Voces del Periodista Diario
Opinión Rodolfo Ondarza Rovira

Beatriz Gutiérrez Müller y la guerra de las medicinas. Los niños con cáncer y el cinismo de la infodemia.

Por Rodolfo Ondarza*

Hace unos días, uno de los lectores de mis páginas sociales pidió mi opinión sobre la controvertida expresión de Beatriz Gutiérrez Müller en relación a la recepción de padres de niños con cáncer, eso lo hizo como reacción a una crítica que realicé a las declaraciones racistas de Jorge Germán Castañeda Gutman, que llevaron al Congreso de Oaxaca a declararlo persona no grata.

 

El peso de las palabras.

Las palabras empleadas son de extrema importancia, vengan de quien vengan; tienen un peso y un valor, una vez que son lanzadas, como saetas, no tienen retorno.

Sin embargo, tenemos que analizar diferentes factores antes de emitir una evaluación, para que ésta sea la más correcta y justa, muchas veces para que podamos tomar una decisión correcta.

Necesitamos conocer la edad de la persona que pronuncia las palabras, su nivel sociocultural, su experiencia de vida, hasta sus condiciones de salud física y mental en ese momento.
También tenemos que conocer las condiciones del interlocutor, no es lo mismo responderle a un torturador que a un defensor de derechos humanos, a alguien que te ama y que busca lo mejor para ti, que a otra persona ciega y que está buscando su propia autodestrucción, y la tuya también.

Si entramos a la mitad de una conversación es muy posible que lo que podamos conseguir es únicamente ruido, y que sea imposible para nosotros poder realizar una interpretación realista de ese intercambio de palabras.

Por ello, para poder analizar con objetividad un diálogo es necesario tener en cuanta en todo momento el contexto, y tener conocimiento de los antecedentes.
Por otra parte es importante pensar que si alguna conversación es dada a conocer públicamente existe un trasfondo, un interés en particular, y la posibilidad de manipulación con el uso de esa información.
Para empezar es fundamental considerar cuál el el perfil de las personas en la conversación, cuál es su trayectoria, y cuál ha sido su trayectoria a lo largo de la vida. Desconfiaríamos de quien nos prometa un beneficio y que su patrón conductal es perverso; pero nos detendríamos a razonar el porque de una frase controversial de alguien que a lo largo de su vida ha mostrado una solidaria y empática conducta social.

Sobre Castañeda Gutman.

Me pidieron que usara la misma objetividad que empleé para opinar sobre las expresiones clasistas y racistas del excanciller Jorge Germán Castañeda Gutman sobre la frase de Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, en un tuit.

Sobre Castañeda Gutman dije en una de mis páginas en redes sociales: “Es una gran vergüenza que @JorgeGCastaneda, ex secretario de Relaciones Exteriores de Fox, haya proferido expresiones racistas y clasistas sobre descendientes de un pueblo que es orgullo de México y de la humanidad.
Es su pensamiento al desnudo, representativo de un neoliberalismo discriminador, sin ética, donde no existen principios ni valores salvo el “cuanto tienes, tanto vales”; que explica perfectamente el que nuestra Patria pueda ser vendida, por quienes tienen ese pensamiento, al mejor postor, hace tangible su poco respeto por la vida y la dignidad humanas.?Son quienes a nada importa la muerte, ni el sufrimiento del pueblo, al que saquean.
Sólo puede explicarse que alguien con el “colmillo” de Jorge Castañeda se atreva a emitir tales palabras cuando el personaje es un enfermo mental, sólo un sociópata sin empatía alguna, y muy lejos de cualquier viso de solidaridad con el pueblo mexicano, ni con otro ser humano.
Es sintomático que alguien con estas características de patología mental esté del lado del prianismo, que con sus “reformas estructurales” se dedicaron a saquear, a enriquecerse, a privatizar aún el Sector Salud. Traidores a México y a su pueblo”.

Sobre Beatriz Gutiérrez Müller.

