Voces del Periodista Diario
Ciencia y Tecnologìa

Hallan un complejo arqueológico en la Amazonía central

BRASIL, (RT), 11 de septiembre de 2019 .- Una expedición arqueológica a la comunidad Bom Jesus da Ponta da Castanha, en el Bosque Nacional de Tefé en la Amazonía, encontró indicios de que el lugar pudo haber sido habitado por mucha gente en el pasado.

El misionero español del siglo XVI, Gaspar de Carvajal, quien hizo un viaje por el río Amazonas, describió una zona llena de pueblos indígenas. A menudo, estas crónicas de la época que relatan una intensa presencia humana en la región son consideradas exageradas. Sin embargo, una reciente investigación de investigadores brasileños confirma los datos.

“No podemos decir que es un sitio arqueológico por sí mismo. Lo que estamos viendo es un complejo arqueológico de varios sitios que pueden tener historias diferentes, pero que están interconectados”, reveló Rafael Lopes, investigador asociado del Grupo de Investigación en Arqueología y Gestión del Patrimonio Cultural de la Amazonía del Instituto Mamirauá.

La expedición encontró un gran número de restos arqueológicos de al menos cinco ocupaciones humanas diferentes en el lugar. Se ha descubierto un gran número de cerámicas. La más antigua, de la tradición Pocó, puede tener hasta 3.000 años. En particular, se encontraron jarrones y cubos de entierro de diferentes épocas.

Los platos encontrados son similares a los descritos en las crónicas del sacerdote español. Para su decoración, los antiguos habitantes de estos lugares utilizaban pintura marrón, roja, negra y blanca.

Cerca del complejo arqueológico fue encontrado un bosque de castaños que aunque se extiende por kilómetros a lo largo del río, no supera los 500 metros de ancho. Este patrón antinatural de dispersión de árboles es un indicio de actividades agrícolas durante cientos de años.

Otra prueba es la presencia de suelo negro, un suelo extremadamente fértil asociado a una ocupación humana duradera en el mismo lugar.

Los científicos han recogido material orgánico para realizar la datación por radiocarbono, lo que permitirá una mayor comprensión de las fechas asociadas a las diferentes ocupaciones y su relación con el entorno.

“Lo más impresionante del sitio fue la diversidad del contexto arqueológico que mostraba. Pasamos un mes aquí trabajando y llegamos a conocer el 1%”, dijo Lopes.

VP/INTERNACIONAL/AA

Artículos relacionados

Hábitos sanos para evitar la obesidad en la población

admin

El fundador del Telegram explica por qué “WhatsApp nunca será seguro”

Redacción Voces del Periodista

Científicos mexicanos desarrollan nanofibras para purificar agua

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.