Voces del Periodista Diario
Opinión Salvador Martínez G

Aunque pese cadena de corrupción

Por Salvador Martínez G.

El outsourcing, la subcontratación de personal, tejió toda una red de corrupción y complicidad, que hoy pretende ser desarticulada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Esta subcontratación ilegal se ligaba al uso de comprobantes digitales falsos, acciones que a partir de enero pasado se consideran un delito equiparado al del crimen organizado.

El SAT ha identificado alrededor de 8 mil empresas de facturación apócrifa y ha encontrado grupos seudo- empresariales que crearon más de 500 empresas para esta ilegal práctica.

Carlos Romero, Procurador Fiscal, hizo ver que esta red de facturación apócrifa surgía en empresas de subcontratación de personal que ofrecían a los patrones servicios con la promesa de obtener grandes ahorros en el pago a los trabajadores y sus prestaciones.

El Gobierno, a través de sus instancias fiscales y tributarias busca acabar con este grave problema delincuencial, pero habrá de tener mucho cuidado para no irse sobre los más débiles y menos responsables, porque se sabe que muchas empresas fantasmas fueron creadas a nombre de personas de escasos recursos a cambio de pequeñas dadivas.

Justicia efectiva para los autores intelectuales de estas artimañas y verdaderos beneficiarios de cientos de millones de pesos, es lo deseable, no más.

Habrá de vigilarse que así sea.

SUSURROS

Con el argumento de que el 20 de noviembre pasado concluyo la prorroga que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife) le había concedido a Yeidckol Polevnsky para seguir como presidenta del CEN de Morena, el pleno de magistrados dio por bueno el Congreso extraordinario del 26 de enero anterior que eligió a Alfonzo Ramírez Cuellar, como dirigente nacional del partido en el poder.

Solo el Magistrado Reyes Rodríguez Mondragón descalificó dicho Congreso y proponía la emisión de una nueva convocatoria con base en los estatutos de Morena, para no sentar un precedente de injerencia del Trife en los asuntos internos de los partidos.

Aunque más allá de criterios e interpretaciones legales todos achacan a Ricardo Monreal, como “la mano que meció la cuna” en este espinoso caso que no deja fortalecido ni a Morena ni a Ramírez Cuellar.

La propia Yeidckol, acusó al líder senatorial de amenazar a los magistrados, pero ello tendría que ser probado por la ahora exdirigente morenista o de nada valdrá.

Lo cierto es que el fallo del Trife es irrebatible y tendrá que ser aceptado por Tirios y Troyanos en el seno de Morena. Ya veremos.

Artículos relacionados

¿Cincinato o Humpty Dumpy? La patria debe escoger.

“Año nuevo: deseos y compromisos”

UNACAR

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.