Estrena con éxito “Señorita Julia” anoche en el Teatro Milán

* La vigencia de este drama trágico radica en ese enfrentamiento entre hombre y mujer.

Por Eder Zárate

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de julio de 2018.- Señorita Julia es una obra de teatro realista escrita en 1888 por August Strindberg, que trata las clases sociales, el amor, lujuria y la batalla de los sexos con un fuerte toque de determinismo. 

Nos cuenta la historia de una joven aristócrata, que decide ir a bailar a la fiesta de los sirvientes en la Noche de San Juan donde seduce a un lacayo llamado Juan. En un ambiente festivo donde han desaparecido las barreras sociales, Julia y Juan bailan, beben, se seducen y manipulan. Sus momentos íntimos les empujan a hacer planes y a soñar con una vida juntos pero un criado puede soñar ser el patrón; el patrón no puede soñar con ser un sirviente, es un privilegio que no se puede permitir.

Se trata de una obra trágica con la que el autor sueco llega a los recovecos más oscuros del alma femenina. Presenta al comienzo de la misma una Julia enérgica y jovial. Sin embargo, esa plenitud vital poco a poco se irá apagando. Surgirá la desesperanza en ella e irá abriéndose poco a poco, desenmascarándose, sacando a la luz diferentes versiones de ella misma. A partir de ese momento, subyacerá en la protagonista un dolor infinito, frente al que no existirá remedio alguno. Se tratará de un dolor que le habrá sido asignado por su condición de mujer.  

En la Noche de San Juan se podría considerar que todo aquello que ha permanecido oprimido y escondido, ocultándose durante ese breve período de tiempo tras el disfraz efímero de lo pagano y de lo vulgar. Lugar dónde las bajas pasiones se funden en cuerpo y espíritu con el sonido de la música, el vino, el juego y las contradicciones que salen del fondo de uno mismo sin oponer resistencia.

Lo único que Julia no hace de manera adecuada y conforme a lo que se esperaba de ella fue enamorarse de Juan, el lacayo de baja clase, y quedar poseída por su encanto enmascarado de artimañas. Pero es que Juan tenía un objetivo claro: ambicionar, trepar en la escala social y elevarse a los altares de la rancia burguesía del momento. Aunque para eso buscara un medio que justificase ese fin, escudándose en un potente determinismo que los destrozaría por completo. El objetivo marcado a puño y fuego en su cuerpo era Julia. Acceder a ella era su puerta al paraíso.

Es así de esta manera que Señorita Julia de August Strindberg, bajo la dirección corre a cargo de Martín Acosta, como productor se encuentra David Castillo, en la escenografía está Natalia Sedano, iluminación de Matías Gorlero, en el vestuario está Eloise Kazan y como parte del elenco se encuentra Cassandra Ciangheroti, Rodrigo Virago y Xóchitl Galindres, se estará presentando los miércoles y jueves a las 20:45 horas hasta el próximo 27 de septiembre de 2018 en el Teatro Milán el cual se encuentra ubicado en la Calle Lucerna No. 64 en la Colonia Juárez. Costo General $350.00

Notas relacionadas

Llega al Teatro La Capilla El Asesino Entre Nosotros: La terrorífica realidad de los feminicidios en nuestro país

“Martes con mi viejo profesor” se reestrenó con éxito anoche en el Teatro Xola

Redacción Voces del Periodista

“La Pasión”, nuevo espectáculo dancístico del coreógrafo y director, Rodrigo González

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies