Voces del Periodista Diario
Opinión

A votar y no lamentar

A fuego lento

Por Enrique Pastor Cruz Carranza

Los tiempos y plazos se acortan para la gran cita cívica el próximo primero de julio, cuando habremos de estar frente a las urnas, nuestras boletas y poder decidir a quién o quienes habremos de empoderar por la vía pacífica.

Han sido varias semanas cargadas de intensas campañas donde las propuestas de fondo y factibles han brillado por su ausencia, mientras  las descalificaciones, show mediático, revelaciones y desenmascaramiento de falsos luchadores sociales, enemigos de la tranza y corrupción, han caído frente a las evidencias documentales.

Las redes sociales y participación de la sociedad, distan de ser una mera ocurrencia, y sí, formó parte de la gran revolución comunicativa, en ocasiones manipulada, siendo fundamental confirmar las falsas noticias o trucos de imágenes, como también corroborar los cotos de control mediático o a los poderes fácticos,  quienes están viviendo los peores momentos de su intolerancia, obligados a cambiar actitudes, abrir sus criterios en la diversidad de ideas y opiniones.

El poder de la comunicación, así como también la discusión de temas, propuestas o denuncias dentro del zafarrancho electorero es visto, comentado y discutido en todas sus vertientes, como también rescatar hechos, dichos y acontecimientos, ya no pueden ser restringidos a mentalidades reguladoras de lo que puedan considerar conveniente a los intereses fuera del colectivo.

Las inercias están preocupadas y también el gatopardismo, pues hacer como que se esta cambiando todo, para no permitir que eso suceda.

No podemos olvidar después del 1988, los efectos sociales en la conducta política de los mexicanos afectados en los sismos de 1985, la manera despótica e inhumana del entonces Gobierno del Distrito Federal con Ramón Aguirre Velázquez, y de la Presidencia con Miguel de la Madrid Hurtado se despreció la vida, el apoyo internacional en la contingencia, encubriendo la corrupción de empresarios constructores y la rapiña en la ayuda internacional para las víctimas damnificadas.

La respuesta fue el voto de castigo contra esa sin clase política de las devaluaciones recurrentes y la ruptura inicial dentro de un PRI- lejos de su función convergente de intereses y tranquilidad política y social-.

La mano corrupta y delictiva del Secretario de Gobernación MANUEL BARTLETT DIÁZ tiró el sistema para robar la voluntad en las urnas y negociar con el benefactor Cuauhtémoc Cárdenas el freno a la alternancia.

El crimen político de Luis Donaldo Colosio y el posterior asesinato de José Francisco Ruiz Massieu, reactivan épocas de caudillismo con rostro  neoliberal global.

Ernesto Zedillo Ponce de León sobrevive en la “sana distancia” de una nomenclatura que nunca lo acepta y rechaza.

El hartazgo crea las condiciones propicias para el mimetismo del “CAMBIO” inducido con Vicente Fox Quesada, un personaje idóneo para mantener la ruta de acuerdos apátridas, no cambiar la política económica y no aplicar ningún castigo o rendición de cuentas al PRI EXPULSADO DE “LOS PINOS”. ¡Acuerdos inconfesables!

El proceso del 2006 fue una nueva actitud de participación y el proceso cuenta con la alianza partidista DELICTIVA GLOBAL  para más de lo mismo sintetizado, en el cinismo fraudulento  del “haiga sido como haiga sido”.

Hoy se esta ante un nuevo reto que la criminalidad infiltrada tratará de violentar para desalentar el ejercido del voto libre.

Nadie puede decir que ha ganado y menos. que existe un fraude en camino, si los ciudadanos dejamos de participar y demostrar, estamos hechos de la grandeza democrática que nunca hemos querido cristalizar.

¡A votar!  debe ser la consigna y hacerlo con plena conciencia. No dejemos de hacer el 1 de julio lo que podemos lamentar en el presente y futuro.

Él hubiera no existe y que gane quién más sufragios  logre a su proyecto.

Artículos relacionados

El México machista “celebró” el Día de la Mujer Rural

Mouris Salloum George

Donde la Justicia Electoral topa con pared

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Mouris Salloum George

Enmudeció El Palenque

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.