Espacios del Club de Periodistas

Se consumó la traición a las audiencias mexicanas

Jorge Santa Cruz. Foto para redes sociales tamaño normalLas cosas, como son

Por  Jorge Santa Cruz

Se consumó la traición de la Cámara de Diputados y el Senado de la República a las audiencias de radio y televisión de nuestro país, con la probación por parte de los senadores de la contrarreforma de telecomunicaciones.

Como lo informa Voces del Periodista Diario, en la minuta aprobada tanto por los diputados como por los senadores se establece que la derogación de la figura de suspensión precautoria de transmisiones se considera adecuada, ya que el Estado no debe tener mecanismos o herramientas que puedan suspender las transmisiones y, mucho menos, so pretexto de querer excluir contenidos. En la práctica, decimos nosotros, el Estado mexicano ha claudicado ante el poder de los concesionarios.

La minuta deroga también el párrafo III del artículo 256, el cual determinaba: “que se diferencie con claridad la información noticiosa de la opinión de quien la presenta“. Además, deja que los concesionarios determinen su propia autorregulación, que será “vigilada” por el IFT, con supervisión de la Secretaría de Gobernación. Lo anterior quiere decir que los concesionarios y su personal podrán disfrazar la opinión como información; de facto, se ha “legalizado” la manipulación.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones y la Secretaría de Gobernación podrán “vigilar” la autorregulación de los concesionarios de Radio y Televisión, pero nada más eso. Carecerán de instrumentos jurídicos para sancionarlos, en caso de que abusen de sus propios códigos de ética.

El golpe está dado y, en consecuencia, el Estado mexicano fue privado de la capacidad de defender a las audiencias. Qué grave.



Artículos relacionados

Lo que se puede esperar de la cumbre Trump-Putin

(Visualizar en PDF ) Lupa digital Por Diego Pappalardo (*) Prominentes actores de diferentes facciones de poder y muchos observadores

Bosques, Minas y Turismo: los tesoros de una pequeña parte de la Tarahumara

(Visualizar en PDF ) Ambiente y desarrollo Juan José Agustín Reyes Rodríguez (*) En la reciente visita a una pequeña

¡Quédate, Enrique! Te perdonamos

(Visualizar en PDF ) El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra Si en el cuestionario que los industriales de

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*