Voces del Periodista Diario
Destacadas

Los más pobres quedarán fuera de la televisión digital

Millones de familias quedarán desconectadas ante el venidero “apagón analógico” que se deberá aplicar a finales de año. El problema es que aproximadamente 2.9 millones de familias pobres quedarán fuera de los alcances de la señal digital, luego de que el gobierno federal eliminara esa cantidad al ajustar su padrón de 12.6 millones de hogares que tenía Sedesol para la entrega de televisiones digitales, a 9.7 millones.

Los criterios para eliminar esa diferencia de 2.9 millones fueron “notificaciones sin respuesta, personas fallecidas y viviendas que nunca han tenido señal de televisión”. Pero aún en el gobierno no queda claro cómo es que desde el principio se hizo el padrón para seleccionar a las familias que recibirían el apoyo y no hay una lista oficial de cómo quedaron las cifras.

Ya a principios de año el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, había previsto el panorama al afirmar que con el ajuste “habrá de disminuirse la meta de entrega de televisores digitales”.

Según evaluaciones de organismos como The Competitive Intelligence Unit, dadas a conocer por su director Ernesto Piedras, en Monterrey, aún siendo una entidad con alto nivel de ingresos per cápita y hábitos de consumo digital avanzados, “el 14 por ciento de la población se quedó sin señal”.

Estados como Chiapas, Oaxaca, Guerrero o Veracruz, con sectores de población que eternamente han permanecido en la pobreza, podrán reflejar una situación de absoluta exclusión luego de que el 31 de diciembre, fecha límite para la aplicación del apagón, comience a divulgarse la señal digital televisiva.

Nuevamente se evidencian las políticas que permiten la marginación, pues el mismo gobierno federal admite que un 90 por ciento de los hogares pobres del país no obtendrán los beneficios de la nueva tecnología. Y aún la misma Sedesol reconoce que no se cubrirá el padrón original de familias que serían beneficiadas, luego de que el listado se ajustara según lo estipulado por la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

De las 2.9 familias que fueron eliminadas del padrón, un aproximado de 900 mil hogares ni siquiera fueron considerados por vivir en zonas donde no llega la señal abierta, informó el coordinador del proyecto de Transición a la Televisión Digital Terrestre de la SCT, Javier Lizárraga.

A esos 900 mil, la Sedesol agregó los 2 millones restantes bajo seis criterios de selección: cambios de domicilio, direcciones no localizadas, domicilio conocido, cambios en el padrón, domicilios abandonados y beneficiarios que ya habían fallecido.

El citado Ernesto Piedras criticó la manera en que se ha manejado la información hacia el cambio de señal, ya que “en otros países las campañas duraron hasta tres años: les apagaban la (señal de) televisión por dos horas y les mostraban un cintillo diciéndoles que eso iba a ocurrir si no hacían el cambio digital”.

Pero opiniones como la de Vanessa Rubio, de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de Sedesol, señalan que “Para ser muy específicos, el valor de 9.7 millones no es un padrón, es un listado”. Agregó que a la cifra “se le quitaron los domicilios no localizados, fallecimientos y personas que no están en la huella”. Aclaró que 30 países de la Organización para la Cooperación y el desarrollo Económico ya dejaron atrás la señal análoga y en ninguno de ellos se dio el apoyo que se está brindando en México.

 

Artículos relacionados

Venezuela cero casos confirmados de COVID-19 en el último día

Redacción Voces del Periodista

PAN y PRD plantean posible frente conjunto rumbo a elecciones de 2018

A Turquía se le acaba la paciencia ante EEUU

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.