Voces del Periodista Diario
Internacional

El ministro de Gobierno ‘de facto’ de Bolivia dice que sería “políticamente correcto meter bala” a los manifestantes que reclaman la renuncia de Áñez

* Arturo Murillo dijo que no descarta la intervención de las fuerzas militares en las protestas para “evitar una guerra civil”.

SUCRE (RT) 12 de agosto de 2020.- Este martes se desarrollan nuevas protestas en Bolivia para exigir la renuncia de la presidenta ‘de facto’, Jeanine Áñez, y la celebración de elecciones democráticas, postergadas dos veces por la pandemia.

Mientras continúan los bloqueos en rutas por la Central Obrera Boliviana (COB) y sectores aliados al mandatario depuesto, Evo Morales, cientos de seguidores del Movimiento al Socialismo (MAS) se dirigen de manera pacífica a la localidad de El Alto, en el departamento de La Paz.

En ese marco, el ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, afirmó en la noche del lunes, en una entrevista con CNN, que “lo políticamente correcto sería meter bala” a los manifestantes que hace nueve días protestan contra el retraso de los comicios, pospuestos por el Tribunal Supremo Electoral para el 18 de octubre.

El funcionario no descartó el uso de fuerzas militares para desalojar las concentraciones. Dijo que el Gobierno intentará llegar a un acuerdo para eliminar los bloqueos, pero avisó que, de no lograrlo, actuarán las fuerzas militares: “No va a quedar otra forma que actuar con la mano más dura, con la ley en la mano”, aseguró. Y añadió que se está “tratando de evitar una guerra civil en el país”.

Luego de ello, el propio Morales se expresó a través de Twitter tratando de descomprimir la tensión, en medio de denuncias por aparentes intentos de proscripción contra el MAS, al que las encuestas dan como potencial ganador.

“No debemos caer en las provocaciones que nos quieren llevar a la violencia. Solo con el pueblo en el poder democrática y pacíficamente podremos resolver las crisis y eso significa elecciones ya, con fecha definitiva e inamovible”, dijo el líder cocalero desde su exilio en Argentina.

A pesar del llamado de Morales, medios locales reportaron la presencia de algunos grupos armados en los bloqueos. Con banderas de la ‘whipala’, que simboliza la lucha de los pueblos indígenas, reclamaron por la democracia y la inmediata renuncia de Áñez.

Según señaló el ministro de Defensa, Fernando López, al canal TV Bolivia, la situación no implica “nada de riesgo para el potencial operativo de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional”.

Los piquetes se mantienen en las ciudades de Cochabamba, Santa Cruz y La Paz, donde se alojan las sedes del Gobierno y del Parlamento bolivianos, y están complicando la distribución de alimentos y suministros sanitarios en medio de la crisis sanitaria por Covid-19 en el país.

Las elecciones ya se habían pospuesto de mayo a septiembre por la emergencia sanitaria, y el mes pasado el Tribunal Supremo Electoral anunció el 18 de octubre como fecha “inamovible” para la realización de las elecciones generales.

VP/Internacional/EZ

Artículos relacionados

CHINA ADVIERTE CONTRA UNA INTERVENCIÓN MILITAR EN SIRIA

EEUU impone sanciones contra Rusia y China por vínculos con Corea del Norte

Corea del Sur registra participación electoral récord pese a COVID-19

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.