Voces del Periodista Diario
Destacadas

El acuerdo secreto Sykes-Picot definió las condiciones de Oriente Próximo

Hace casi cien años sir Mark Sykes, diputado conservador de Yorkshire, firmó un acuerdo secreto con François Georges-Picot, diplomático francés, para repartir los territorios del Oriente Próximo entre Reino Unido y Francia en caso de victoria en la guerra contra la coalición formada por los imperios alemán y austrohúngaro durante la Primera Guerra Mundial.

Según estipulaba la letra del acuerdo, el territorio que se corresponde actualmente con Jordania, Irak y las áreas en torno a las ciudades de Haifa y Acre quedaría bajo control de Reino Unido; mientras que Francia controlaría el sudeste de Turquía, el norte de Irak, Siria y Líbano.

Los términos acordados por Sykes y Picot implicaban el incumplimiento del compromiso asumido por el alto comisario británico en El Cairo, Henry McMahon, con el jerife de La Meca, Husayn ibn Ali, al que prometió un estado panárabe independiente bajo su gobierno si unía sus fuerzas a las de los aliados contra el Imperio otomano. Por lo tanto, el acuerdo secreto suscrito por Sykes y Picot que recogía las ambiciones territoriales de Londres y París en Oriente Medio, anulaba el compromiso McMahon. Esta traición pasó a ser sinónimo de la perfidia occidental entre los árabes, escribe Kim Sengupta, corresponsal de ‘The Independent’. “La ira y el odio sembrado continúan hoy en día, al igual que los conflictos causados por el acuerdo”, dice el artículo.

Actualmente el Estado Islámico declara que uno de sus principales objetivos pasa por “corregir los errores” de dicho acuerdo, punto de vista que propaga a través de un video titulado ‘El fin de Sykes-Picot’. Abu Bakr al Baghdadi, líder del grupo terrorista, anunció que su misión consiste en “poner el último clavo en el ataúd de Sykes-Picot”.

El acuerdo secreto entre Francia y Reino Unido, que supuso el punto de partida de una serie de maniobras en Europa para dividir las tierras otomanas, vino seguido por la Declaración Balfour, que condujo a la creación del Estado de Israel.

Según el periódico, las aspiraciones kurdas también fueron obstaculizadas por Sykes-Picot. Hoy en día existe la posibilidad de dar un nuevo impulso a las esperanzas de un Kurdistán autónomo, escribe ‘The Independent’, razón por la que se airean de nuevo las iniquidades del acuerdo.

Masrour Barzani, jefe del Consejo de Seguridad Regional de Kurdistán, afirma que “Reino Unido tuvo el papel más importante en la creación del moderno Oriente Medio”. “¿Durante cuánto tiempo los kurdos han de pagar por los errores que se cometieron? Somos víctimas de Sykes-Picot. ¿Cuánto tiempo tenemos que ser rehenes del acuerdo?”, se pregunta, citado por el medio británico.

Asimismo la ocupación italiana de Libia fue una derivación de Sykes-Picot, indica el artículo. El lamentable estado actual del país se debe a “otra producción anglo-francesa”, es decir, “el derrocamiento del régimen de Gadafi por el que abogaron David Cameron y Nicolas Sarkozy”, apunta el diario. Ahora Libia es una de las regiones donde más crece el Estado Islámico.

“No es fácil deshacerse del daño que se ha hecho por la codicia y la arrogancia colonial. El legado de Sykes-Picot no es solo la crisis en Oriente Medio y África del Norte; es la yihad, que vino a París y Londres con efecto tan devastador”, concluye ‘The Independent’.

Acuerdo Sykes-Picot, mapa distribución

Artículos relacionados

Alertan a automovilistas por cinco movilizaciones sociales

Redacción Voces del Periodista

Mueren palestinos por disparos de las fuerzas de ocupación israelíes

Redacción Voces del Periodista

¿Quién es quién en el Gobierno de López Obrador?

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.