Beatriz Gutiérrez Müller, ofreció disculpas por la forma en la que respondió a un tuit en el que se le preguntó, por alguien de nombre José David Guerra Muñoz: “¿Cuándo atenderá personalmente a los padres de niños con cáncer? Gracias por su amable respuesta”. A lo que Gutiérrez Múller respondió: “No soy médico, a lo mejor usted sí. Ande, ayúdelos”.

Respuesta en apariencia no muy afortunada. Y por lo mismo digna de ser analizada. Empecemos de lo general a lo particular.
Pero antes debo decir que ni aún siendo médicos pudimos ayudar muchas veces a pacientes con cáncer en sexenios pasados por el desmantelamiento del Sector Salud.

¿Quién ha sido Beatriz Gutiérrez Müller?.

Beatriz Gutiérrez Müller, académica,escritora e investigadora, con un curriculum vitae que supera al de cualquier primera dama que le ha precedido. Mujer inteligente, con una sólida preparación académica, y que siempre se ha visto solidaria con el pueblo.

Ha sido congruente con su filosofía de vida. No es funcionaria pública, se encuentra ajena al gobierno de México. En ese tenor decidió no “ejercer” la figura protocolaria de “primera dama”, que carece de funciones ni responsabilidades concretas. Al respecto ha afirmado: “Tenemos que comenzar a pensar y actuar diferente; pongamos fin a la idea de la primera dama porque en México no queremos que haya mujeres de primera ni de segunda”.

Las “primeras damas”, el DIF y otros cuentos.

Las primeras damas, tradicionalmente en los gobiernos prianistas neoliberales, han ocupado la presidencia del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).
Históricamente el DIF fue un jugoso hueso en sexenios anteriores. Por citar un par de ejemplos de muchos que hay, de acuerdo con una investigación periodística del 2017 sobre el DIF del Estado de México: “Por cargos honoríficos, presidentas del DIF de municipios mexiquenses cobran hasta 300 mil pesos si se junta el salario, aguinaldo y prima vacacional”, (https://www.elmananerodiario.com/ganan-bien-los-presidentes-presidentas-del-dif-edo-mex/); o aquella nota periodística del 2015 que toca la corrupción y el nepotismo del DIF poblano, cuyo titular reza así: “La Mayoría de los presidentes de los sistemas DIF cobra un salario ilegalmente” (https://www.lajornadadeoriente.com.mx/puebla/la-mayoria-de-los-presidentes-de-los-sistemas-dif-cobra-un-salario-ilegalmente/); son de interés las notas sobre el fraude al DIF estatal de Veracruz por más de 112 millones de pesos en el gobierno de Javier Duarte ( https://formato7.com/2020/04/23/fraude-contra-dif-estatal-incluye-a-25-personas-entre-ellas-tarek-abdala/). Es evidente que estos personajes neoliberales no son solidarios ni con la infancia, ni con las familias mexicanas, sino amigos del robo del erario público.

La trampa de un tuitero y los “solidarios” de ocasión.

Es obvio que este personaje, de nombre, José David Guerra Muñoz, no tenía ninguna razón lógica para realizar esa pregunta a Gutiérrez Müller. ¿Por qué hacer este cuestionamiento a quien se dedica a la enseñanza, a la investigación de corte histórico, filosófico, literario, a una escritora, y que no es funcionaria del gobierno mexicano?, ¿por ignorancia de este personaje?.

En un temblor que devastó poblaciones en México, colaboré, junto con amigos del Club de Leones, médicos y personas generosas en equipar brigadas de ayuda. Ahí pedimos apoyo a muchas personas que altruistamente se solidarizaron con las víctimas. Pero también vi la mezquindad de otras que teniendo la preparación y el equipo para realizar rescate, o ayudar de diferentes maneras, decidieron no hacerlo, sin embargo, son ahora de las voces críticas sin autocrítica.

El saqueo neoliberal del Sistema Nacional de Salud y los niños con cáncer.

