Voces del Periodista Diario
Destacados Internacional

Gobierno de Peña Nieto espió para la CIA a diplomáticos y ciudadanos de Rusia, China y otros países

MÉXICO, (RT), 19 de agosto de 2019 .- Documentos desclasificados revelan que durante el mandato del expresidente Enrique Peña Nieto, los servicios de inteligencia mexicanos realizaron labores de espionaje para Washington.

El Gobierno de México espió a civiles y diplomáticos de países como China, Rusia, Irán y Corea del Norte, de acuerdo con un documento clasificado que revela parte de los acuerdos de la inteligencia mexicana con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los EE.UU.

El documento, dado a conocer por la revista Proceso, reproduce parte de un reporte de Eugenio Ímaz, exdirector del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), presentado en Washington el 15 y 16 de abril de 2013 para informar sobre los avances en el espionaje contra objetivos específicos, a petición de la CIA.

Entre los “objetivos de interés para la CIA” se encontraba el intercambio de información sobre supuestos agentes de inteligencia chinos, encubiertos como corresponsales en México, así como el seguimiento a vehículos y funcionarios diplomáticos rusos, incluyendo un énfasis especial en Igor Barsukov, quien era agregado militar de Moscú acreditado en México.

Entre las prioridades de Washington también se encontraba el rastreo de “operaciones clandestinas” de Corea del Norte en México y América Latina, además del seguimiento a una presunta red apoyada por la Embajada de Irán para introducir ciudadanos de aquel país a territorio mexicano, “con fines de ser trasladados a EE.UU.”.

Otro de los objetivos de la inteligencia estadounidense era contar con un registro puntual de las comunidades musulmanas asentadas en México, “con el fin de neutralizar cualquier expresión del extremismo islámico en el país”, según los documentos.

Entre los “objetivos de interés para la CIA” se encontraba el intercambio de información sobre supuestos agentes de inteligencia chinos, encubiertos como corresponsales en México, así como el seguimiento a vehículos y funcionarios diplomáticos rusos, incluyendo un énfasis especial en Igor Barsukov, quien era agregado militar de Moscú acreditado en México.

Entre las prioridades de Washington también se encontraba el rastreo de “operaciones clandestinas” de Corea del Norte en México y América Latina, además del seguimiento a una presunta red apoyada por la Embajada de Irán para introducir ciudadanos de aquel país a territorio mexicano, “con fines de ser trasladados a EE.UU.”.

Otro de los objetivos de la inteligencia estadounidense era contar con un registro puntual de las comunidades musulmanas asentadas en México, “con el fin de neutralizar cualquier expresión del extremismo islámico en el país”, según los documentos.

A cambio de la cooperación prestada a EE.UU., el Gobierno de México recibió ayuda para identificar y ubicar a líderes del narcotráfico, lo cual permitió, entre otras cosas, la captura de Joaquín el ‘Chapo’ Guzmán, capo del Cártel de Sinaloa.

Pero no es la primera vez que se evidencian esta clase de vínculos. En 2017, documentos desclasificados de EE.UU., vinculados con el asesinato del expresidente John F. Kennedy, revelaron que al menos tres expresidentes del país latinoamericano (Adolfo López Mateos, Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría) operaban como informantes dentro de la nómina de la CIA.

VP/INTERNACIONAL/AA

Artículos relacionados

Incendio en edificio de Londres desata pánico; rememoran incidente anterior

EL PELIGRO YA PASÓ: VICENTE FERNÁNDEZ

admin

La sospechosa ‘desaparición’ de la fortuna de El Chapo

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.