Voces del Periodista Diario
Nacional

Defensa de los derechos de los periodistas ante el Congreso de la Unión

La Secretaria General del Club de Periodistas de México, A.C., María Concepción Celeste Sáenz de Miera y Aguiar solicitó al periodista Virgilio Caballero, diputado federal electo por Morena, ser un legislativo sensible ante la censura que padecen los periodistas; atento a los despidos laborales, las desapariciones y las amenazas de muerte cumplidas del gremio. “Un legislativo que denuncie las represiones de que somos objeto por parte del funcionario o gobernador en turno”.

Es urgente, agregó la periodista, construir consensos entre los legislativos, que emitan leyes que promuevan mejores condiciones salariales, de salud y capacitación para los periodistas; no cejar en la tarea como periodista y compartir a quienes conformarán la siguiente Legislatura, que nuestro encuentro es para recapitular sobre la tarea del periodista, y, como vocero de la sociedad, ampliar los lazos con la sociedad civil organizada por medio de la acción social.

Ante un grupo de periodistas y amigos, Sáenz de Miera aseguró que es necesario legislar sobre la distribución equitativa de publicidad asignada en el erario público en el gobierno federal, los gobiernos estatales, municipales y delegaciones políticas para el caso del Distrito Federal. Es imprescindible –reiteró- crear leyes que otorguen autonomía, financiera y editorial a los sistemas de Radio y Televisión de los Estados, y  que sólo dependan del legislativo estatal.

def2

Le solicitó asimismo promover la protección a las mujeres periodistas en casos de embarazo y guardería a sus hijos. Llevar a la práctica iniciativas que fijen la equidad de género en los mandos directivos de todos los organismos públicos dedicados a los medios de comunicación.

Necesitamos, tu colaboración para que desde tu posición como integrante de un nuevo cuerpo legislativo, hagas tuyas estas demandas y contribuyas a resolverlas. “El Club de Periodistas, se pronuncia así, por mantener una estrecha relación con los nuevos integrantes del legislativo, en aras de fomentar vínculos permanentes que nos permitan avanzar en esta misión”, aseguró.

Y dijo: “entre el trabajo de los legisladores y los periodistas, existen puntos de encuentro. Nuestra labor de informar puntualmente sobre los hechos y circunstancias, de presentar entrevistas con los responsables de la función pública, de elaborar  informes y diagnósticos sobre un determinado tema de la vida pública, incluso de ofrecer una nota sobre un hecho climático o la realización de una crónica urbana o la profundización de un tema a partir de una investigación periodista a fondo, son elementos que conforman la agenda pública y que en muchas ocasiones es materia de trabajo para el legislativo, que con su visión propia, el conocimiento de las leyes, elabora sus diagnósticos e iniciativas legislativas”.

def3

Dio a conocer que los periodistas informamos en todo lugar y momento, ahora con las nuevas tecnologías. En tiempo real las 24 horas se pueden encontrar noticias casi sobre cualquier tema, es una labor incesante. En contraste, refirió, resulta paradójico, que una profesión como esta, que además de no estar reconocida en el catálogo de profesiones, su ejercicio, su desempeño, desde hace décadas en nuestro país, se ha convertido en una de las profesiones más peligrosas.

Destacó que sus salarios, sus condiciones de seguridad médica, en una gran mayoría se encuentran fuera de la ley. Y desde hace años, las grandes corporaciones, finiquitaron su relación con los trabajadores sindicalizados, el mismo Estado ha propiciado o impedido la creación de sindicatos que defiendan los derechos laborales de las y los periodistas.

No cesan las agresiones

Las agresiones a los periodistas no cesan, dijo y apuntó que ahí están los informes de varias organizaciones hermanas  que han documentado, a través de detallados análisis, por décadas, sexenios, o años, los ataques que han y hemos vivido centenares de colegas, las mismas que van desde embestidas verbales, intimidaciones, despidos, censuras, hasta amenazas de muerte o cumplimiento de esta sentencia, por parte de grupos criminales o funcionarios públicos, a través de terceras personas, como se ha testimoniado y demostrado, que las agresiones, en un alto porcentaje provienen de los servidores públicos.

Celeste Sáenz de Miera aseguró que por nuestra experiencia, las trayectorias, los periodistas somos una especie de termómetros de la sociedad. Nuestra valía radica en colaborar al mejoramiento, al crecimiento intelectual de una sociedad a través de la aportación periodística en todos los órdenes del conocimiento. Por más difícil de comprender, la crítica que realizan los periodistas, al denunciar situaciones anómalas en la función pública o privada, también es una aportación al bien común y al fortalecimiento de la conciencia ciudadana.

Al fomentar la cultura sobre los derechos políticos y humanos, los periodistas fortalecemos acciones directas sobre el ejercicio de la democracia en nuestro país. De ahí, que los ciudadanos, cada vez que hay una elección y se registran anomalías, recurran imprescindiblemente a los periodistas, para que se escuche su voz y se fomente en el respeto a las garantías estipuladas en la ley.

Las agresiones a periodistas se dan con la complicidad expresa, manifiesta de los organismos públicos del gobierno.

