Voces del Periodista Diario
Economía Enrique Pastor Cruz Carranza

¡TODOS SOMOS RAVELO!

A FUEGO ? LENTO

Por Enrique Pastor Cruz Carranza

Es lamentable ver el grado criminal y soberbio, como muchos gobernantes buscan relevancia o publicidad fácil, dándolo rienda suelta al odio que causa tener frente a ellos, un periodismo de investigación, sin dobleces que documenta el actuar de los hombres y mujeres de poder, envilecidos en la inagotable ambición de riquezas, tráfico de influencias y asociaciones delictivas.

Ricardo Ravelo es un ejemplar periodista de investigación e inteligencia extraordinaria, valentía fuera de duda y honorabilidad que nos consta.

El reciente trabajo sobre los presuntos vínculos del gobernador de Jalisco con el crimen organizado no debe sorprender.

En el libro “La guerra perdida contra las Drogas” de Jean Francois Boyer (Editorial Grijalbo), desde el siglo pasado se dieron rutas, nombres de gobernadores del sureste de México operando para los narcos y al final, un conflicto personal de Ernesto Zedillo con Mario Villanueva confirma lo plasmado por el escritor y periodista francés.

Es increíble el grado de cinismo de estos hombres y mujeres del poder ante lo evidenciado, como también lo sensible de su piel, para mantener a nuestro País en el Primer Lugar de Asesinatos de Periodistas y Defensores de los Derechos Humanos.

Cada periodista acosado, amenazado, satanizado o convertido en “enemigo público” del poder en turno, debe ser arropado por la sociedad y no permitir los linchamientos patrocinados con el propósito de generar un “natural” acto mortal contra el comunicador.

Los tres niveles de gobierno deben sentir vergüenza de esta circunstancia en la República Mexicana frente al Mundo, hoy convertida en Plazas Estatales de Cárteles Delictivos en disputa y servidores públicos infiltrados para su éxito pleno dentro de los cuerpos de seguridad.

Matar, destruir o desterrar a un periodista no cambia la realidad de un sistema de libertad de expresión convertida en negocio de mafias, pandillas y políticos apoderados del poder público y Cártel de moda.

Los presupuestos en áreas de comunicación son depredados con alianzas financieras y contratos trucados. Solo se acepta el alago, la mansedumbre, mezquindad y apología a las atrofias mentales de quien gobierna.

Hoy es Ricardo Ravelo el nuevo blanco de la intolerancia para acallar una dolorosa verdad que ninguna Fiscalía quiere ver y ninguna Institución se aboca a combatir, con la probidad del periodismo comprometido con su mística de denunciar a los corruptos con nombre, datos y apellidos.

En Veracruz escuché su discurso denunciando la mezcla del poder y los delincuentes y me sentí estimulado, ante las campañas de odio vividas en Campeche por mercaderes del periodismo y lacayos de huachicoleros, al servicio de “La Mafia Petrolera” de los neocolonialismos del GRUPO ESPAÑOL ESGES quienes disfrutan de cabal salud e impunidad.

No podemos ser insensatos y faltos de solidaridad contra nuestro colega en estas y todas las circunstancias.

Celebro el Presidente Andrés Manuel López Obrador pida en la “MAÑANERA” al subsecretario Alejandro Encinas tome cartas en el asunto, pues es un tema realmente abandonado y de pura simulación, donde la FEADLE de la FGR actúa como Halcones contra los presuntamente protegidos por el MECANISMO.

Sería también muy importante se realice un exhorto a los y nuevas gobernadoras para entender el mensaje de este miércoles en Palacio Nacional y terminar con esas campañas de convertir al periodista en un blanco de caza para la vileza de pensar que, con un periodista asesinado, la verdad también muere.

¡Nuestro apoyo a RICARDO RAVELO!

Artículos relacionados

Perdón y figura

Redacción Voces del Periodista

Superar la crisis del coronavirus y aspirar a un ‘efecto rebote’ con la ayuda del cobre: los retos económicos del próximo Gobierno de Perú

Redacción Voces del Periodista

Miguel Ángel Lozada no ha sido sancionado en algún procedimiento: Pemex

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.