Voces del Periodista Diario
Destacadas Internacional

Correa califica de “fraude electoral” y “dictadura” la eliminación del partido con el que busca participar en los comicios de 2021

* La suspensión la hizo el CNE este domingo, atendiendo a recomendaciones de la Contraloría. El movimiento político tiene 10 días para presentar sus alegatos.

BRUSELAS (RT) 20 de julio de 2020.- El expresidente de Ecuador Rafael Correa calificó de “fraude electoral”, “rompimiento del orden constitucional” y parte de una “dictadura” la suspensión del partido Fuerza Compromiso Social (FCS), con el que tenía previsto participar en los comicios de 2021.

El partido fue suspendido, junto a las organizaciones Podemos (MNP), Libertad es Pueblo (LEP) y Justicia Social (MJS), por decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE), que acogió recomendaciones de la Contraloría General del Estado (CGE), en una reunión realizada este domingo, en la que participaron tres de los cinco consejeros del organismo.

Correa mencionó que “de acuerdo al Código de la Democracia, las cuestiones electorales (en Ecuador) son exclusivas de los órganos electorales, CNE y el Tribunal Contencioso electoral” y, por tanto, la CGE no tiene que ver en estas cuestiones.

"Es un fraude electoral, es rompimiento del orden constitucional, es dictadura"

“Esto no es legal ni jurídico, esto es político”, enfatizó el exmandatario, y añadió que se trata de: “una jugarreta, porque están desesperados para evitar que participemos en las próximas elecciones, porque saben que los vamos a derrotar”.

Correa se preguntó: “¿En qué democracia del mundo se puede eliminar, siete meses antes de las elecciones, que son el 07 de febrero de 2021, a la principal fuerza política (del país)?”.

En las últimas elecciones que se hicieron en Ecuador —las seccionales, para elegir a las autoridades locales como prefectos, viceprefectos, alcaldes, consejales, etc., en 2019—, FCS obtuvo 11.26% de los votos de todo el país, ubicándose como la fuerza política más votada.

FCS: De Espinel a Correa

FCS es un partido político legalizado en el CNE en agosto de 2016. Uno de sus fundadores es Iván Espinel, quien participó como candidato presidencial por esta agrupación en los comicios de 2017, en contra del actual mandatario, Lenín Moreno.

En esas elecciones, Espinel solo consiguió 3.18% de los votos y se ubicó en sexto lugar en la primera vuelta de los comicios.

Después de ganar las elecciones en segunda vuelta, Moreno escogió a Espinel como ministro de Inclusión Económica y Social, en mayo de 2017. Sin embargo, este renunció a la cartera en diciembre de ese mismo año y comenzó la campaña, desde FCS, para apoyar la consulta Popular propuesta por el mandatario ecuatoriano, que se celebró en febrero de 2018, y a la que se opuso Correa.

Ese mismo año, Espinel fue detenido, tras ser acusado por lavado de activos, delito por el que fue sentenciado a 10 años de prisión.

En diciembre de 2018, se unió a FCS el movimiento Revolución Ciudadana, ante la negativa del CNE de inscribir a esta plataforma, alegando que su nombre era parte de un eslogan de otro partido.

El movimiento Revolución Ciudadana acobija a los seguidores de Correa que salieron de Alianza PAIS, partido fundado por el exmandatario y el más votado en los últimos años, luego que Moreno asumiera su dirigencia y manifestara abiertamente su empeño de ‘descorreizar’ el país.

Al unirse la Revolución Ciudadana, FCS obtuvo esos positivos resultados en los comicios seccionales del año pasado.

La actuación de la Contraloría

En las recomendaciones que hizo la CGE sobre estos cuatro partidos, señala presuntas irregularidades en el proceso de inscripción.

La CGE se pronunció por primera vez respecto a este tema en agosto de 2019, apenas cinco meses después de que FCS fuera la fuera más votada en las elecciones seccionales. En esa ocasión, recomendó al pleno del CNE vigilar la situación legal de estos movimientos políticos con respecto a su inscripción y entrega de personería jurídica.

En marzo de este año, la institución pidió directamente al CNE dejar sin efecto la inscripción de estos partidos. Señaló que tras un examen realizado a estas fuerzas, se determinó que las cuatro incumplen con el 1.5% de afiliados, que estipula como requisito el artículo 109 de la Constitución para ser legalizados, de acuerdo con el padrón del último proceso electoral.

Correa señala que la Contraloría hace referencia a las firmas que el partido usó para inscribirse en 2016; y critica que el informe para recomendar su eliminación se hace cuando ya la agrupación política ha participado en varios comicios y el año pasado se consolidó como la fuerza política más popular de Ecuador.

Ante la falta de decisión en el CNE a sus recomendaciones, en junio pasado, la CGE predeterminó responsabilidades administrativas sobre las autoridades electorales y pidió la destitución y multa para tres consejeros: Diana Atamaint (presidenta del organismo), José Cabrera Zurita y Esthela Acero Lanchimba.

A menos de un mes después de solicitar esas destituciones y multas, el CNE acata las recomendaciones de la CGE.

“¿Qué más prueba quieren del sometimiento del Consejo Nacional Electoral a un contralor, además, espurio?”, dijo Correa, en alusión al titular de la CGE, Pablo Celi, de quien agregó que “solo está puesto ahí para perseguir, pero rompiendo, absolutamente, la Constitución ecuatoriana”.

Tras la decisión de este domingo en el CNE, las agrupaciones políticas tienen 10 días para presentar sus pruebas de descargo, alegatos y observaciones.

Sobre este lapso, el exmandatario señaló que es “parafernalia” y hacerles “perder el tiempo”. Indicó que “ya todo está decidido, a no ser que cambie, dramáticamente, la decisión política (del país)”; sin embargo, dijo que acudirán a todas las instancias internacionales para defenderse.

Antes de esta decisión, desde que la CGE comenzó a hacer las recomendaciones al CNE sobre estas agrupaciones políticas, las autoridades electorales, incluyendo al Tribunal Contencioso Electoral, fallaron ocho veces a favor de FCS, precisó Correa.

Coalición en marcha

La suspensión del partido se conoce además, a menos de dos semanas de haberse presentado la coalición política Unión por la Esperanza (UNES), liderada por FCS, para iniciar las actividades para los comicios previstos para el 07 de febrero de 2021, en los que se elegirán al nuevo presidente, vicepresidente y asambleístas del país.

La coalición es apoyada por el Foro Nacional Permanente de las Mujeres Ecuatorianas (FNPME), la Confederación de Pueblos y Organizaciones Indígenas Campesinas del Ecuador (FEI), Fuerza Rural y Productiva (FRP), la Coalición Nacional por la Patria (CNP), el movimiento Centro Democrático (CD), el Frente Patriótico Nacional (FPN) y el colectivo SurGente.

VP/Internacional/EZ

Artículos relacionados

Mayor atención a afectados por huracán Willa, plantea López Obrador

Redacción Voces del Periodista

Detienen a empresario ligado con Guillermo Padrés, ex gobernador de Sonora

El mercado del petróleo, en el limbo mientras la OPEP+ lucha por alcanzar un pacto de producción

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.