Voces del Periodista Diario
Destacados

Un investigador ruso comparte la receta para colonizar otros planetas

MOSCÚ, (Sputnik), 14 de abril de 2020 .— El investigador Maxim Litvak, del Instituto de Estudios Espaciales de la Academia de Ciencias de Rusia, opina que los terrícolas, en vez de plantearnos la adaptación de otros planetas a formas de vida terrestres, necesitamos evolucionar nosotros mismos hacia un nuevo estado.

Una de las líneas de investigación más prometedoras de la astronomía actual es la búsqueda de otros planetas donde los humanos podrían establecer colonias.

En lugar de ‘terraformar’ un planeta, necesitamos a lo mejor adaptarnos a sus condiciones, es una de mis ideas favoritas”, compartió Maxim Litvak con Sputnik.

¿Por qué planeta empezar?

El científico, que dirige el laboratorio de espectroscopía de neutrones y radiación gamma en el departamento de Planetología Nuclear, comenta que “es necesario comenzar con la colonización de Marte porque la gente podrá vivir allí en condiciones que crearán artificialmente para sí mismos a nivel local, no para todo el planeta. Después, la humanidad decidirá si lo ‘terraforma'”.

Pero Litvak advierte de que la humanidad conseguirá hacerse con el control del planeta rojo solo en un “futuro muy lejano”, ya que, con el nivel de desarrollo actual de las tecnologías, un viaje al planeta vecino lleva al menos medio año.

De todas formas, el astrónomo comenta que “hay que aprender a vivir en otros planetas además de la Tierra”, y por eso apunta a la Luna como punto de partida. Y es que nuestro satélite puede servir como lugar de entrenamiento antes de volar a Marte.

¿Y una vez en Marte…?

El experto piensa que “el hombre podría, como resultado de la evolución, aprender a controlar su organismo”.”Tanto que dejaría de reparar en las condiciones externas, pasar a una nueva fase en la que el cuerpo sería prescindible”, según Litvak.

Hasta en las condiciones más extremas, a su juicio, la vida puede seguir existiendo, pues aprovechamos como máximo entre un 10% y un 15% de las capacidades inherentes a nosotros.

“Al desarrollarnos, los humanos aprenderíamos a regenerarnos rápidamente y adaptarnos a una fuerte radiación cósmica de fondo, por poner un ejemplo. Suena a ciencia ficción, pero el avance de las biotecnologías hoy es bastante rápido”, añadió el investigador.

Algunas cosas que habrá que adaptar

No obstante, es evidente que habría que hacer algunas transformaciones a la fisiología humana si queremos evitar que las primeras personas que se asienten en Marte se conviertan en víctimas, aunque sean víctimas “heroicas”, como comenta Litvak.

En la primera etapa de la colonización, habrá que utilizar “robots para construir refugios en la superficie de Marte”. Esto es necesario para que los nuevos habitantes de Marte puedan protegerse de la radiación.

Otras cosas imprescindibles incluyen crear una atmósfera (en la que habrá que inyectar oxígeno si no queremos ir “con una escafandra”) y garantizar el acceso a agua, cosa que no preocupa a Litvak, dado que “sabemos que en Marte hay muchísimo hielo” y “en algunas regiones ecuatoriales se ha encontrado un volumen de agua en masa aumentado hasta el 15%”.

Lo principal es “ser autosuficiente, es decir, encontrar todo lo necesario para mantener la vida allí, en lugar de traerla de fuera. Esto debería ir precedido de una investigación geológica profunda con estaciones automáticas y robots. Es importante tener una presencia humana, al menos no en la superficie, sino en la órbita de Marte”, concluye el investigador.

VP/CIENCIA Y TECNOLOGÍA/AA

Artículos relacionados

Ofrecerán función especial de “Ohtli/Camino”, trabajo escénico de aliento intercultural

Redacción Voces del Periodista

México necesita vincularse con la región Asia-Pacífico: Ildefonso Guajardo

Redacción Voces del Periodista

Aviación rusa destruye 950 instalaciones terroristas en Siria

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.