Voces del Periodista Diario
Celeste Sáenz de Miera Opinión

A 18 años de la fundación de la Posada del Periodista

  • Fundación Antonio Sáenz de Miera y Fieytal I.A.P.
  • Dignidad, Unión, Oportunidad.
  • Casa hogar; también, club de medio día y albergue para periodistas enfermos o perseguidos.

Por Celeste Sáenz de Miera

Queridos amigos: cumplió 18 años, la casa hogar Posada del Periodista, cuyo objetivo es dar dignidad, unión, oportunidad y cobijo, a comunicadores de la tercera edad y sus familias.

El sueño del fundador del CPM y de su Certamen Nacional e Internacional de Periodismo, vio la luz el primero de marzo del año 2000. Don Antonio Sáenz de Miera, quien fue, es y será por su obra, multiplicador de voluntades y defensor férreo de la Libertad de Expresión y del Derecho a la Información, culminó su gran anhelo, gracias a la suma de buenas intenciones, que supo congregar.

En el tercer nivel de Filomeno Mata 8, encontramos cálidos espacios, que se traducen en comedimiento, solidaridad, abrazo continuo que, con gran esfuerzo, pero también con amor profundo, navega.

Funciona como habitación permanente de aquellos que así lo requieren; como club de medio día, que recibe con alimentos, consulta médica, espacios de convivencia y cultura, y también cuenta con sitios especiales que albergan a periodistas perseguidos o enfermos, para que ahí convalezcan, hasta que puedan reinsertarse a su vida cotidiana.

La Posada del Periodista, es ejemplo de compañerismo que obliga a reforzar el sentido comunitario y gremial.

Vaya pues, un redoble de propósitos, esfuerzos y entusiasmos compartidos, para seguir cosechando y multiplicando el cariño que sembró Antonio Sáenz de Miera y Fieytal.

Artículos relacionados

La fortaleza ante lo inesperado

Redacción Voces del Periodista

Para ilustrar la “feria de la democracia mexicana”

Redacción Voces del Periodista

La corrupción y los límites de la legitimidad

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.