Voces del Periodista Diario
Nacional

Suman tres las narcofosas descubiertas en Carrizalillo; investiga la PGR

Habitantes de Carrizalillo encontraron dos fosas clandestinas con un número indeterminado de restos humanos en las inmediaciones de la mina de oro más importante del país explotada por la empresa canadiense Gold Corp. Al respecto, el comisario municipal Nelson Figueroa advirtió que tienen conocimiento de que la zona es un cementerio clandestino utilizado por el grupo delictivo Guerreros Unidos, donde podrían localizarse al menos 60 cadáveres.

La acción de los pobladores provocó que por la tarde un impresionante convoy de peritos de la PGR y agentes de la Policía Federal (PF) se concentraran en el área para esclarecer la situación.

El hecho ocurre luego de que este fin de semana pobladores de Carrizalillo, municipio de Eduardo Neri, confirmaran que sicarios de Guerreros Unidos se refugiaron en este lugar tras la masacre y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, tal como lo dio a conocer Proceso el 14 de octubre de 2014.

Incluso, los habitantes señalaron que en este sitio pudieron haber sido asesinados los normalistas desaparecidos.

fosas2

Esta mañana, un grupo de hombres encabezado por las autoridades locales subieron a los puntos conocidos como El Pedregal y El Puerto, ubicado en las faldas de un cerro localizado a media hora de la comunidad minera.

En el lugar localizaron dos fosas con restos humanos que no fueron exhumados en su totalidad, por lo que se desconoce el número de cuerpos.

El hallazgo se suma a otra fosa encontrada este fin de semana donde estaban al menos dos osamentas.

Estas fosas fueron ubicadas tras la información proporcionada por Modesto Peña Celso, quien es señalado como miembro de Guerreros Unidos y retenido por los pobladores la semana pasada junto a nueve agentes federales que trataron de llevarse por la fuerza al representante del comisariado ejidal.

Los pobladores suspendieron las labores de búsqueda de fosas porque fueron alertados de que un grupo de agentes federales había llegado a la comunidad vecina de Mezcala y se disponían a subir a Carrizalillo para investigar el caso de las fosas.

Al respecto, el comisario de Carrizalillo alertó que el civil retenido junto a los federales la semana pasada habría informado que en la zona podrían estar al menos 60 cuerpos y atribuyó los crímenes al grupo Guerreros Unidos.

fosas3

Confirma la PGR realización de peritajes

Con el fin de ubicar las fosas clandestinas señaladas por los habitantes de Carrizalillo, municipio de Eduardo Neri, y proceder al levantamiento de los hallazgos óseos, personal de la PGR se trasladó desde este martes a ese poblado guerrerense.

En un comunicado, la PGR confirmó que a la zona fueron enviados agentes del MP de la Federación y personal de la Coordinación de Servicios Periciales de la PGR, con el apoyo de elementos de la División Táctica y Científica de la Policía Federal (PF).

La dependencia también aseguró que las acciones de investigación y búsqueda que realiza personal de la SEIDO y la Subprocuraduría de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad se llevan a cabo en estrecha coordinación con las autoridades comunales.

El miércoles anterior Modesto Peña Celso, presunto informante del grupo delictivo Guerreros Unidos, fue retenido por más de 15 horas juntos con nueve policías federales por habitantes de Carrizalillo, cuando el supuesto ‘halcón’ pretendía apoyar a los efectivos en la detención del comisariado ejidal, Ricardo López, e incriminarlo con la delincuencia.

Ese día tuvo que intervenir la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que tanto Modesto como los nueve policías fueran entregados a elementos de la Marina y llevados a la delegación de la PGR, en donde rindieron sus declaraciones.

En su intento de ser liberado, Peña Celso reveló a los habitantes de Carrizalillo la existencia de algunos puntos donde se encontraban fosas clandestinas, entre ellos los sitios identificados como El Puerto y El Pedregal, El Zapote y Los Manguitos.

Y desde ayer las autoridades locales aguardaban al personal de la PGR para que inspeccionara el lugar y ayudara a ubicar las decenas de cuerpos presuntamente inhumados clandestinamente en esta comunidad de no más de mil habitantes.

Sin embargo, debido a la disputa del territorio entre Los Rojos y Guerreros Unidos más de 300 habitantes de Carrizalillo han huido del pueblo. Incluso, una de sus calles, denominada “del terror”, se pueden observar vidrios y muebles destruidos, así como ropa abandonada.

Apenas el jueves pasado, un grupo de supuestos desplazados de Carrizalillo acusó al comisariado ejidal Ricardo López García de tener vínculos con la delincuencia organizada.

Los inconformes aprovecharon la gira de trabajo del gobernador priista Héctor Astudillo Flores en la ciudad de Iguala para abordar al delegado de la Secretaría de Gobernación (Segob), Erick Castro Ibarra a quien expusieron el tema.

Sin embargo, el sábado anterior los habitantes de Carrizalillo que respaldan a Ricardo López ubicaron una fosa clandestina en Los Cazahuates, y de ella recuperaron dos mandíbulas y huesos humanos, restos que entregaron al Ministerio Público del fuero común.

 

 

Con información de Proceso

Artículos relacionados

MAÑANA LANZAN SATÉLITE BICENTENARIO

admin

Confirman validez de elecciones en Zihuatanejo y Marquelia, Guerrero

Popocatépetl registra 49 exhalaciones de baja intensidad

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.