En cuanto a niños con cáncer. Siendo neurocirujano viví de cerca, a lo largo de los sexenios pasados, como enfermos han muerto porque no han tenido forma de pagar un tratamiento, médico o quirúrgico, incluyendo niños.

La salud es un derecho humano tutelado por los tratados internacionales de los cuales México forma parte, así como en el numeral 4o, cuarto párrafo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. La salud no es una mercancía.

Sin embargo, a lo largo de décadas se fueron subrogando servicios de salud en un claro intento de privatizar al sistema nacional de salud sin que esto implicara su mejoría, sino grandes negocios y fraudes, todo ello mientras se fue dejando en ruinas al sector salud. Esto incluyó al tratamiento de niños con cáncer, al igual que a cualquier derechohabiente (https://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/2009/05/31/mediante-subrogaciones-se-privatiza-la-salud-publica/).

Niños con cáncer y su muerte por cambiar su medicamento por agua.

En cuando a los medicamentos para niños con cáncer no podemos dejar de recordar la miserable y criminal acción de dar agua por fármacos quimioterapéúticos a niños con cáncer. ¿Cuántos habrán muerto en el hospital o en sus casas por estos actos sin nombre, todo por un puñado de monedas?. Yo no recuerdo algún pronunciamiento de José David Guerra Muñoz al respecto, que le haya preguntado a Peña Nieto o a José Narro algo al respecto, o de alguna exigencia de justicia o de procesamiento a los culpables. Pareciera que la doble moral campea.

Tranzas en hospitales y el montaje del desabasto.

El año pasado hospitales dedicados a la salud infantil se pronunciaron diciendo que no habían sido abastecidos de estos medicamentos.
Los directores de estos centros, instituto nacional de salud y un hospital de alta especialidad, son directivos impuestos por el José Narro Robles, quien buscó candidatura y ser dirigente del Partido Revolucionario Institucional, al igual que los restantes directivos de estas áreas, con la excepción de Miguel Ángel Célis López destituido por corrupción del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (https://www.elnorte.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?__rval=1&urlredirect=https://www.elnorte.com/destituyen-a-director-de-neurologia/ar1880440?referer=–7d616165662f3a3a6262623b727a7a7279703b767a78–). Instituto donde también existe la acusación de la realización de crimen de lesa humanidad contra 474 pacientes con hidrocefalia por experimentación ilegal, asunto sobre el que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha pedido a México sus observaciones, aún pendientes, desde mayo de 2019.

La guerra de las medicinas y el Cártel de la Bata Blanca.

Todo empezó cuando el laboratorio farmacéutico Pisa tuvo problemas con la Secretaría de Hacienda, Comisión Federal de Prevención Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) (COFEPRIS), y la Secretaría de Salud.
La COFEPRIS, a mediados de 2018 emitió una alerta sanitaria para el retiro de todos los productos que contuvieran el principio activo “Valsartán”, empleado por el Laboratorio Pisa para la producción de alguno de sus medicamentos. En septiembre de 2019 COFERIS confirmó que un lote de metrotexato, utilizado para el tratamiento con cáncer, y producido por Pisa estaba contaminado por una bacteria, se trataba de 17 mil ampolletas de metrotexato que PISA distribuyó, uno de ellos de 850 ámpulas no pasó la prueba de esterilidad (https://www.proceso.com.mx/601557/cofepris-confirma-bacteria-en-medicamento-de-pisa-para-ninos-con-cancer).
En mayo de 2019 por motivos de seguridad fueron cerradas las instalaciones de PISA en la Ciudad de México. Sin embargo, no fue asegurado ningún producto, así que tenía este laboratorio la posibilidad de comercializar los lotes de metrotexato que estaban en buenas condiciones (https://www.animalpolitico.com/2019/08/medicamentos-cancer-empresa-pisa-cofepris/). Es decir el Laboratorio Pisa siempre pudo, de haber querido, comercializar el metrotexato no contaminado.

