Voces del Periodista Diario
Abraham García Opinión

Acción Nacional, el partido del retroceso

Sinfonía Telúrica

Por Abraham García Ibarra

Para los comelones, Cotija, Michoacán, no es más que el lugar donde se produce uno de los más esquicitos quesos de México. Pero, Cotija es,  también, semillero de obispos católicos -seis por lo menos-, gobernadores -cuatro- e intelectuales.

En Cotija nació en 1919 José González Torres. Fue jefe nacional del PAN en el periodo 1959-1962. En 1964 fue candidato presidencial, contendiente contra el priista Gustavo Díaz Ordaz.

De su cosecha intelectual, por ahí quedan algunas copias impresas de una de sus contribuciones a la “cultura panista”: La Edad Media Americana.

Los rasgos de ese milenario periodo, denominado por los historiadores como la época oscura, son la supremacía de la Teocracia, el retroceso intelectual, la ignorancia, las supersticiones y el miedo.

José Ángel Conchello convoca a sus correligionarios a salir de las catacumbas

En 1923, en la arrogante Sultana del norte, nació José Ángel Conchello. En 1972 se hizo cargo la jefatura nacional del PAN -al que se afilió en 1947-, por el que fue cuatro veces legislador federal. Más que publicista, una de sus actividades, fue un chispeante  propagandista. En una de sus arengas, le escuchamos convocar a sus correligionarios a salir de las catacumbas; obviamente, en alusión a los primeros cristianos.

En la jefatura nacional del PAN (1972-1975), el regio, postulante de la oposición leal, fue factor de la ruptura interna del partido en el que encabezó la facción integrista, cuya intransigencia provocó que en 1976 los azules se quedaran sin candidato presidencial.

Desde entonces fue visible la infiltración del partido fundado por don Manuel Gómez Morín por agentes del Grupo Monterrey, olorosos a tufos fascistas.

¿Por qué jefe y no presidente o secretario general del PAN?

Curiosidad semántica. ¿Por qué, al dirigente nacional del PAN, fundado en 1939, se le identificó con el título de jefe y no presidente o secretario general, cargos con los que se presentaba entonces respectivamente al líder del Partido de la Revolución o al del Partido Comunista Mexicano?

Aires de época: En 1939 dirigía Italia Benito Mussolini, identificado por sus seguidores como El duce, rango de resonancias militares: El guía, el comandante.

Su par, era Adolfo Hitler, conductor del Partido Nacional-socialista Obrero Alemán. Se gratificaba con el grado indisputable de Führer; el Jefe.

A mitad del mandato del general michoacano Lázaro Cárdenas del Río, en mayo de 1937 creó estado la Unión Nacional Sinarquista (UNS) cuya cuna fue León, Guanajuato.

La UNS fue nutrida con residuos de la Guerra cristera (1926-1929), instigada por el clero político con la bendición de El Vaticano. Pronto tomaría el mando de la organización, con el carácter de jefe nacional,  el michoacano Salvador Abascal Infante, quien le dio a sus contingentes formación castrense. Uno de sus manuales fue La hoja de combate.

Aquí se viene a luchar pero, sobre todo, se viene a morir

Una de las consignas del jefe nacional a sus correligionarios fue la siguiente: Aquí se viene a luchar pero, sobre todo, a morir. Uno de los apologistas del movimiento, lo consagró como las milicias del espíritu.

En los primeros meses de fundado el PAN, Gómez Morín hizo contacto con Abascal Infante para tratar de convencerlo de la lucha política por la vía electoral.

El jefe nacional sinarquista condicionó su integración a que se le cediera la dirección del partido. Gómez Morín, espantado, rechazó la pretensión, pero esto no obstó para que cuadros y bases de la UNS se incorporaran al PAN, que coqueteó en 1940 con la candidatura del general rebelde Juan Andrew Almazán, quien se lanzó contra el candidato oficial, el también genera Manuel Ávila Camacho.

Primer acto de Fox: Llama a una segunda Revolución Cristera

A modo de ilustración: En entrega anterior recordamos que en 1964 la XVIII Convención Nacional del PAN se dio un nuevo cuerpo doctrinario, en cuyo centro de gravedad estuvo intención de rescatar al partido del integrismo católico.

Corolario preliminar: De Michoacán vino Felipe Calderón Hinojosa. Fue jefe nacional del PAN entre 1997-1999. En éste año, en Guanajuato, donde cobró vida el sinarquismo en 1937, pidió licencia al gobierno del estado Vicente Fox Quesada. Su primer pronunciamiento de precampaña presidencial, fue por una Segunda Revolución Cristera.

El guanajuatense fue caracterizado por sus aduladores como lector de San Ignacio de Loyola y practicante de sus ejercicios espirituales.

Conchello convocó al panismo a salir de las catacumbas. González Torres postuló la Nueva Edad Media Americana. En la primera década del siglo XXI, el PAN retornó a la edad del orangután. El leopardo no puede borrar sus manchas. Es cuanto. 

Artículos relacionados

Sobre el nuevo aeropuerto “vuelan” los ahorros de los trabajadores

Se asoman claros visos de rebelión en la granja

Redacción Voces del Periodista

China acecha

UserJonathan

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.