Voces del Periodista Diario
Destacados Internacional

Pangolines, en peligro de extinción a pesar de su crianza en granjas

LONDRES (Notimex) 30 de julio de 2019.- La cría en cautiverio de pangolín, el mamífero más traficado del mundo, ofrece poco potencial para satisfacer la demanda de escamas de estas criaturas en peligro de extinción y podría, incluso, contribuir a la continua destrucción de su población silvestre, reveló un nuevo estudio.

La Agencia de Investigación Ambiental, una organización no gubernamental internacional con sede en Londres, dio a conocer un estudio sobre la viabilidad de la crianza legal de este animal, cubierto de escamas, con fines comerciales y su impacto en las poblaciones silvestres.

En un artículo publicado en su portal web, la agencia refirió el caso de China y precisó que los departamentos forestales de las provincias de ese país conceden licencias para criar pangolines en cautiverio, lo que es visto como un esfuerzo por salvar a estos mamíferos de la extinción.

En 2015, antes que las ocho especies de pangolines fueran declaradas amenazadas, China importó 500 especímenes vivos de vientre blanco, vientre negro y gigante de Nigeria para la cría en cautividad, según los registros de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies en Peligro de Extinción (CITES, por sus siglas en inglés).

El estudio, que evaluó la cría comercial contra 17 condiciones para comprender su impacto en las poblaciones silvestres, concluyó que sólo se cumplen entre cuatro y seis condiciones, lo que plantea varios problemas que demuestran “es poco probable que (la crianza) beneficie la conservación de las poblaciones de pangolines silvestres”.

De acuerdo con la investigación, para que la cría en cautividad tenga éxito, sería necesario compensar el suministro de pangolines capturados en la naturaleza; sin embargo, esta especie de larga lengua es altamente susceptible al estrés y a la enfermedad, por lo que muchos intentos por criarlos en cautiverio han fracasado.

Hay muy pocos ejemplos de cría en cautividad de pangolines de la segunda generación. Por lo tanto, criarlos a una escala para satisfacer la demanda no se considera posible”, indicó.

Reconoció que incluso si la cría en cautividad comercial fuera exitosa, es probable que los pangolines silvestres continúen siendo cazados porque tienen un valor financiero muy alto, existe un control débil de la caza furtiva y los consumidores prefieren los productos de pangolín de origen silvestre.

“Con la falta de mecanismos efectivos de certificación y regulación de la cría en cautividad en Asia y África, es posible que quienes se dedican a este tipo de crianza obtengan ilegalmente escamas de pangolín capturados en el medio silvestre”, señaló el reporte.

Chris Hamley, principal activista de pangolines de la Agencia de Investigación Ambiental, dijo que es claro que hay fallas importantes en la política actual de China de promover y otorgar licencias para la cría en cautividad de pangolines.

Esta evaluación exhaustiva muestra sobre todo que la cría en cautividad no puede satisfacer la demanda y es muy probable que contribuya a la continua destrucción de las poblaciones de pangolines silvestres en África y Asia”, enfatizó.

Las ocho especies existentes de pangolines están amenazadas, de las cuales dos han sido catalogadas en “peligro crítico” por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN).

Se trata del mamífero más afectado por el tráfico de especies, especialmente en Asia, ya que su carne es considerada un manjar y sus escamas son utilizadas como ingrediente de medicina tradicional para el tratamiento de padecimientos como asma, reumatitis o artritis.

VP/Internacional/EZ

Artículos relacionados

Gobierno de la CDMX ofrecerá ayuda a inmigrantes mediante alimentos

DEJA SIETE MUERTOS DESCARRILAMIENTO DE TREN EN FRANCIA

admin

Reuniones del Gabinete de Seguridad Nacional son históricas: Claudia Sheinbaum Pardo

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.