Aquí inicia la guerra de las farmacéuticas, en contubernio con directivos de hospitales impuestos por José Narro desde el sexenio pasado, sin importarles la vida de los enfermos afectados. Inicia en el contexto del combate al “huachicoleo de medicamentos”, a la compra a sobreprecios superiores al 300% de fármacos en perjuicio del pueblo (https://www.animalpolitico.com/hospitales-mexico-servicios-deficientes/hospitales-compran-medicinas-mas-caras.php), además de haber existido hasta entonces un gasto de bolsillo de alrededor de 40% a causa del desabasto de medicamentos.

Por ese entonces se encontraba en investigación el grave problema de proveedores y distribuidores al Sistema Nacional de Salud, monopolios y negocios de políticos que encarecían aún más los medicamentos producidos por los laboratorios farmacéuticos, motivo por el que se encontraban vetadas algunas de estas empresas.
La Fundación Mexicana para la Salud A.C. (FUNSALUD), asociación que reúne a los grandes intereses empresariales de farmacéuticas, FEMSA, Nestlé, etc., había creado el Seguro Popular, implementado posteriormente por los gobiernos neoliberales con el fin de privatizar al Sector Salud, y esto era una de las fuentes de corrupción, motivo por el que se diseñó el Instituto de Salud Para el Bienestar (INSABI), con la posibilidad de gratuidad en el tercer nivel de atención médica, a lo que se oponía férreamente el neoliberalismo mexicano; tercer nivel nivel al que pertenecen estos hospitales que usan el metrotexato.

Directivos prianistas entran a la guerra de las medicinas.

Los directivos del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, perteneciente a la Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, afirmaron que no contaban con el fármaco para tratar a niños con cáncer. Los padres de familia “organizados” cerraron el acceso a la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) a finales de agosto del año pasado. El gobierno federal importó desde Francia el medicamento “faltante”, realizando la compra al Laboratorio Mylan por un total de 38 mil 200 unidades de metrotexato requeridos en todo el sector para el resto año (https://www.ejecentral.com.mx/esto-costo-a-mexico-medicamento-contra-el-cancer-importado-de-francia/).

Pero aquí viene lo bueno e inaudito, sucede que estos directivos amparados del prianismo e impuestos en el Hospital Infantil de México, y el Instituto Nacional de Pediatría sí tenían metotrexato , y se dio a conocer a los medios que por “errores administrativos” declararon desabasto, por lo que, en noviembre del año pasado, esas instituciones de salud pidieron devolver el excedente del medicamento (https://www.milenio.com/politica/si-habia-metotrexato-pero-por-error-se-declaro-desabasto-shcp).

Ya André Breton decía que México es un país surrealista, pero esto fue el colmo. ¿Cómo puede ser posible que los directivos de un hospital no sepan que existencias tienen de un fármaco?. Por lógica se deben planear con muchos meses de antelación las necesidades de un centro hospitalario.

Cuentan con una farmacia interna, que por cierto llegaron a privatizarse a finales del sexenio pasado, con un director general, uno médico, y otro administrativo, con nombramientos desde el sexenio pasado. Que al menos, ameritarían haber sido destituidos de sus cargos por estos hechos, pero ahí continúan.

Entonces esto se trató de una negligencia que podía costarle la vida a los pacientes, o podría ser parte de una guerra en el sector salud en contra del gobierno federal usando cobardemente la vida de niños con cáncer, y tratando de manipular la opinión pública. Guerra en donde un punto fundamental eran las nuevas reglas para la compra consolidada de medicamentos, elaboradas con el objeto de terminar con uno de los temas de corrupción en Salud.

En enero de este año, la Dra. Irma Eréndira Sandoval, titular de la Secretaría de la Función Pública anunció que existen “una media docena de investigaciones de alto nivel” de funcionarios de Salud (https://www.elnorte.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?__rval=1&urlredirect=https://www.elnorte.com/indaga-sfp-a-altos-funcionarios-en-salud/ar1865389?v=3&referer=–7d616165662f3a3a6262623b70797b7a6761703b767a783a717066617c61606c707b387438717c677076617a67387170387b7060677a797a727c743a7467242d2d25212125–).

