Voces del Periodista Diario
Opinión Rodolfo Ondarza Rovira

Certificaciones. Negocio en contra del gremio médico y sin beneficio para el pueblo.

Por Rodolfo Ondarza*

La consolidación de la 4T en Salud.

En esta segunda parte de la 4 Transformación en México, en donde se consolidarán los importantes logros en materia de Salud alcanzados hasta ahora, para garantizar el acceso al derecho humano a la salud, como lo son la universalización y la gratuidad en el tercer nivel de atención médica a partir del 1 de diciembre del presente año, y en donde se plantea una atención de excelencia, calidez y humanismo, solidario con grupos vulnerables a través de una reestructuración del Sistema Nacional de Salud, terminando con su desmantelamiento con visión privatizadora, con su fragmentación y discriminación -que venía dándose a lo largo de sexenios pasados-, a través del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (INSABI), quedan asignaturas pendientes.

Estos objetivos, de claro beneficio al pueblo de México, han sido sistemáticamente atacados por la oposición con el objetivo de no perder sus privilegios y continuar con el lucro mediante el negocio con la salud de la población. Nada ha importado que estemos viviendo una pandemia.

Malas política públicas en sexenios pasados nos privaron de médicos.

La falta de políticas públicas apropiadas en planificación de la enseñanza de la medicina ha llevado a tener una carencia de médicos generales y de especialistas evidenciada plenamente en esta pandemia, en donde tenemos u déficit de al menos 200 mil médicos, cerca de 80 mil médicos especialistas, y 300 mil enfermeras para poder brindar atención médica adecuada a la población (https://politica.expansion.mx/presidencia/2020/04/07/mexico-deficit-200-000-medicos-y-300-000-enfermeras, http://www.anmm.org.mx/GMM/2018/n3/GMM_154_3_342-351.pdf).

Ante estos graves problemas que enfrentamos en México el gobierno federal ha otorgado 18,900 lugares para estudiar residencias médicas, duplicando con ello los preexistentes, además se becarán a 1,600 médicos para que puedan cursar su especialidad en el extranjero. ¿Todos ellos deberán certificarse?.

La certificación médica. Quejas de médicos.

La certificación y la recertificación médicas tienen un alto costo a los médicos y la llevan a cabo ilegalmente asociaciones civiles privadas, con manejos poco transparentes, dificultando que los médicos puedan brindar atención a la población que tanto lo requiere, esto ha suscitado diferentes quejas del gremio (https://www.milenio.com/politica/comunidad/medicos-esperanza-piden-amlo-desaparecer-conacem).
Los exámenes de certificación han incrementado su monto de forma exponencial. En la actualidad algunos llegan a tener un costo de hasta 30 mil pesos, además de que se han denunciado presuntos actos ilícitos (https://www.amedl.com.mx/single-post/2019/03/26/-la-certificación-de-especialidades-médicas-deber%C3%ADa-ser-otorgada-por-la-sep, https://www.saludiario.com/medicos-piden-desaparecer-el-conacem-y-regresar-las-certificaciones-a-la-sep/).

Un médico residente, que se prepara para ser especialista médico, depende totalmente para ello de quien se encuentra a cargo del programa universitario de enseñanza de la especialidad en su ramo en la institución médica en la que recibe su adiestramiento, así como de los médicos especialistas adscritos que no pertenecen, y que no reciben ningún tipo de reconocimiento académico ni económico por esta actividad de enseñanza. El médico residente jamás ve, durante su formación, a los integrantes de un consejo que más adelante los valorará.

Uno de estos puntos pendientes, directamente relacionado con la actualización profesional y la consecuente vigilancia de la práctica médica, de carácter educativo, pero con implicaciones prácticas y directas en el bienestar de la ciudadanía, es la valoración de las capacidades de un médico, del profesionista en el que la población deposita su confianza, y con ello su salud y su vida.

¿De quién es competencia la certificación médica?

