Voces del Periodista Diario
Destacadas Internacional

Placa oceánica en la costa oeste de EUA está muriendo

WASHINGTON (Notimex) 15 de agosto de 2019.- El mundo estaría atestiguando la muerte de una placa oceánica en América del Norte, ya que en su proceso de subducción se ha roto a lo largo de una zona de debilidad preexistente, provocando su deformación, pero sin que aún se sepa qué pasará exactamente con los fragmentos.

Se trata de la placa Juan de Fuca que se subduce por debajo del margen occidental de Estados Unidos, la cual presenta un enorme agujero que podría causar estragos en la superficie de la Tierra.

Juan de Fuca es el remanente del norte de la placa de Farallon y representa las etapas finales de millones de años de subducción continua debajo de la costa estadunidense, refieren investigadores del Departamento de Ciencias de la Tierra y Planetarias de la Universidad de California.

Recientemente, los científicos elaboraron un modelo tomográfico del Noroeste del Pacífico partir de datos sísmicos en tierra y fuera de la costa, que revela un agujero en la subducida Juan de Fuca, que es tan grande que está causando deformación en el fondo de alta mar.

De acuerdo con los investigadores, que dieron cuenta de su estudio en un artículo publicado en la revista Geophysical Research Letters, la fragmentación continuará y podría provocar terremotos en la costa norte de California, al tiempo que explicaría el por qué el centro de Oregón tiene volcanes.

Este no es el primer estudio que sugiere que la placa Juan de Fuca tiene una rotura, pero gracias a su conjunto de datos detallados, es el primero que lo dice con certeza.

Donde otras personas habían debatido si estaba allí o no (el agujero), podemos decir con bastante confianza que es real”, declaró el investigador principal William Hawley al portal de noticias científicas Live Science.

La placa Juan de Fuca es “una placa oceánica total, es larga, se extiende por alrededor de mil kilómetros a lo largo de la costa noroeste de Estados Unidos, desde la isla de Vancouver, Canadá, hasta el cabo Mendocino, California, sumergiéndose debajo de la placa continental.

De 2011 a 2015, los científicos navegaron en diferentes partes de la placa de Juan de Fuca, dejaron caer sismómetros en el fondo del océano que recolectaron datos de terremotos durante un año.

Los datos les permitieron saber cómo las ondas sísmicas viajaban a través de ella, lo cual a su vez proporcionó información sobre la composición de la placa y las temperaturas variables. Una región bajo el centro de Oregón mostró una brecha en las ondas sísmicas de alta velocidad, lo que fue interpretado como el agujero.

Hawley y sus colegas calcularon que el hoyo se encuentra a una profundidad de entre 250 y 100 kilómetros, es estrecho en la parte superior y se ensancha por debajo, pero estimaron que tiene aproximadamente 200 kilómetros de ancho.

Este agujero eventualmente hará la placa se fragmente, y lo que quede de los pequeños pedazos de la placa probablemente se unirá a otras placas cercanas”, estimaron los investigadores. “Estamos presenciando la muerte de una placa”, pero eso llevará al menos unos millones de años, indicaron.

Parece que este pequeño desgarrón está a mucha profundidad, pero la presencia de dicha formación podría ser la raíz de una serie de riesgos en la superficie, lo que ayudaría a los científicos a identificar con precisión futuros peligros”, dijo Hawley por separado al canal de televisión National Geographic.

VP/Internacional/EZ

Artículos relacionados

“Mezquindad” preguntar por el costo del asilo a Evo: AMLO

Redacción Voces del Periodista

¿Cómo es el PCC, la organización criminal más poderosa de Brasil?

Editor Web

Las mascarillas ‘nucleares’ de Kim Jong-un exponen la fragilidad de las relaciones intercoreanas

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.