Voces del Periodista Diario
Espectáculos

Se presentaron Jose Riaza y Javier Báez en la Ciudad de México

* Los Nuevos Trovadores Hispano-Mexicanos

CIUDAD DE MÉXICO, 09 de noviembre de 2019.- La noche del día de ayer se presentaron dos talentosos cantautores españoles, radicados en la Ciudad de México: el madrileño, Jose Riaza, y el “sevillano errante”, Javier Báez. Además de la misma nacionalidad y una enorme pasión por la música ambos trovadores comparten algo más, un enorme cariño por nuestro país y el agradecimiento hacia su “segunda patria” y su hogar actual.

Riaza de 41 años de edad desembarcó en Guadalajara, Jalisco hace apróximadamente 15 años y más tarde se mudó a esta ciudad. A pesar de interminables periplos y giras artísticas por territorio mexicano y el extranjero, el también escritor y actor, poseedor de una privilegiada voz, se da tiempo suficiente para apoyar con sus propios recursos y su música causas filantrópicas que incluyen llevar un poco de alegría con su arte a niños enfermos de cáncer en hospitales locales. De hecho los pequeños son su debilidad: “La única patria que tiene el hombre es su infancia”, escuché decir a Jose en alguna ocasión retomando la magistral definición del poeta austriaco, Rainer Maria Rilker.

Con su marcado acento español el compositor me explicó el profundo significado que para él posee esa magnífica frase: “La niñez es el único momento en el que residen los sueños puros, no tienes prejuicios, eres relativamente libre pero luego te vuelves adulto y las decepciones surgen sin medida. Volver a los básicos es la salida para no perder la cordura. Lo que digo es que todos deberíamos tarde o temprano tratar de volver a intentar ser niños”. De hecho acaba de componer una decena de excelentes canciones infantiles que planea lanzar en un nuevo álbum.

Pero Riaza es un compositor prolijo y sesudo, creador de decenas de discos y cientos de melodías de diversos temas, algunas de protesta que abordan temas que invitan a reflexionar, o para concientizar como aquella reciente acerca del cáncer de mama, u otra sobre las mujeres asesinadas en la fronteriza Ciudad Juárez  sin poder faltar por supuesto las dedicadas al amor o al desamor, hasta un bello tema  que rinde homenaje a su querido México intitulado “Testamento”.  

Por su parte el carismático, versátil y vegetariano, Báez cuenta con cinco años de residencia en nuestro país. Nunca a lo largo de su vida se ha emborrachado, tiene una novia mexicana y al igual que Riaza, confiesa que le gustaría permanecer indefinidamente aquí. Conocí al joven español hace poco tiempo en una noche de bandas de música ska, género de origen jamaiquino precursor del reggae, donde participó cantando un contagioso tema de su propia autoría. Báez ha grabado solo un disco, “Buscando mi camino” que lo describe a la perfección al igual que una de las canciones del álbum: “El Sevillano errante”. Su búsqueda lo llevó a “saltar el charco “desde España en el año 2013 y a llevar su música, hasta ahora, a Ecuador y República Dominicana además de México.

La velada amenizada por los dos peninsulares resultó una gratificante experiencia musical, plena de agradables sorpresas en la Concept Store, I Love Myself, ubicada en la zona hípster aledaña a la Condesa en la calle de Saltillo número 134, un pequeño oasis que permite escapar momentáneamente del bullicio estridente y ajetreo agobiante de nuestra gran urbe. Una razonable tarifa para la doble función de 125 pesos en pre-venta y de 150 pesos en taquilla el mismo día del evento.

Pasadas las 21.30 horas el primero en presentarse en el escenario fue el sevillano, quien se autodefine como un intérprete de pop-rock. Agradeció al público presente, “por apoyar el arte y nuestra música y por habernos recibidos en este maravilloso país que ahora también es el nuestro”. Para partir plaza, Báez, nos deleitó con composiciones de su álbum. Particularmente me agrado mucho la de “Dos Historias”, con su enfoque critico social: “Voy a contarte una historia No quiero que tú la veas con pena ni gloria. Trata de un mundo injusto Que nos convierte en esclavos felices y mudos. Primero nos educan diciendo que somos libres. Nos dicen que la creatividad es algo que no sirve. Nos venden el dinero como si fueran nuestros dioses. Nos dan tecnología para no ver eso que esconden. Confórmate con ser parte del sistema. Confórmate con ser parte del planeta. Entiende que hay que amar pero a mi manera. Comprende que al final es lo que te queda……”. Interpretó también, “Feliz “y  “Jamás” que arrancaron intensos aplausos de los complacidos espectadores. Cantó también algunos covers: Lamento Boliviano de Enanitos Verdes y Lucha de  Gigantes de Antonio Vega popularizada por el grupo español ochentero, Nacha Pop.

Al concluir su ronda, Báez invito a Riaza al escenario para interpretar a dueto el tema de otro grupo de rock español, Agua, de Jarabe de Palo. A pesar que nunca antes los dos compatriotas habían cantado juntos sus voces se acoplaron tersamente como si se tratara de vetustos compañeros de batalla, convirtiendo ese momento en uno de los estelares del concierto y dejando a los presentes con deseos de escuchar más del improvisado dúo.

Llegó entonces el turno de Riaza…  Se adueñó del escenario como avezado veterano y en solitario declamo versos, conversó con la audiencia, bromeó, pero sobre todo hizo lo que mejor sabe hacer y para lo que nació: cantar. Melodías  compuestas por él, de distintos ritmos,  flamenco, “Nací en el Álamo”, la espléndida balada, “Juárez peligroso”, acerca de los escalofriantes feminicidios en México: “María despierta a la par, que muchas mujeres del norte, trabaja en una maquila hasta que llega la noche. María emprende el regreso, camina con paso ligero, el aire se hace más denso, más pesado y polvoriento. Un coche le sigue sin luces, se frena y dos seres humanos, le tapan la boca a María y la meten en un carro. Nadie ha sabio de ella, nadie volvió a ver su rostro. Es otro nombre en la lista, de este Juárez peligroso”. Amenizó el convite con otras piezas musicales de su paternidad tituladas,  “Cuando era más joven”, “Mundo de amor”, “El club de los corazones rotos”, “Mary Jane” y la animadísima “Seguro que sí”,  que recomienda sabiamente: “No discutas nunca con idiotas”. Concluyo cantando melodías de dos grupos españoles, respectivamente, “Ni tú ni nadie”, de Alaska y Dinarama  y “Si tú estuvieras aquí”, de Eskorbuto además de  “Mbube”, de Salomon Linda, y la versión en español de la tradicional “Auld lang syne”de Escocia. Noche sin lugar a dudas memorable.

Artículos relacionados

Llega “Felices”, espectáculo unipersonal de Eduardo España al Teatro Xola Julio Prieto

Redacción Voces del Periodista

Siguen su legado los herederos de la legendaria Sonora Santanera con “Todo queda en familia”

Axel

Cartelera del 23 al 28 de abril en el Teatro Bar El Vicio

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.