Voces del Periodista Diario
Nacional

Experta de la ONU pide proteger fosas comunes con respeto y normas de DDHH

CIUDAD DE MÉXICO, (Sputnik), 29 de octubre de 2020 .— La comunidad internacional debe ayudar a los países que tienen fosas comunes y garantizar que sean tratadas “con respeto y normas de derechos humanos” para la búsqueda de la justicia, dijo en Nueva York la relatora especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre ejecuciones sumarias, Agnès Callamard.

“Las fosas comunes son lugares de evidencia cruciales para la búsqueda efectiva de justicia formal”, dijo Callamard a la Asamblea General, en la presentación de su informe anual, difundido en México por la oficina permanente de la Alta Comisionada para Derechos Humanos de la ONU.

Las comunidades donde hay fosas comunes guardan los restos de personas a quienes se les negó la identidad en la hora de su muerte, dijo la responsable del organismo.

“Son espacios de íntimo dolor para sus seres queridos y son lugares de registro público, prueba de que ocurrieron hechos atroces que nunca deben olvidarse”, prosigue el informe anual.

La historia de la humanidad “está empañada por masacres en las que a menudo los responsables, no solo han caminado libres, sino que han sido celebrados con estatuas erigidas en su memoria y que adornan juzgados, ayuntamientos y parques locales”, deploró la experta en la materia.

Esos monumentos contrastan con la forma en que son tratados lugares de matanzas y fosas comunes.

Esos sitios escenario de tragedias no son reconocidos, y están “desprotegidos, sin preservación y, cuando no están cubiertos, son profanados o destruidos; incluso puede convertirse en un delito mencionarlos en público”, subrayó.

El 29 de octubre, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador confirmó el hallazgo de más de 50 cuerpos en una fosa común en Guanajuato, estado del centro del país

Según cifras oficiales, de 2006 a junio 2020 han sido encontradas 3.978 fosas clandestinas en México, en las que se han exhumado 6.625 cuerpos, y han sido reportadas más de 74.000 personas desaparecidas durante 14 años de violencia del crimen organizado.

Fosas comunes en toas las regiones del mundo

Cada región del mundo tiene fosas comunes, dijo Callamard.

Esos sitios “pueden ser resultado de represión, conflicto o pueden estar vinculados a actividades delictivas; pueden ser el resultado de desastres naturales o pandemias, pero siempre representan violaciones de derechos humanos”, apuntó.

A pesar de producirse a escala mundial y ser de suma importancia, los Estados han hecho muy poco para garantizar un manejo respetuoso de las fosas comunes, lamentó la relatora.

“La comunidad internacional debe hacer mucho más para apoyar a los países y comunidades donde se encuentran estos lugares”, señala el informe.

Además del abandono histórico y mundial de los emplazamientos con fosas comunes, el informe también destaca la falta de un marco coherente de derechos humanos para su tratamiento.

“Todos estos significados y derechos asociados deben ser considerados”, agregó Callamard.

El informe ofrece “un marco de derechos humanos mediante el cual fortalecer el manejo respetuoso y legal de las fosas comunes; un enfoque en el que se reconozca la diversidad de reclamos, derechos y obligaciones y en el que se pueda lograr un equilibrio justo entre todos estos intereses”.

Acerca del debido proceso y la no discriminación, el documento señala que las familias de las víctimas, los sobrevivientes y las comunidades afectadas “son fundamentales y deben poder participar de manera activa y significativamente en las decisiones sobre el manejo de fosas comunes”.

Para ayudar a garantizar procesos participativos justos, recomienda el nombramiento de un “tutor legal” para cada fosa común y, cuando corresponda, “administradores de la escena del crimen”, atendiendo los reclamos de diversos actores y cumpliendo las obligaciones del Estado.

Finalmente, exhortó a garantizar que las generaciones presentes y futuras nunca olviden los atroces crímenes que llevaron a tantas fosas comunes para garantizar que nunca se permita la repetición de esa violencia

“Solo a través de intervenciones basadas en los derechos humanos que estos lugares de masacre de sufrimiento masivo y muerte pueden convertirse en lugares de dignidad, respeto y de aprendizaje comunitario profundo, esencial para la no repetición”, puntualizó.

Callamard ha trabajado en el pasado con la organización defensora de la libertad de expresión Artículo 19 y Amnistía Internacional, además de dirigir investigaciones de derechos humanos en más de 30 países.

Artículos relacionados

Reforman reglamento de la PF y crean la División de Gendarmería

Se dejarán de pagar mil millones de pesos a comisionados sindicales en educación

Popocatépetl registra 254 exhalaciones, semáforo continúa en Amarillo

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.