Voces del Periodista Diario
Internacional

El ministro de Defensa de Colombia aboga por volver a las fumigaciones aéreas con glifosato para combatir el narcotráfico

* Carlos Holmes Trujillo defiende reanudar el uso de este herbicida, que la OMS considera potencialmente cancerígeno y nocivo para el medioambiente.

BOGOTÁ (RT) 30 de noviembre de 2020.- El ministro de Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, se mostró a favor de reanudar las fumigaciones aéreas con el herbicida glifosato para reducir los cultivos de hoja de coca y atacar de este modo la financiación de los grupos armados ilegales que se dedican al narcotráfico, según declaró durante una entrevista con Reuters publicada este domingo.

“Colombia necesita asperjar, reducir rápidamente los cultivos ilícitos, porque de esta manera estaríamos acabando con la gasolina que termina convertida en recursos para los que cometen masacres y asesinan líderes sociales”, aseguró Holmes Trujillo.

En este sentido, el ministro recordó que dicho procedimiento fue efectivo en el pasado, ya que permitió que en 2013 el país redujera a 48,000 hectáreas las plantaciones de coca. “Colombia necesita restablecer la fumigación aérea con glifosato por razones de seguridad nacional […] con todas las seguridades en materia de salud y medioambiente”, defendió.

Aumento de plantaciones

Considerada como el principal productor mundial de cocaína, la nación sudamericana suspendió en 2015 las fumigaciones con glifosato siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que sostiene que la sustancia es potencialmente cancerígena y nociva para el medioambiente.

Esta medida provocó, dos años después, un aumento de las plantaciones, que llegaron a ocupar 171,000 hectáreas en toda Colombia, su nivel más alto desde el 2000.

El Gobierno de Iván Duque ha continuado con la erradicación de los cultivos de hojas de coca de forma manual, con lo que logran destruir hasta 170 hectáreas al día, frente a las entre 400 y 600 que permite la fumigación aérea.

Sin embargo, algunos miembros de la exguerrilla FARC, la guerrilla ELN y otros grupos armados ilegales relacionados con el narcotráfico atacan a los encargados de llevar a cabo dichas labores. Solamente este año, 16 efectivos del Ejército y la Policía colombianos perdieron la vida, mientras que alrededor de un centenar resultaron heridos.

Cifra récord

A pesar de esta situación, Colombia terminará este año con la cifra récord de 130,000 hectáreas de hoja de coca eliminadas, un 30% más que en 2019. Asimismo, las autoridades han decomisado un total de 456 toneladas de cocaína.

Desde el Ejecutivo esperan que la Corte Constitucional les permita reanudar la fumigación aérea, pero la autorización se ha retrasado porque algunas comunidades se han opuesto al plan y han recurrido a la Justicia.

“Necesitamos crear condiciones para que haya inversión, inversión grande, inversión de proyectos sostenibles y rentables para los campesinos colombianos”, concluyó Holmes Trujillo, que no se atrevió a dar una fecha concreta para el restablecimiento de las fumigaciones con aviones.

Según datos de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC), a finales de 2019 el país latinoamericano contaba con 154,000 hectáreas de hoja de coca y una potencial producción de cocaína de 1,137 toneladas métricas.

Narcotráfico: enemigo común de Colombia y Ecuador

VP/Internacional/EZ

Artículos relacionados

“Un punto de inflexión en la batalla por el control”: la advertencia de Snowden por el bloqueo a Trump en Facebook

Redacción Voces del Periodista

Beijing destaca aporte de cooperación china y América Latina

Redacción Voces del Periodista

Chile vive nuevas protestas tras la renovación de mando en Carabineros por el violento operativo que dejó 2 menores de edad heridos

Editor Web

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.