Voces del Periodista Diario
Destacados Nacional

La tercera es la vencida

MÉXICO, (VP), 01 de diciembre de 2018 .- Desde las elecciones que tomaron lugar el 2 de julio del 2006, el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador ha denunciado ciertas irregularidades en los procesos electorales, las cuales propiciaron un número masivo de marchas, protestas, manifestaciones y actos de desobediencia Civil en la Ciudad de México; los datos incongruentes y la controversia no se hicieron esperar, no era para menos, pues las pruebas que se presentaron para exhibir los fraudes electorales eran suficientemente concretas y contundentes como para invalidar las elecciones, cosa que, desafortunadamente, nunca se hizo; dejando en duda la credibilidad de los organismos involucrados en la democracia mexicana y dejando al pueblo mexicano con una sensación de inconformismo y traición a la patria que prevalece hasta la actualidad.

Fraude en las elecciones del 2006.

Durante las elecciones presidenciales del año 2006, con el candidato Andrés Manuel López Obrador representado por el Partido Revolución Democrática, se presentaron ciertas irregularidades que fueron suficientes para darle un margen de ganancia del 0.7% frente al 35% de los votos que contaba López Obrador al candidato Felipe Calderón, que terminaron por darle la victoria de la presidencia del año 2006; aún se debate si las elecciones fueron realmente limpias y si la denuncia de estas irregularidades puede servir en un futuro para perfeccionar la incipiente democracia mexicana. No obstante, López Obrador presentó pruebas ante los medios de comunicación, como actas de casillas con votos hacia el Partido Acción Nacional que superaban el número de votantes registrados, es decir, que evidenciaba la existencia de votos de más hacia dicho partido; sin embargo, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) validó las elecciones después de supuestamente ordenar la revisión y el reconteo de las mesas en las que se denunciaron dichas irregularidades, declarando a Felipe Calderón Hinojosa como presidente electo del año 2006. Un estudio posterior a las elecciones denunció que existieron por lo menos 800 000 boletas electorales de más que no correspondían a votantes registrados ni a votantes que finalmente votaron en la elección, por lo que se puede concluir que efectivamente en las elecciones del 2006 hubo fraude electoral por parte del Partido Acción Nacional.

Fraude en las elecciones del 2012.

En el proceso electoral presidencial que se llevó durante el año 2012, con el ahora expresidente Enrique Peña Nieto al frente del Partido Revolucionario Institucional, se evidenciaron algunas situaciones que el pueblo mexicano y el mismo Andrés Manuel López Obrador hicieron notar; se expuso un fraude más sutil pero igual de efectivo que el que se presentó en las elecciones del 2006, éste consistió en una campaña mediática multimillonaria financiada con dinero de procedencia ilícita por parte de los medios de comunicación más influyentes del país y en la compra masiva de votos que evidenció el mismo pueblo en las redes sociales; en éste caso el fraude no se presentó en el conteo electoral, sino en la compra de votos. El Instituto Federal Electoral legitimó las elecciones y se proclamó a Enrique Peña Nieto como presidente electo del año 2012, sin embargo, la controversia explotó cuando una multitud de clientes de la cadena Soriana se presentaron a hacer compras con tarjetas prepagas otorgadas por personal del Partido Revolucionario Institucional a cambio de votos por Enrique Peña Nieto, cosa que propició de igual manera una multitud de protestas masivas por parte del pueblo mexicano, evidenciando una vez más la carente honestidad y transparencia de los organismos encargados de garantizar la democracia en las elecciones presidenciales.

Esto sin duda nos hace reflexionar y valorar la honestidad que el nuevo gobierno le ha prometido a un pueblo lastimado por una infinidad de engaños y traiciones desmedidas de un gobierno que se aprovechó de la inocencia de la gente. Ésta llamada la “Cuarta Transformación” promete un nuevo inicio y una nueva oportunidad de prosperar a un país enorme en todo sentido de la palabra, y las lágrimas de emoción y gratitud de miles de mexicanos son testigos de la paz y la unión que ya se sienten desde ahora, el primer día del nuevo inicio hacia la prosperidad. Y ahora, un pueblo mayormente conmovido por una nueva patria y una oportunidad de traer la plenitud a toda la nación hace presente la euforia que se siente en cada rincón del país, y con toda la razón, pues la esperanza es el sentimiento que más nos desborda aquí, en Voces del Periodista, desde que se decidió por un cambio el 1 de Julio.

Axel Martínez.

Artículos relacionados

CFE Y PROFECO FIRMAN CONVENIO

admin

Padres de normalistas desaparecidos llegan a EU

admin

Avión de Malasia fue derribado por misil de origen ruso, señala investigación

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.