¿Operadores médicos de alto calibre a favor de farmacéuticas?

Como la realidad supera la ficción falta la cereza sobre el pastel en cuanto al caso del metrotexato. Se trata del entonces titular de la Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, Alejandro Mohar, quien trató que el responsable de COFEPRIS sostuviera una reunión con el Laboratorio PISA dada la clausura de producción temporal del metotrexato. Esto terminó con la renuncia de Mohar (https://www.proceso.com.mx/601555/renuncia-coordinador-de-institutos-de-salud-ante-controversia-con-la-farmaceutica-pisa). La pregunta es quién le dio el nombramiento y porqué motivos se encontraba a cargo de tan importante Comisión si ya en 2013 había sido señalado por los medios como presunto responsable de irregularidades y conflicto de intereses, siendo director del Instituto Nacional de Cancerología.

Por otra parte, se ha informado que es un problema de orden mundial, no privativo de México, el contar con medicamentos oncológicos, ya que se encuentran saturadas las empresas productoras ubicadas en China y en la India (https://aristeguinoticias.com/2301/mexico/problema-mundial-conseguir-medicamentos-contra-cancer-no-es-exclusivo-de-mexico-ssa/).

El Simposio Acceso Universal a Medicamentos de Alta Calidad y Bajo Costo en México.

Hace exactamente un año organicé en la H. Cámara de Diputados junto con el diputado Reginaldo Sandoval, Coordinador del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, El Simposio Acceso Universal a Medicamentos de Alta Calidad y Bajo Costo en México, co organizado por la Red de Legisladores, Ex legisladores y Sectores con Visión Social por la Salud, el Colegio Nacional de Neurocirugía, A. C., la Universidad Iberoamericana de Ciencias y Desarrollo Humano, por la Asociación de Bioética y Derechos Humanos A. C., la Asociación Mexicana de Comités de Ética en Investigación, el Colegio Internacional de Expertos en Prevención de Dispraxis, CIPREDIS A. C., la Asociación Salud y Sociedad, y la Sociedad Mexicana de Acceso al Derecho a la Salud. En este evento sin precedentes reunimos a las organizaciones representativas de la Industria Farmacéutica en el ánimo de crear puentes de comunicación entre dicha industria y el gobierno federal, que contribuyeran al abasto de medicamentos de calidad a un costo razonable. Desde entonces mucho se ha avanzado, sin embargo, han quedado pendientes importantes temas cuya resolución la pandemia a pospuesto.

De la importancia para la vida de los mexicanos la eliminación del Cártel de Bata Blanca y la elección de directivos en hospitales.

Es muy probable que Beatriz Gutiérrez Müller, que no es médica ni funcionaria de este gobierno, estuviera al tanto de esta guerra desatada por el Cártel de Bata Blanca, de proveedores y farmacéuticas en contra del gobierno federal y de los intereses del pueblo. Y de la forma miserable y cínica con que se ha usado y manipulado el tema de los niños con cáncer.
Pienso que a cualquier persona sensible, solidaria y empática le molesta el uso que gente desalmada hace de niños enfermos con fines políticos, de infodemia, y desinformación en medio de esta pandemia.

De importancia vital, si, de vida o muerte, es la vigilancia del nombramiento que en breve debe hacerse de los directivos de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad. De ello depende terminar en estos sitios con la corrupción, la gratuidad para los usuarios, su salud, y su propia vida. No es posible que el Cártel de Bata Blanca continúe arruinando al Sector Salud y ponga en jaque la salud del pueblo de México.

Rodolfo Ondarza*. Neurocirujano. @DrOndarza

Artículos relacionados

20 de Noviembre

¿Con quién juega la selección mexicana?

Redacción Voces del Periodista

La racionalidad y la solidaridad se han ido de vacaciones

Redacción Voces del Periodista

Los infiltrados de la 4T

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.