134 más resultaron heridas. La primera versión del atentado lo atribuye al Estado islámico, casualmente cuando el gobierno español está por hacer efectiva la respuesta  al emplazamiento de enviar misiones a Kabul, Afganistán.

Barcelona cruza actualmente por la crisis política a causa de  sus tentativas autonómicas que la tienen enfrentada a Madrid. Se ha convocado para el 1 de octubre próximo para que los catalanes contesten si optan por su pertenencia al Estado español o votan por su separación.

Los terribles sucesos en Las ramblas porteñas han retrotraído la memoria a 2004, cuando, en periodo electoral, se produjo el M11 aquel marzo en que los trenes fueron colapsados por explosiones en las cercanías de Atocha, con saldo de 192 muertos.

Las investigaciones policiales condujeron entonces a los yihadistas como perpetradores de ese crimen masivo.

¿Seguimos en los umbrales de la OTAN?

Los civiles asesinados pagan la culpa por la pretensión de protagonismo bélico de sus líderes políticos -en 2004, del Partido Popular; ayer, también. ¿Alguien cuenta las bajas provocadas por las tropas españolas en territorios del Medio Oriente?

A quienes pretenden embarcar a México en operaciones militares internacionales sonsacados por El Pentágono, no les haría mal estudiar El efecto búmeran o la teoría de que, a cada acción, corresponde una reacción.

Es cosa de tener las antenas bien activas y recordar que, en el marco de las negociaciones del Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica (en las que participa el gobierno mexicano), algunos expertos en la materia advirtieron que el siguiente paso de sus diseñadores sería integrar a la OTAN a los Estados que aún no pertenecen a ese club de dementes.

Si aquí no se puede con el narco, ¿tenemos capacidad de respuesta contra espectros que se mueven en las tinieblas, operan con gran poder de fuego y aprovechan la ventaja del factor sorpresa? Es hora de sacarle utilidad a las neuronas, dejando reposar un rato las hormonas. Es cuanto.   



Artículos relacionados

Privatización de las ganancias; socialización de las pérdidas

Voces del Director Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum George Pongamos el tema bajo la siguiente gráfica: Al terminar

El Halconazo

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   Se supo después que, desde su gestión en la regencia del

PRI: A propósito de caballos negros

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George Después del terremoto de ocho grados que cimbró al PRI en las elecciones del

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*