Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

La fatalidad del Sistema Métrico Sexenal

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

A título personal, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello introdujo un recurso de amparo por cuyo alegato se colige que quiere seguir ganando más que el Presidente de México.

No es, Córdova, el único servidor de órganos autónomos del Estado, que quiere seguir ganando unos 10 mil pesos diarios entre sueldo, bonos y prestaciones sociales y económicas, que dan para vivir una vida a cuerpo de rey en un sistema republicano, que concede a los obreros, 100 pesos diarios: Tres mil al mes, si se les paga en efectivo y no en vales de consumo en establecimientos de sus patrones, como en las tiendas de raya del porfiriato.

No improvisar fortunas ni dedicarse al ocio y a la disipación

Nosotros recordamos a propósito de ese, que no es mero tópico, el siguiente precepto:

Bajo el sistema federalista, los funcionarios públicos no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad. No pueden gobernar a impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes. No pueden improvisar fortunas, ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse al trabajo. (Fecundo y creador, decía don Adolfo Ruiz Cortines, acotación de este escribidor.)

Esto es lo pavorosamente grueso de la recomendación: (Los funcionarios de Estado) deben disponerse a vivir en la honrada medianía que proporciona la retribución que se les señala.

En el caso actual, por la leyes de Presupuesto y Cuenta Pública y de Remuneraciones a los Servidores Públicos.

Antes de ser ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ministro de Justicia e Instrucción Pública, ministro de Gobernación y Presidente de la República, fue gobernador de su estado, Oaxaca.

Con esa última investidura, Benito Juárez García, en 1852, se dirigió al Congreso estatal, a cuyo pleno dirigió el mensaje al que corresponden las líneas anteriores.

El indio de Guelatao nunca apareció en las revistas del corazón. Será por eso que consejeros, comisionados o gobernadores de los órganos autónomos del Estado de esta hora, no pierden el tiempo en leer la obra moral del Benemérito de las Américas, cuyo natalicio se celebra mañana.

Así le fue al caudillo sonorense Álvaro Obregón

Lo que da pie al título de esta entrega: El Congreso Constituyente de Querétaro de 1917 consagró en la Carta fundamental el régimen presidencialista, sí…

Pero cerró un acerado candado: La No reelección. Seis años nada más, no más cabañitas pinoleras del amor, y a su casa, ahora sin pensión vitalicia.

A eso, los viejos comentaristas políticos tipificaban como fatalidad del sistema métrico sexenal. Éste sigue vigente.

Álvaro Obregón, El caudillo presionó para que se reformara la Constitución. Reelecto a la Presidencia, fue asesinado en julio de 1928.

El general Lázaro Cárdenas del Río tuvo todo: Condiciones políticas, sociales, económicas e internacionales para lograr un segundo mandato. Se abstuvo.

En su oportunidad, el primer presidente civilista, Miguel Alemán Valdés exploró sobre su reelección. La Familia revolucionaria lo disuadió.

Minimaximato y Presidencia en condominio

El primer presidente tecnócrata, Carlos Salinas de Gortari lanzó las sondas sobre la posibilidad de continuar en Los Pinos. No tuvo el clima pretendido: Optó por un minimaximato transexenal.

Vicente Fox, quien “instituyó” la figura de la presidencia en condominio, fraguó una sucesión marital. Su propio partido le dio golpe de timón. Ahora viaja a Nueva York, buscando donaciones para su exclusivo centro en el Rancho San Cristóbal, Guanajuato. Así lo retratan en Hola.

Andrés Manuel López Obrador, que tiene control mayoritario de las cámaras del Congreso Federal, ha recibido el aval para algunas de sus políticas públicas de todos los gobernadores y la unanimidad de todas las legislaturas de los estados, acaba de firmar en papel membretado su compromiso de que no aspirará a su reelección en 2024.

El sistema métrico sexenal contiene una máxima no escrita: No me alboroten la caballada. Es cuanto.

Artículos relacionados

Causas de la “cacería de brujas” contra Donald Trump

Por: Jorge Santa Cruz

¿Cuántas veces tropezar con la misma piedra?

Abraham García Ibarra

Megaproyectos de Desarrollo: atentado al Ambiente y a la Sociedad

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.