Voces del Periodista Diario
Destacados

Una mirada a las raíces y el entorno de una mujer en “Todos santos”

* Puesta en escena que emociona, cuestiona, expresa y genera relaciones ante la necesidad humana de vivir

* Tendrá funciones a partir del 24 de enero en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque

Por Eder Zárate

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de enero de 2019.- María es una empleada doméstica a punto de irse a la fiesta de su pueblo. Mientras trabaja, nos cuenta lo que la obligó a huir de su lugar de origen y por qué debe ir a celebrar a los suyos. ¿Dónde se puede encontrar refugio? ¿Cómo saber cuando se está muerto en vida? Son algunas de las preguntas que ella intenta responderse esa tarde, atrapada en un sitio donde nada le pertenece.

Esa es parte de la trama que aborda el unipersonal Todos santos, que ofrecerá funciones del 24 de enero al 17 de febrero en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque, los jueves y viernes a las 20:00 horas, sábados a las 19:00 horas y los domingos a las 18:00 horas.

Todos santos muestra un México en el cual se vive una situación de ruptura de lazos sociales y comunitarios, en donde las identificaciones étnicas tienden a confundirse, minimizarse y desaparecer, generando una fuente de conflictos marcados por la desigualdad, la marginación y la falta de equidad.

Esta puesta en escena es un relato que resalta a la mujer como portadora de riqueza cultural, además de ser hilo conductor de supervivencia económica y de las raíces y tradiciones en sus comunidades, y cómo a pesar de ello se ven limitadas de diferentes formas por la violencia, discriminación y la necesidad de migrar de su lugar de nacimiento.

Todos santos presenta la historia de María, interpretada por la actriz Mayra Sérbulo, quien recrea su entorno y recuerda situaciones que ha tenido que enfrentar desde su niñez con los diferentes personajes que han formado parte de su vida.

Rememora a mujeres que crecen en un medio de violencia con pocas oportunidades para participar y decidir. María no vive el sufrimiento, convive con el en su entorno y se rescata a sí misma a través de sus propios valores étnicos.

La dramaturgia de este unipersonal pertenece a Mónica Perea, la dirección es de Sixto Castro Santillán, el diseño escénico está a cargo de Natalia Sedano y el diseño sonoro y música original por Ariel Torres.

Artículos relacionados

Venezuela extiende por 48 horas la jornada no laborable mientras se restituye el servicio eléctrico

Redacción Voces del Periodista

Pemex está más fuerte que nunca, asegura secretaria de Energía

Redacción Voces del Periodista

Reportan incendios en alcaldías Gustavo A. Madero y Xochimilco

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.