Voces del Periodista Diario
Destacadas

“Que Dios reparta suerte”, una mujer busca incansablemente convertirse en torera

* La obra escrita por Camila Villegas y dirigida por Alberto Lomnitz, se está presentando en la Sala B de La Teatrería.

* Verónica Bravo y Rubén Olivarez protagonizan esta puesta en escena que forma parte del proyecto Teatro sin arnés.

Por Eder Zárate

CIUDAD DE MÉXICO, 02 de octubre de 2019.- La dramaturga Camila Villegas ha hecho de la escuchada frase en el mundo taurino, Que Dios reparta suerte, una obra de teatro que bajo la dirección de Alberto Lomnitz, la cual se está presentando en la Sala B de La Teatrería, como parte del proyecto Teatro sin arnés, el cual presenta obras inéditas de dramaturgos mexicanos contemporáneos, cuyos montajes privilegian la creación del personaje a través del texto, la dirección de escena, la actuación y la imaginación del espectador.


Que Dios reparta suerte es una frase que podría compararse con la clásica “mucha mierda” en el teatro. Ambas se enmarcan en el terreno de la superstición y tienen la intención de desear buena fortuna a quienes les han sido dedicadas. A pesar de su temática, la puesta en escena no toma una postura a favor o en contra de la fiesta brava, sino que construye una metáfora a partir de las corridas de toros, como rituales de vida o muerte, para contar la historia de una mujer que busca hacer realidad su aspiración profesional en un entorno falócrata.

En palabras de la autora “esta obra fue construida con el mismo espíritu de Jacinto y Nicolasa”, exitoso montaje que también reunió la dramaturgia de Villegas y la dirección de escena de Lomnitz, sobre cómo se percibe o concibe la justicia en diferentes comunidades indi?genas a partir de la historia de un hombre y una mujer rarámuris.


Por su parte, Que Dios reparta suerte se centra en la historia de Elsa y Tomás, personajes que reinventan sus roles de género en un mundo machista. Elsa lleva toda su vida persiguiendo el sueño de ser torera, pero triunfar en la tauromaquia para una mujer parece imposible. Con la ayuda y el amor de Tomás, ella estará a punto de lograr su propósito, pero la vida la colocará entre la espada y la pared y entonces se verá obligada a elegir entre dos caminos.
 
El personaje de Elsa es interpretado por la actriz Verónica Bravo, quien participa recientemente en el monólogo Visceral, en la obra Asatia y es parte del elenco de Backdoor, humor por donde no lo esperas; mientras que a Tomás lo interpreta Rubén Olivarez, actor con más de 25 años de trayectoria que ha participado en obras como Last Man Standing y Othelo sobre la mesa, además de películas y series de televisión como El Mariachi, Zapata, Paramédicos, Gitanas y Ladrón de corazones.
 
Que Dios reparta suerte se está presentando los martes a las 21:00 horas hasta el próximo 10 de diciembre, en la Sala B de La Teatrería, la cual se encuentra ubicada en Tabasco 152, colonia Roma Norte en la Ciudad de México. Los boletos tienen un precio de $200 pesos y se encuentran a la venta en el sitio web de La Teatrería o directamente en su taquilla.

Artículos relacionados

Invita López Obrador a presidente electo de El Salvador a gira por Chiapas

Redacción Voces del Periodista

“Es una vía verdaderamente peligrosa”: Japón y Corea del Sur se enfrentan en una guerra comercial

ESTRENARÁ EDUARDO ROSSOFF “REENCARNACIÓN: UNA HISTORIA DE AMOR”

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.