La vigilancia, así como la certificación de la actualización médica continua es patrimonio de la Secretaría de Educación Pública (SEP), y por lo tanto de la Dirección General de Profesiones (DGP), que debería llevarse a efecto por medio de los Colegios como lo indican el artículo 38 fracción XVI de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, y el artículo 21 de la Ley Reglamentaria del Artículo 5° Constitucional, capítulo IV.
El artículo 84 del reglamento de la Ley Reglamentaria del artículo 5o Constitucional manifiesta el espíritu de la ley al decir; que cuando la autoridad confiera una responsabilidad a alguna organización civil, da por hecho que se refiere a los Colegios de Profesionistas.

La FENACOME

Los Colegios Médicos son instancias civiles totalmente diferentes a los Consejos Médicos. La Federación Nacional de Colegios de la Profesión Médica, A. C. (FENACOME) conglomera a los Colegios Médicos de todo el país. La presidenta ejecutiva del Colegio Médico de México es Belinda Cázares Gómez (http://www.colegiomedicodemexico.org/index.php/quienes-somos/).
Las corporaciones colegiales tienen funciones públicas encomendadas por la Ley, con el fin de garantizar su necesaria independencia, además de llevar a cabo el efectivo control deontológico de la práctica de los profesionales.
La FENACOME ha llevado la lucha por la defensa de los intereses del gremio médico y del pueblo, y ha propugnado firmemente por la desaparición de la CONACEM.

La certificación hasta el momento: Producto neoliberal.

La calificación de la competencia de un médico, en cuanto a conocimientos y habilidades, no debe quedar, con la esencia neoliberal, en manos de grupos con conflictos de interés por el bien último de la población, mucho menos en manos de organismos privados con el formato de asociaciones civiles autodenominados consejos con funciones superiores a las del Estado.
Es claro que no deberían existir certificaciones médicas privadas.

Desafortunadamente en nuestro sistema jurídico llega a observarse la contradicción leyes, o situaciones en donde dos normas, que concurren en el ámbito temporal, espacial, personal y material de validez, atribuyen consecuencias jurídicas y legales incompatibles entre sí a cierto supuesto fáctico, y esto impide su aplicación simultánea, ocurriendo cuando el criterio jurisprudencial en materia de la competencia no se ha observado adecuadamente. Esto conlleva un alto impacto negativo social y económico para México. Esto ha afectado gravemente a los trabajadores de la salud, específicamente a los médicos, e indirectamente, entonces, a su objeto de atención, al pueblo.

El CONACEM y las acciones de inconstitucionalidad por el Cártel de la Bata Blanca.

Este es el caso del Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas (CONACEM), constituido el el 30 de marzo de 2006 como una asociacio?n civil, considerado por una serie de estratagemas pseudo legales como organismo auxiliar de la Administracio?n Pu?blica Federal, situacio?n estimada contraria a derecho, ya que un ente privado no puede ser a la vez un organismo pu?blico, violándose así el espíritu de justicia de la Ley (http://comunicacion.senado.gob.mx/index.php/informacion/boletines/49726-aprueba-el-senado-que-unicamente-la-sep-expida-cedulas-de-especialidad-medica.html).

Esto se consiguió con la irregular modificación al modificarse el Artículo 81 de la Ley General de Salud, bajo el auspicio de la Academia Nacional de Medicina (otra asociación civil, que no integra a todos los me?dicos mexicanos, ni a todos los investigadores o cienti?ficos me?dicos, ni a todos los acade?micos me?dicos), en donde han transitado notables miembros del Cártel de Bata Blanca, que han trabajado de la mano de los grandes corporativos farmacéuticos y empresariales de la también asociación civil Fundación Nacional para la Salud (FUNSALUD), de donde se originó el extinto Seguro Popular.

Al modificarse el Artículo 81 para favorecer a la CONACEM se realizaron acciones de inconstitucionalidad, así como también se gestó una controversia constitucional, que constituyen un medio de control de la regularidad constitucional.

Este tipo de irregularidades están contempladas en el Artículo 10 de la Ley Reglamentaria, y en las fracciones I y II del Artículo 105 Constitucional, como estabilizador del poder público, sin duda alguna nos lleva a hablar de los medios de control de la constitucionalidad, de sus finalidades, de sus procedimientos y consecuentemente también de los órganos que se encargan de ellos.
El Artículo 105 Constitucional tiene como finalidad el lograr que los órganos del Estado se ciñan a su competencia, no usurpen funciones ni facultades de otro órgano (artículo 105, fracción I de la Constitución). Que es el caso ocurrido al modificarse el Artículo 81 de la Ley General de Salud, donde se invadió la competencia de la SEP y de la DGP.

El CONACEM carece de presidencia, a la cabeza de su cuerpo de gobierno se encuentra un secretario. Esto es violatorio de la Ley Federal de Organizaciones Civiles pues no se encuentra constituido por un presidente, vicepresidente, tesorero, pro-tesorero, secretario administrativo, etc., sino por vocales. Este cuerpo de gobierno opera en lugar de una mesa o consejo directivo, cuyo cambio debería ocurrir cada 2 años
(https://conacem.org.mx/index.php/acerca-de/bosquejo-historico-documento).

La presidencia del CONACEM, la CONAMED, conflictos de interés y otras minucias.

Onofre Muñoz Hernández actual secretario del CONACEM ocupaba la Dirección de Prestaciones Médicas del IMSS en el 2002, año en el que durante el gobierno de Vicente Fox, los pacientes con VIH/sida denunciaron una gran crisis, en la que 1,119 portadores del VIH se quedaron sin atención institucional,.y tras afirmar que el problema era imputable a los proveedores evadió cualquier responsabilidad en el asunto. En en el año 2007, recibió una cuantiosa liquidación de 14 millones de pesos. José Narro Robles, le otorgó la titularidad de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED), esto a pesar de que su titularidad en la CONACEM lo colocaba en una posición de claro conflicto de intereses sancionando las malas prácticas de los médicos que él mismo certifica (https://www.excelsior.com.mx/opinion/martin-espinosa/contradicciones-en-salud/1318107).

Un Punto de Acuerdo en Contra de la CONACEM.

El Diputado Irineo Molina Espinoza, del Grupo Parlamentario Morena se realizó una Proposición con Punto de Acuerdo “que exhorta a diversas autoridades federales a rendir informes y a realizar una investigación sobre la actuación presumiblemente irregular llevada a cabo por la asociación civil llamada CONACEM”, este Punto de acuerdo se sustentó en quejas que acusan al CONACEM de “un actuar opaco, monopoliza las especialidades me?dicas, limita el ejercicio de los especialistas, retrasa la obtencio?n de la ce?dula profesional de especialistas me?dicos y muchas irregularidades ma?s, dichas denuncias se sustentan en las inconformidades de cientos de me?dicos que sen?alan que CONACEM y sus 47 Consejos que son asociaciones civiles se comportan como un “cartel de la salud”. Dicho punto de acuerdo señala “Estos graves errores fueron planeados y llevados a cabo por un grupo de me?dicos interesados en hacer un negocio de las certificaciones me?dicas, que valie?ndose de sus relaciones de amistad y de influencia que teni?an con poli?ticos y funcionarios pu?blicos durante el Sexenio del expresidente Felipe Caldero?n, asi? como con legisladores del partido en el gobierno y del partido revolucionario institucional, redactaron un decreto con reformas a la Ley General de Salud que fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federacio?n el 1 de septiembre de 2011.”

