Voces del Periodista Diario
Metropolitana

De puntos turísticos a focos de contagio, los negocios de Coyoacán

Por Omar Ocampo

CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) 26 de abril de 2020.- En la Fase 3 de la pandemia del COVID-19, solo los comercios esenciales de la alcaldía de Coyoacán, establecidos y semifijos, se mantienen abiertos.

En un recorrido realizado por Notimex por los tianguis del Imán, de Eje 10 Sur, y el centro de la demarcación, los contrastes son evidentes.

El foco de contagio que representan los más de 120 mercados sobre ruedas de Coyoacán obligó a las autoridades a implementar medidas, como autorizar solo venta de comida para llevar, y evitar la comercialización de artículos usados y ropa.

Ahora, la mayor parte de los comercios semifijos colocados en avenida del Imán y a un costado del Paseo Libertadores son atendidos por locatarios con cubrebocas, con gel antibacterial para los consumidores, y plásticos que fueron colocados para lograr la “sana distancia” entre productos y consumidores.

Esta alcaldía de la Ciudad de México es una de las 10 localidades del país con mayor número de nuevos casos, 227 en total -corte al 24 de abril- según datos de la Secretaría de Salud federal.

Al respecto, el alcalde de Coyoacán, Manuel Negrete, reconoció que la situación “se ha salido un poquito de control” en los tianguis, por lo que intensificaron los operativos, lo que se pudo constatar con el perifoneo de vehículos pidiendo a la población a no salir de sus hogares, y el recorrido del personal uniformado de la alcaldía verificando que no haya aglomeraciones.

La mayor parte de los productos que se comercializan son carne fresca, salchichonería, frutas y verduras, y comida solo para llevar: carnitas, mariscos, y fritangas, entre otros platillos, aunque la gente se sigue juntando por la falta de espacio en los pasillos.

El trajinar de personas y productos de los mercados contrasta con el silencio y las calles desoladas del centro del llamado Barrio Mágico de la Ciudad de México.

Con la mayor parte de los museos y centros culturales cerrados, el Jardín Centenario y su Plaza Hidalgo lucen acordonadas con cinta amarilla, vallas y lonas informando que no hay paso, resguardadas con policías de la Ciudad de México.

El “lugar de coyotes”, su significado en náhuatl, otrora abarrotado de turistas y visitantes nacionales y extranjeros, ahora solo mantiene algunos negocios de abarrotes, churros y comida para llevar abiertos, sin clientes.

La ausencia de ruido y aroma a café en El Jarocho, en las calles Cuauhtémoc e Ignacio Allende, resulta evidente.

Un vendedor de tacos sudados en una canasta, a bordo de su bicicleta, pasa por el cruce de las calles Aguayo y Cuauhtémoc, donde cuatro repartidores por aplicación, con sus coloridas mochilas a las espaldas, miran sus teléfonos móviles, tal vez esperando que les soliciten un pedido.

El recorrido por las calles desoladas, con casas coloridas y de grandes portones concluye en una tienda de abarrotes de calle Abasolo, donde la responsable de atenderla niega la venta de una cerveza.

La alcaldía limitó la venta de bebidas alcohólicas los días viernes, sábados y domingos, a partir del 24 de abril, en un horario de las 14:00 horas hasta las 24:00 horas del domingo 31 de mayo.

El reencuentro con el vendedor de tacos sudados, a bordo de su bicicleta, es notorio por el vacío de las calles y los clientes que ahora tiene: un automóvil que se paró exclusivamente a comprarle, un joven a bordo de motocicleta y un señor de la tercera edad en andadera, sin cubrebocas y sin miedo a infectarse.

VP/Metropolitana/EZ

Artículos relacionados

Artesanos bloquean Eje Central, exigen apoyos económicos

Redacción Voces del Periodista

Exhorta FGJCDMX a denunciar uso ilegal de datos personales

Redacción Voces del Periodista

Asaltan y lesionan a mujer en Avenida Constituyentes

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.