Voces del Periodista Diario
Destacados Economía

“Una batalla de dos potencias económicas” ya es inevitable

ESTADOS UNIDOS, (Sputnik), 23 de julio de 2018 .- En el marco de las crecientes tensiones entre China y EEUU, el presidente estadounidense, Donald Trump, amenaza con gravar con aranceles a toda la mercancía importada china, si Pekín no cesa sus medidas reciprocas. Ninguna de las partes está dispuesta a ceder.

El analista Dmitri Lekuj reconoce que actualmente la economía global se encuentra en un estado muy grave.

“De seguir así, no se podrá evitar una catástrofe económica, y posiblemente, no solamente económica”, advierte el columnista de Sputnik.

A este respecto, el analista cita los datos de la Oficina de Análisis Económico de EEUU. Según los cálculos de la agencia, en 2017 el déficit de balanza comercial aumentó un 12,1% hasta representar una tasa de 566.000 millones de dólares. Esta es una cifra máxima desde el año 2008.

El economista califica esta situación de extremadamente peligrosa para la economía de EEUU.

El columnista hace un enfoque en el “desequilibrio fatal” que sufre la economía estadounidense. Así, la mayor parte del PIB la representa el sector de servicios, el comercio, el transporte y las comunicaciones. Mientras tanto, a la producción material le corresponde tan solo un 20%.

Trump se percata de esta tendencia alarmante y trata de aplicar una política que pueda remediar la situación. Por su parte, Pekín lleva un largo rato propugnando sus intereses y no está dispuesto a ceder.

“Por lo tanto, una batalla de dos potencias económicas ya es de facto, inevitable. Claramente, a menos que los globalistas leales vuelvan a tomar el poder en EEUU. Pero esto parece poco probable después de las reformas internas de Trump. (…) Rusia, a su vez, debe comprender cuáles son sus intereses en esta cuestión”, explica el experto.

El analista subraya que no sería razonable intervenir en la “batalla de dos élites nacionales“, sino cabría centrarse exclusivamente en sus propios intereses.

A título de ejemplo, Rusia y China podrían estudiar la oportunidad de aumentar el suministro de cereales de diferentes regiones rusas al país asiático, según concluye Lekuj.

VP/ECONOMÍA/AM

Artículos relacionados

Reanudan el festival ‘Rock am Ring’ tras desvanecerse amenaza de terrorismo

Amancio Ortega ya es la persona más rica del mundo, según la lista Forbes

Arabia Saudí tratará de equilibrar su adquisición de armas comprando a Rusia

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.