Voces del Periodista Diario
Difusión Cultural

“El Cascanueces” se dispone a cobrar vida con la magia de la Compañía Nacional de Danza

* El 14 de diciembre inicia temporada de 12 funciones en el Auditorio Nacional

* La música de Chaikovski será interpretada por la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, bajo la batuta de Srba Dinic

* Es oportunidad de acercar a niños y público joven al ballet, con una muy buena obra: Jacqueline López, regisseur de la CND

Por Eder Zárate

CIUDAD DE MÉXICO, 07 de noviembre de 2018.- Tradición familiar desde 1980 es acudir a ver El Cascanueces, interpretado por la Compañía Nacional de Danza (CND) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Niños y adultos saben que en temporada navideña es obligatorio disfrutar de este ballet clásico y tararear además la música de Piotr Ilich Chaikovski, durante las 12 funciones que se realizarán en el Auditorio Nacional.

Luego de romper récord de asistencia de más de 110 mil espectadores en la temporada 2017, nuevamente miles de personas disfrutarán de la magia de esta historia en la que participan 70 bailarines de la CND para interpretar la coreografía de Nina Novak, basada en la original de Lev Ivanov, mientras que la música de Chaikovski será interpretada por la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, bajo la batuta del maestro serbio Srba Dinic.

Familias completas acuden a disfrutar de este clásico navideño, el cual incluso llega a despertar entre los niños asistentes la vocación por la danza, por lo cual igual que el año pasado, en esta producción, los personajes de Clara y Fritz, serán interpretados por pequeños actores para que los menores del público se identifiquen con ellos.

Ambientada en la época de la Rusia zarista, una de las novedades en la edición pasada fue el huevo Fabergé, pieza de orfebrería que condensa la fastuosidad y la magia en torno a los regalos navideños.

Jacqueline López, regisseur de la CND, indicó que El Cascanueces es el clásico que toda la familia espera, incluso los bailarines, quienes, a pesar de los retos técnicos, como los pas de deux, desean interpretar algún personaje; “las bailarinas quieren ser el hada de azúcar y desplazar sus cuerpos con esa música hermosa de Chaikovski que considero un brocado y un poema”.

En 1988 se inició la tradición de presentar este cuento, basado en El Cascanueces y el Rey de los Ratones, escrito en alemán en 1816 por Ernst Theodor Amadeus Hoffmann y posteriormente adaptado al francés por Alexandre Dumas.

Recordó que en 2001 se presentaron por primera vez en el Auditorio Nacional, “lo cual es un gran retor para los bailarines, ya que la boca escena es mayor, pero también impacta a un gran número de gente.

El Palacio de Bellas Artes es nuestra casa, dijo, pero en el Auditorio Nacional accedemos a más público. Para nosotros es súper emocionante saber que 10 mil pares de ojos nos observan y vamos a ofrecer 12 funciones en esta temporada decembrina.

Además de los 70 bailarines de la CND se suman niños de segundo y tercer grado de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea y de la Academia de la Danza Mexicana del INBA. Ellos interpretarán a los niños de la fiesta de Navidad, bombones, soldados, ratones y angelitos; para ellos también es importante esta colaboración con la Compañía, porque empiezan a conocer a los bailarines profesionales, se apoyan entre las dos escuelas y un día interpretan fiesta y bombones, y luego lo hace la siguiente escuela o se mezclan”, agregó.

La regisseur destacó que por segundo año se presentará la nueva producción con la escenografía de Sergio Villegas, donde destaca una enorme silla; el vestuario de María y Tolita Figueroa y la iluminación de Laura Rode.

“Invitamos a que el público nos acompañe; quienes no nos conocen, que vengan. Es un espectáculo muy noble para quienes es su primer acercamiento al ballet. Este cuento te encanta, la música del Vals de las flores la bailan muchas quinceañeras, la Danza de los mirlitones, también es muy conocida; es la oportunidad de acercar a los niños y al público joven al ballet con una muy buena obra”.

Comentó que, al ver a niñas y niños en el escenario, muchos pequeños desean asistir también a clases de ballet; ver a los ratones en una batalla es muy interesante, por lo que los varones se animan más. Actualmente hay más figuras masculinas bailando y triunfando.

El Cascanueces se estrenó en México en el Palacio de Bellas Artes el 02 de diciembre de 1980 y a partir de 2001 se presenta en el Auditorio Nacional. Cuenta la historia de dos hermanos, Clara y Fritz. El día de Navidad el padrino de Clara, el juguetero Herr Drosselmeyer, le regala a su sobrina tres cajas, entre ellas un gran cascanueces; su hermano, celoso, lo rompe. Drosselmeyer repara el juguete y se lo entrega, sin saber que durante la noche habrá magia a su alrededor.

En 1891, el coreógrafo francés Marius Petipa propuso al compositor ruso Piotr Ilich Chaikovsi realizar un proyecto para adaptar el cuento al lenguaje del ballet. De esta manera, con libreto de Petipa, coreografía de Lev Ivanov y música de Chaikovski, se estrenó en diciembre de 1892 en el Teatro Mariinski de San Petersburgo.

Las funciones se llevarán a cabo los días 14, 15, 18, 19 y 20 de diciembre a las 20:00 horas; 16 de diciembre a las 13:00 horas; 21 y 22 de diciembre a las 17:00 y 20:30 horas; y el 23 de diciembre a las 13:00 y 17:00 horas. Los precios van de los $230 a $1200 pesos y pueden adquirirse en taquillas del recinto sin cargo extra y a través del Sistema Ticketmaster.

Artículos relacionados

En Al Son de Fiesta y Quebranto, Guillermo Velázquez y Los Leones de la Sierra de Xichú

“Noche de reyes”, obra de teatro multipremiada, se presentará en el Teatro Helénico

La ópera cómica “El teléfono” abrió nueva temporada en el Foro Bellescene

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.