Voces del Periodista Diario
Internacional

Un exguardia de un campo de concentración nazi pide disculpas a las víctimas del Holocausto antes de ser sentenciado

* Bruno Dey, de 93 años, sostuvo que solo se dio cuenta del “alcance de las atrocidades” al escuchar los relatos de los testigos.

BERLÍN (RT) 21 de julio de 2020.- Un exguardia que sirvió en el campo de concentración nazi de Stutthof (Polonia) pidió disculpas este lunes a las víctimas del Holocausto en un tribunal de Hamburgo (Alemania) días antes de que se dicte la sentencia por su complicidad en crímenes atroces durante la Segunda Guerra Mundial, informa AFP.

“Hoy me gustaría disculparme con aquellos que pasaron por esta infernal locura, así como con sus familiares. Algo semejante nunca debe volver a ocurrir”, lamentó Bruno Dey, de 93 años, desde el estrado en su última declaración antes del veredicto.

El exsoldado alemán es acusado de colaborar en el asesinato de 5,230 personas, que tuvieron lugar mientras estuvo en Stutthof desde 1944 hasta 1945. Dey enfatizó en que “nunca fue voluntario” para ser parte de la SS o cualquier otra unidad, “especialmente no en un campo de concentración”.

“Si hubiera visto la oportunidad de retirarme del servicio, lo habría hecho”, agregó el hombre, explicando que solo se dio cuenta del “alcance de las atrocidades” al escuchar los relatos e informes de los testigos.

A pesar de su avanzada edad, el hombre está siendo juzgado por un tribunal de menores, debido a que tenía entre 17 y 18 años cuando sucedieron las masacres. Está previsto que un juez emita su veredicto este jueves. Los fiscales han solicitado una pena de prisión de tres años, pero el abogado de Dey, Stefan Waterkamp, solicitó ante el tribunal una absolución o una sentencia suspendida, alegando que su cliente “no sobreviviría” a la cárcel.

Waterkamp explicó que en aquella época era difícil que un hombre tan joven rompiera filas, por lo que Dey “no tuvo escapatoria”. Además señaló que como guardia de la torre, Dey no habría sabido sobre el alcance del “sadismo” y las “condiciones inhumanas” del lugar. Hay que considerar que en ese momento el hecho de “estar destinado a un campo de concentración no era considerado como un crimen”, agregó Waterkamp.

El campo de concentración de Stutthof fue el primero construido fuera de Alemania y estaba inicialmente destinado a prisioneros políticos polacos. En el lugar se retuvo a unas 115,000 personas, varias de ellas judías, de las cuales 65,000 murieron.

El juicio de Dey podría ser uno de los últimos casos de guardias nazis sobrevivientes. La semana pasada otro exguardia del campo de Stutthof, ahora de 95 años, fue acusado haber tenido participación en el asesinato de cientos de personas. Sin embargo, un tribunal debe determinar si tal sujeto es apto para un juicio.

VP/Internacional/EZ

Artículos relacionados

¿Revive el horror de las ‘casas de pique’ o desmembramiento en Colombia?

Habrá retrasos en aeropuerto de Nueva York por tubería averiada

Copiloto de Germanwings practicó maniobra para choque

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.