Lo que se puede esperar de la cumbre Trump-Putin

Lupa digital

Por Diego Pappalardo (*)

Prominentes actores de diferentes facciones de poder y muchos observadores internacionales están destacando con sumo interés el encuentro pautado en Helsinki, Finlandia, entre los presidentes Donald Trump y Vladímir Putin.

La mentada reunión se dará en una realidad geopolítica mundial abierta, compleja y reconfigurante, por lo que la cumbre en suelo finlandés no está imbricada en la lógica de Yalta, ya que ésta concierne a un período histórico ya caduco.

Trump vira hacia la Rusia de Putin por sus propios intereses y sin quebrantar los términos del esquema trazado de política global y de sus objetivos de lo intranacional. Los principales enemigos de Trump son los oponentes de Putin y viceversa. La élite globalista quiere interrumpir la demolición de su maquinaria en los Estados Unidos y persevera con ahínco en su planificación estratégica de guerra contra Rusia.

El senador republicano, globalista y rusófobo, John McCain, declaró que “Putin es nuestro enemigo” y solicitó a Trump ser “fuerte y duro” con el presidente ruso y recomponer la alianza transatlántica.1

Conforme a los dictados globalistas, el fiscal especial, Robert Mueller, presentó formalmente cargos contra 12 oficiales del servicio de inteligencia de las Fuerzas Armadas de Rusia por presuntos delitos de hackeo en el marco de las elecciones presidenciales de 2016, lo que sirvió de pretexto al liderazgo demócrata para pedir la cancelación de la cumbre de Helsinki.2

Por esa misma razón globalista, el gobierno griego expulsó a dos diplomáticos rusos y prohibió el ingreso a otros dos también de nacionalidad rusa.

El presidente estadounidense necesita crucialmente estabilizarse en la Casa Blanca para que, ulteriormente, se consolide y demuela contundentemente el edificio de los globalistas. El encuentro con Putin y, sobre todo, las elecciones de medio término de noviembre 2018, son importantes en la senda del residente de la Casa Blanca. Trump no tiene ninguna fascinación por la exportación de los mejores valores de la democracia liberal estadounidense, ni le estimula en modo alguno la ideología de los derechos humanos; tampoco le moviliza la desterritorialización de Rusia, ni la asociación con el poder británico en la pugna de aquél contra Putin.

El Proyecto Trump consiste en rescatar a los Estados Unidos de la disminución que padece como hegemón y de su factible supresión en la Historia en un tiempo de cimentación de una nueva era.

La unión sino-rusa es otro tema que inquieta a Trump, por consiguiente, está dispuesto a emplear tácticas amigables para mermar la confluencia entre Putin y Xi Jinping.

Igualmente, para Putin es valioso un acercamiento trascendente con Trump debido a que el programa trumpiano descarta a Rusia como enemigo número uno y le proporciona asistencia beneficiosa en la arena internacional y en su fricción con las organizaciones de poder que conserva el atlantismo en Rusia, sin destrozar su conexión con el clan de Xi Jinping.

En la arquitectura de ambas administraciones existen representantes del enemigo mutuo que tienen ambos líderes. Pero, a su vez, tanto Trump como Putin sustentan relaciones útiles con enlaces como Henry Kissinger, Benjamín Netanyahu y la red Jabad Lubavitch, entre muchos otros.

Trump y Putin aspiran a la armonía de sus correspondientes intereses por medio de un acuerdo estratégico para una ganancia recíproca, sin sesgar la simetría de poder de ambos diseños.

La interacción y la cooperación escalonada entre Trump y Putin también favorecerán–incompletamente- a actores como Al-Assad y Netanyahu e incluso a polos geoeconómicos.

La modificación radical y global del sistema internacional está en marcha y el primer consenso que surja en Helsinki tendrá restricciones pero también contará con la posterior elaboración de herramientas frente a un enemigo común que es demasiado poderoso y sagaz.

Notas:

1- https://www.mccain.senate.gov/public/index.cfm/press-releases?ID=3389ACC9-8D9F-44EE-BF6B-64719FB2F6FA

2- https://www.axios.com/top-democrats-trump-cancel-putin-summit-russia-indictment-a6021b28-b579-4c31-bf18-35f9417a2377.html

(*) Director de Consultora Universum.

Notas relacionadas

México tendrá una política “de no injerencia” sobre Venezuela

Trump rinde homenaje a héroes de los derechos civiles

López Obrador inicia gira de agradecimiento por Nayarit y Sinaloa

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies