Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

Calificadoras quieren “ponchar” a México

La Piedra en el Zapato

Por Abraham García Ibarra

Las manos muy visibles del mercado (especulativo) se han orquestado con la mira puesta en el descarrilamiento de la cuarta transformación y el hundimiento de su buque insignia, Petróleos Mexicanos.

Haciendo ejercicios de humor negro, analistas de Citibank han declarado que a Andrés Manuel López Obrador le han pasado ya dos strikes. Les faltaría uno para poncharlo.

Dichos analistas se han colocado en la misma frecuencia de JPMorgan y el desnacionalizado banco BBVA Bancomer, que han descalificado el plan de rescate a Pemex porque consideran insuficientes cinco mil millones de dólares, porque, a su juicio, se requieren mínimo 12 mil 500 millones de dólares para poner de nuevo en flotación la empresa “productiva” del Estado que nos dejó Enrique Peña Nieto.

La línea la marcó la calificadora Fitch Ratings que, a bote pronto, desestimó el anuncio de salvataje de Pemex dado a conocer la semana pasada.

Calafatear el barco de gran calado que piloteó Felipe Calderón no fue posible ni con la Reforma energética peñista. Pero las calificadoras extranjeras hicieron mutis frente al naufragio petrolero mexicano.

Esas calificadoras extranjeras fueron generosas con la monstruosa deuda pública que en el sexenio pasado rebasó los 10 billones de pesos. Ahora la hacen de sospechosas plañideras.

Wall Street y la City son una cosa; otra son las Afore

Que Wall Street de Nueva York y La City de Londres (donde juegan las inmortales Siete hermanas del negocio petrolero) pretendan apretar las tuercas al nuevo gobierno mexicano a menos de tres meses de gestación, no es novedad.

Lo sospechosamente anticlimático es que a la labor de zapa se sumen quienes tienen a su cargo la gestión privada de los fondos de los trabajadores para su retiro en México.

Con la complacencia de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, las administradoras (Afore) y las inversoras (Siafore) están retirando las inversiones de esos recursos en Pemex.

A un corte hasta mediados de 2018, de 975 mil millones de pesos lanzados al mercado especulativo, diez Afore habían puesto poco más de 50 por ciento en papeles de deuda gubernamental. Con la llegada de la nueva administración han empezado a desinvertir, particularmente en el mercado de hidrocarburos.

Que nadie hable de la Teoría de la conspiración

El objetivo de estrangular la economía mexicana y especialmente el flujo de recursos financieros a la hacienda pública, va a contrapelo de otras reacciones de los inversionistas foráneos: En los dos primeros meses del actual gobierno han operado casi 90 mil millones de pesos, según gráfica contable, tres veces más lo invertido en todo 2018.

¿A qué hablar de la Teoría de la conspiración? Eso queda para los conspiranoides. Es cuanto.

Artículos relacionados

Si Juárez no hubiera muerto…

Abraham García Ibarra

Eva Golinger pregunta: ¿En dónde nos quedó la esperanza?

Redacción Voces del Periodista

Estado neoliberal, con sello de itamita

Abraham García Ibarra

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.