Voces del Periodista Diario
Destacadas Opinión

Bosques, Minas y Turismo: los tesoros de una pequeña parte de la Tarahumara

Ambiente y desarrollo

Juan José Agustín Reyes Rodríguez (*)

En la reciente visita a una pequeña parte de la Sierra Tarahumara, en el estado de Chihuahua, encontré la importante riqueza que tiene México, especialmente este estado, en recursos forestales, escénicos, culturales y mineros.

Las famosas Barrancas del Cobre (Urique, Batopilas, Cobre, Oteros, Tararecua y Sinforosa, que no son las únicas, pero si las más famosas). Reciben visitas, principalmente de turistas nacionales, en un recorrido que hace el ferrocarril Chihuahua al Pacífico, conocido como EL CHEPE, desde Ojinaga, en la frontera norte, hasta Topolobampo en la costa del Pacífico.

El Chepe. (JJARR)

Los puntos turísticos intermedios se encuentran en Cuauhtémoc, con las colonias Menonitas; el Pueblo Mágico de Creel; El Divisadero en lo alto de este recorrido; Bahuichivo (donde puede uno desviarse con vehículo a Cerocahui, para llegar a el mirador del Gallego, una de las vistas más espectaculares del Cañón de Urique); Temoris (con una vista espectacular de uno de los puentes más largos y del río Septentrión, afluente del Río Fuerte); el otro pueblo mágico El Fuerte, donde nació Diego de la Vega, el famoso Zorro, en 1791; para terminar en las planicies de los Mochis y el puerto de Topolobampo.

Espectacular arcoiris. Cerocahui. (JJARR)

Quizás la barranca más profunda es la de Urique que alcanza 1,879 metros, con mayor profundidad que el Cañón del Colorado en Estados Unidos, con 1,609 metros.

Cañón de Urique. (JJARR)

El mayor atractivo turístico es este conjunto de cañones conocido como Barrancas del Cobre. Los relieves, voladeros, rocas, prismas basálticos, bosques, arroyos, ríos, presas y el propio Chepe, constituyen esta belleza regional sin parangón. La parte humana, los Tarahumaras o Raramuris, forman parte del paisaje y con sus artesanías, tradiciones, alimentos a base de maíz y vestuarios, son el eslabón con los turistas y los prestadores de servicios.

Puente Temoris. (JJARR)

La Sierra Tarahumara, además de sus riquezas forestales, hidrológicas, culturales y humanas, tiene otra de gran importancia, por la economía que genera y los impactos ambientales que causa en estos ecosistemas forestales: LA MINERÍA.

Camino a las Minas. (JJARR)

De acuerdo con la información proporcionada por algunos guías de turistas, aproximadamente hace 5 años se prohibió el aprovechamiento forestal en todo el Municipio de Urique, por lo que el empleo, leña y madera que generaba esta región se perdió, orillando a los trabajadores de esta actividad a dedicarse a la siembra de maíz, frijol y papa, que prácticamente es de subsistencia (800 a 1,500 kg por hectárea). En ciertos lugares cultivan manzana y durazno. También algunos habitantes son parte del escenario turístico y para trabajar en hoteles, como guías de turistas y celebrar ceremonias tradicionales.

Cuevas turísticas. (JJARR)

Al vedar el aprovechamiento forestal por irregularidades que se encontraron, se declaró a esta parte de la Sierra Tarahumara como “Región Prioritaria para la Conservación”, tratando de compensarlos simplemente con el “Pago por Servicios Ambientales Hidrológicos”. Con estas acciones, se eliminó la actividad forestal, salvo la recolección de leña para uso doméstico. Cuando estaba la actividad forestal, había producción maderable y se mantenían los caminos, que ahora están en mal estado. Estos sirven a la cabecera municipal, a las empresas hoteleras y de recorridos turísticos y a las minas, sin que se preocupen en mantenerlos en condiciones adecuadas.

Aviso. (JJARR)

Paradójicamente, hay varias minas en operación, que explotan oro, plata, cobre y zinc, primordialmente, lo cual lo hacen a tajo abierto con la devastación de bosques, tierras y contaminación de arroyos y ríos, independientemente de las enfermedades crónicas que desarrollan los trabajadores de estos lugares.

