Voces del Periodista Diario
Destacados Economía

Aumento a gasolina en febrero puede llegar a 10%, dicen analistas de UBS

Mientras los mexicanos todavía tratan de digerir la primera subida del precio de la gasolina, que fue del 20% y se hizo efectiva con la llegada del año, ya se empieza a especular con el próximo golpe a sus bolsillos. Y podría ser del 10% en febrero si se aplicara la fórmula estipulada por el gobierno para fijar las tarifas de los carburantes, según estimaciones de UBS.

“Si aplicáramos la fórmula, veríamos en febrero un aumento de los precios en torno a 10% en promedio de la gasolina regular. En igualdad de condiciones, podría haber otro gasolinazo debido a la depreciación del peso y al aumento de los precios de la gasolina en Estados Unidos. Dada la reacción al aumento de enero, una nueva alza podría ser desafiante para las autoridades”, destacó el banco suizo.

“A partir de la tercera semana de febrero, los precios máximos se moverán en línea con los precios internacionales. Las fluctuaciones estarán determinadas por los precios de Estados Unidos sujetos al tipo de cambio”, recordó.

Los analistas y expertos de la industria esperan que el gobierno de Enrique Peña Nieto no aumente los precios en febrero, presionado por el gran rechazo social que está teniendo la liberalización del mercado y que supuso un encarecimiento del 20% de los carburantes en enero, una medida que se conoce como “el gasolinazo”.

 

El costo de los precios subsidiados 

UBS, en un análisis sobre el mercado de las gasolinas en Latinoamérica, señala que el reto para el mercado mexicano es garantizar la competencia para que se ofrezcan mejores precios a consumidores.

La entidad critica que algunos países de la región impusieron medidas que perjudicaron al mercado de combustibles nacional, con el único propósito de controlar las presiones inflacionistas e impulsar el mercado interno.

“Sin embargo, esto no fue gratis y cada vez que los países han forzado a bajar los precios, alguien estaba pagando la factura”, advierte el banco suizo. Explica que, en algunos casos, esta medida fue perjudicial para las principales compañías petroleras que operaban en el país, pero asegura que los principales afectados fueron los consumidores latinoamericanos, que pagaron el costo a través de impuestos.

“En Brasil, de 2010 a 2014, Petrobras pagó los subsidios y la compañía registró pérdidas en su segmento de refinación. En Argentina, hasta 2015, el gobierno controlaba los precios para mantener el sector productivo frente a los altos costos”, señala UBS como ejemplos.

(Nota de Yahoo Finanzas)

Artículos relacionados

Marco Rubio pide al Departamento de Estado que incluya al Gobierno de Maduro en la lista de organizaciones terroristas extranjeras

Reino Unido reanuda subvención oculta a al-Qaeda

Tribunal de apelaciones en Egipto absuelve a ex presidente Mubarak

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.