Voces del Periodista Diario
Economía

La economía española, la gran víctima europea del coronavirus

ESPAÑA, (Sputnik), 17 de octubre de 2020 .- Los indicadores macroeconómicos auguran un período complicado para España tras un 2020 lleno de obstáculos debido al coronavirus. Si el país ibérico sufrió al principio de la pandemia la mayor contracción de su PIB de la zona euro, la historia amenaza con repetirse tras esta segunda ola del virus.

El coronavirus no deja de causar estragos en Europa y España se resiente especialmente de sus devastadores efectos. Con una economía más debilitada que cuando la amenaza sorprendió por primera vez, la deuda pública y el gasto en intereses amenazan con dispararse peligrosamente.

Tras una pérdida moderada del 5,2% del PIB nacional en el primer trimestre, España sufrió las severas consecuencias del confinamiento con una caída del 17,8% del mismo valor en el segundo trimestre de este años (bastante más que lo que perdieron las vecinas Francia e Italia).

Todo prometía mejorar con el habitual impulso económico del verano, coincidiendo con la flexibilización de las restricciones sanitarias, pero entonces se generalizaron los rebrotes en el país, especialmente en la Comunidad de Madrid, región que se ha convertido rápidamente en la más afectada de Europa por la pandemia.

Así las cosas, al echar la mirada al futuro, el escenario no es muy alentador: el FMI estima que España acabará el último trimestre de 2020 con un desplome interanual del 10,8%.

Por su parte, el Gobierno prevé que el valor de la deuda pública supere los 1,3 millones en 2020 y se sitúe en el 118,8% del producto interior bruto, dejando en nada los esfuerzos de los últimos años para mantener este valor tímidamente por debajo del 100%. Además, en 2021 crecerá por primera vez en casi una década la partida destinada al pago de intereses, según el Plan Presupuestario que Moncloa envió el 15 de octubre a Bruselas.

Esto se entiende en el contexto de una emergencia sanitaria que ha disparado el gasto mientras que las restricciones impuestas y los esfuerzos adicionales para frenar los contagios agravaban aún más la situación. Una circunstancia que ha aumentado inevitablemente las necesidades de financiación.

Si en algún momento se puede hablar de situaciones sin precedentes, ese momento es ahora: ni las guerras a las que han sobrevivido los españoles ni las anteriores crisis han provocado tal caos en la historia reciente. Hay que remontarse a 1898, cuando España perdió sus últimos territorios en Asia y América; a 1920, tras la llamada gripe española, o a los tiempos autárquicos de 1947 para encontrar hecatombes económicas comparables.Tanto España como otros países europeos se están temiendo un escenario en forma de W: una nueva caída de la economía tras el comentado respiro del verano. En este sentido, junto con España, resultan especialmente vulnerables Francia y los Países Bajos, donde la pandemia se está saliendo de control.

“Vemos un riesgo elevado de doble recesión en los países que una vez más están recurriendo a cierres específicos y regionales. Cuanto mayor sea el riesgo sanitario, mayor será el riesgo a la baja para el crecimiento del PIB del cuarto trimestre. Ya pronosticamos una recaída tanto en Francia (…) como en España (…) Con las nuevas medidas de contención anunciadas en los Países Bajos, ahora también esperamos una lectura negativa del crecimiento del PIB del cuarto trimestre (…)”, aseguran los economistas de Allianz, citados por El Economista.

Artículos relacionados

TikTok presenta una demanda para intentar bloquear su prohibición en EE.UU. decretada por Trump

Editor Web

El caos bursátil llega a México: La Bolsa se desploma en un 6,38%

Profeco sanciona a 128 empresas gaseras por irregularidades

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.