Por ejemplo en el ejido Piedras Verdes, con 460 ejidatarios, hay dos minas en explotación, Río Tinto y Bikbras, que dan trabajo apenas al 30% de ejidatarios, en su mayoría tarahumaras, ya que el resto es para operadores de maquinaria pesada y especializada, que son foráneos, así como los camioneros.

De acuerdo con los mismos informantes, entre las dos minas dan regalías al ejido por 120 mil pesos al año (50 mil de una y 70 mil de la otra). Los salarios que pagan son a destajo. A los de lista de raya les pagan de 200 a 300 pesos diarios, según su productividad trabajando 12 horas; los operadores de maquinaria pesada reciben de 500 a 600 pesos diarios. Hay dos turnos de 12 horas, de 6 de la mañana a 6 de la tarde y de 6 de la tarde a 6 de la mañana. Los ingenieros y obreros especializados ganan más que eso.

Este es otro de los ejemplos que hay por todas las sierras del país. Por un lado, algunas autoridades no quieren aceptar que el manejo y la producción forestal, están fundamentados técnicamente en la silvicultura, única materia en donde se aplica la sustentabilidad y que permite generar empleos permanentes, activar la economía y conservar los ecosistemas.

Las políticas proteccionistas de algunos políticos verdes encastados como funcionarios ambientales, se han dedicado a decretar Áreas Naturales Protegidas y poner en las normas oficiales a muchas especies con estatus de protegidas, sin conocer las realidades particulares de cada región y solamente dictan sus recetas en esas normas. Sin embargo, paradójicamente, al mismo tiempo están avalando la devastación de esos ecosistemas forestales al autorizar el establecimiento de minas de oro, plata y otros minerales, a tajo abierto y ahora en su nueva modalidad, en otros estados, del Fracking o Fractura Hidráulica para la extracción de gas y petróleo.

La Cuarta Transformación que ha puesto en la política nacional, el próximo presidente Andrés Manuel López Obrador, debe ser una realidad con otras políticas de desarrollo, con un modelo económico distante del neoliberal que ha prevalecido estos últimos 30 años y que ha llevado al remate de los recursos naturales del país y sus servicios estratégicos.

Potencial forestal. (JJARR)

El crecimiento del turismo como una fuente importante de ingresos y divisas, no debe quedarse solamente en los hoteleros, restauranteros, transportistas y compañías turísticas, sino debe llegar a quienes son los que son los dueños originarios de esas riquezas escénicas de montañas, barrancas, bosques, selvas, humedales, ríos, lagos y playas.

Recursos forestales. (JJARR)

Por otra parte la explotación de minerales y metales preciosos, que está en manos extranjeras y algunas nacionales, no pueden seguir devastando los bosques del país impunemente y contaminando ríos, lagos y mares. Además deben pagar impuestos en México y revisar sus concesiones para que no sigan llevándose la riqueza a cambio de nada, pagando unas regalías de risa.

Cuando no se aprovechan. (JJARR)

Los recursos forestales, por otro lado, son una importante alternativa de desarrollo sustentable, generando riqueza, empleo y conservando los ecosistemas del país. No puede seguirse con una política proteccionista que en muchos casos y paradójicamente ha sido la causa de la pérdida de recursos naturales, sino impulsar su manejo, producción, transformación y comercialización de una manera integrada en cadenas de valor y de custodia.

(*) Ingeniero Agrónomo Especialista en Bosques, de la Escuela Nacional de Agricultura, Chapingo, México; Maestro en Ciencias y Candidato a Doctor de la Universidad de Michigan, Ann Arbor, Mich. EUA; Consultor en Recursos Naturales, Ambiente y Desarrollo.

Anteriormente colaboró con los diarios El Universal Gráfico y Vértice de Chilpancingo; participante en los programas radiofónicos de Fórmula Universal, en Radio Fórmula, Radio 13 y Radio Mexiquense, conducidos por Alfonso Anaya Maya, cerrados por ser voces críticas.

Artículos relacionados

Londres participó en supuesto ataque químico: Rusia

Redacción Voces del Periodista

Tifón Faxai se aproxima a Tokio y la prefectura de Shizuoka

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.