Por su parte, Virgilio Caballero legislador electo por Morena, aseguró: “La preocupación manifiesta en mi trabajo periodístico de más de 40 años la llevo conmigo como tarea a la Cámara de Diputados. Al Club de periodistas debo confiarle que cuando Morena me invitó a ser candidato como diputado federal respondí de inmediato: Soy periodista, no político; jamás he hecho política partidista. La respuesta fue: Toda la vida has hecho política con tu trabajo, con tus estudios has realizado periodismo político, en defensa de los intereses de la sociedad”.

No dejaré de hacer periodismo estando en la Cámara y pelearé por todo lo que creo ocupando una curul en la Cámara de Diputados; por todo lo que he creído y luchado. Tengo muy claro en qué situación vive nuestro país en estas horas y desde hace años. Hay una violación cotidiana de los derechos humanos, masiva y con frecuencia proveniente de los organismos públicos que deberían y deben de protegerlos.

def4

Manifestó Virgilio Caballero que los mismos organismos de seguridad que deberían tenerla como su principal cuidado. Es una violación masiva que cotidianamente ocupa las primeras planas de los periódicos. A diario y estamos ya acostumbrados a las masacres como forma natural de vida o “como forma de muerte”.

Tendré muy en cuenta que, este contexto, forma parte también la situación del periodismo nacional, lo que nos ha convertido, de acuerdo con los organismos de los Derechos internacionales de derechos humanos, derechos de los periodistas que vienen observando desde hace años lo que ocurre en el país: El tercer país más peligroso del planeta –para la práctica del periodismo-, después de Afganistán y de Irak; en el país más peligroso del Continente Americano para la práctica del periodismo.

Qué significan para la autoridad y para nosotros que 91 compañeros hayan sido asesinados en los últimos diez años y además 25 desaparecidos y, de acuerdo con los datos de esos organismos defensores de los periodistas, haya más de 1500 agresiones en los diferentes medios de comunicación, acoso, amenazas y sin que hasta la fecha haya sido investigado uno solo y mecho menos castigado.

Mujeres ejemplo de gran trabajo periodístico

Explicó que el 82 por ciento de las agresiones a periodistas provienen de funcionarios públicos. Somos víctimas de la violencia que padece el país; una verdad cotidiana, dura, difícil e inexcusable, lo cierto es que esas agresiones a periodistas se dan con la complicidad expresa, manifiesta de los organismos públicos del gobierno.

Celeste Sáenz, Sanjuana Martínez, Anabel Hernández y Lydia Cacho viven acosadas, escondidas y además son ejemplo de gran periodismo a pesar de sus condiciones de acoso y persecución que las agobia. Estas periodistas, dijo, son ejemplo de valentía, de trabajo digno; de periodismo de investigación a fondo de los grandes problemas del país escribiendo en situaciones de persecución y agresión.

Aseguró que una representación como la que ahora con toda dignidad espero llevar a la Cámara de Diputados no es para representarme a mí, es a nuestro gremio y que el periodista, la situación del periodismo en la actualidad, encuentren ese espacio de la tribuna y del trabajo legislativo una trinchera para defender las libertades de expresión y el derecho a saber y a la información.

Manifestó que estas agresiones ocurran y hayan ido en aumento inclusive con la represión y exterminio del programa de Carmen Aristegui y la desaparición de los programas de Ricardo Rocha y la persecución a Celeste Sáenz de Miera y que tienen una clara explicación hacia la abolición del derecho a expresarse libremente y del derecho de la sociedad a saber; del derecho a conocer lo que le ocurre.

La sociedad, dijo finalmente, es la que me ha elegido, pero soy periodista y pertenezco al gremio del periodismo. “Amo a mis compañeros y mis hermanos y a nuestro trabajo; a nuestra vida periodística que la pondré por delante en el cumplimiento del deber como legislador.

Ley Federal de Protección al Periodista

A nombre del Club de Periodistas de México, el abogado Nicolás Cruz Flores, de la dirección jurídica, manifestó que han pedido al legislador elector por Morena, Virgilio Caballero que promueva en la Cámara de Diputados una Ley Federal de Protección al Periodista; una legislación que le urge a la nación, pero que no madamas proteja a los comunicadores nacionales sino a los extranjeros que ejercen esta profesión.

def5

Una ley que con temple que el periodista no pueda revelar sus fuentes, a menos de que él de su consentimiento y sus fuentes. Una ley, agrega Cruz Flores, que sea de interés general y en la que no se le obligue al periodista la colegiatura, porque sería como coartar el derecho a la información y a la libertad de prensa.

Dijo que se daría la oportunidad solo a los periodistas que estuvieran colegiados serían los únicos en proporcionar la información; esto, dijo, violaría los artículos VI y VII que protegen la libertad de información y de prensa.

 

 

 

Gerardo Bono González

Artículos relacionados

Gobierno Federal nunca me presionó para ayudar a Duarte

Redacción Voces del Periodista

Popocatépetl suma 204 exhalaciones, semáforo continúa en Amarillo Fase 2

Redacción Voces del Periodista

Familia LeBarón cuenta con protección federal, confirma Seguridad

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.