Este Punto de Acuerdo prosigue así “Las atribuciones de CONACEM le permiten tener un monopolio exclusivo para validar los estudios de especializacio?n me?dica mediante sus certificaciones y recertificaciones, resultando contradictorio que dicho comite? pueda ejercer las atribuciones mencionadas sin pertenecer a la Direccio?n General de Profesiones…ni tampoco…a la Secretari?a de Salud, adema?s, no se rige bajo una normativa clara…y actu?a de manera poco transparente en el uso y destino de los recursos econo?micos que obtiene por las certificaciones que emite, ganancias que superan los $376 millones de pesos al an?o, eso sin contar que cobra por congresos y otras actividades que realiza” y continúa “Se estima que no es e?tico y que contraviene los principios de la Cuarta Transformacio?n, los de la austeridad republicana y de la eficiente funcio?n y servicio pu?blico que han sido impulsados por el Presidente Andre?s Manuel Lo?pez Obrador y por las y los legisladores de MORENA, que el Doctor Onofre Mun?oz que no curso? una especialidad me?dica y que no cuenta con una ce?dula profesional de especialista, presida al mismo tiempo el CONACEM y la CONAMED y que puede generar conflicto de intere?s, situacio?n que debe ser investigada por la Secretaria de la Funcio?n Pu?blica, de igual manera resulta necesario que se investigue la razo?n por la cual CONACEM utiliza bienes pu?blicos, al hacer uso de instalaciones del Centro Me?dico Siglo XXI que pertenece al Instituto Mexicano del Seguro Social y de la CONAMED, ya que en la pa?gina oficial de CONACEM sen?ala como domicilio el del Centro Me?dico Siglo XXI” (https://infosen.senado.gob.mx/sgsp/gaceta/64/1/2019-07-17-1/assets/documentos/PA_Morena_asociacion_civil_conacem.pdf, https://www.senado.gob.mx/64/gaceta_comision_permanente/documento/97421).

Luz al final del túnel.

Ante todas estas irregularidades es urgente dar un antídoto. La Secretaría de la Mesa Directiva del Senado de la República, remitió para su dictamen la iniciativa por la que se Reforma el Artículo 81 de la Ley General de Salud, propuesta de la Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre y del Senador Miguel Ángel Navarro Quintero, del Grupo Parlamentario Morena, a los integrantes de la LXIV Legislatura. El día 17 de julio de 2019, en sesión plenaria de la Presidencia de la Mesa Directiva se dispuso que dicha iniciativa fuera turnada a las Comisiones Unidas de Salud y Estudios Legislativos( https://vlex.com.mx/vid/proyecto-decreto-reforma-articulo-808001473).

El 19 de marzo de 2020 se publica el Dictamen de estas Comisiones Unidas por el que se Reforma el Artículo 81 de la Ley General de Salud, este documento menciona a la letra: “Es así como la reforma constitucional en materia de Salud publicada el 1 de septiembre de 2011 en el Diario Oficial de la Federación contiene una de las violaciones más graves al sistema juridico mexicano al otorgar en el artículo 81 de la Ley General de Salud, las siguientes facultades al CONACEM”, y continúa en un inciso ulterior que corresponde a la SEP la vigilancia de los procesos de certificación de los profesionistas, así como el “…calificar la idoneidad de esos procesos que las asociaciones y colegios de profesionistas realizan”, y va más allá diciendo “…sin perjuicio de eliminar el requisito supralegal que obligaba al Estado a solicitar la autorización de un particular para expedir las cédulas profesionales que por Ley tiene la facultad de emitir”.

De tal forma que la modificación propuesta al citado Artículo 81 es para quedar como sigue:
Artículo 81.- La emisión de los diplomas de especialidades médicas corresponde a las instituciones de educación superior y de salud oficialmente reconocidas ante las autoridades correspondientes…..CONACEM tendrá la naturaleza de organismo auxiliar de la Administración Pública Federal a efecto de supervisar el entrenamiento, habilidades, destrezas, y calificación de la pericia que se requiere para la certificación y recertificación de la misma, debiendo considerar como personas ya certificadas a las médicas y médicos que ya tengan su cédula en las diferentes especialidades de la medicina reconocidas por el Comité y en las instituciones de salud oficialmente reconocidas ante las autoridades correspondientes. La expedición de la cédula de médico especialista será de responsabilidad de la SEP a través de la Dirección General de Profesiones”.
El dictamen fue avalado en lo general y particular, con 85 votos a favor, 14 en contra y dos abstenciones (http://comunicacion.senado.gob.mx/index.php/informacion/boletines/49726-aprueba-el-senado-que-unicamente-la-sep-expida-cedulas-de-especialidad-medica.html, https://www.saludiario.com/adios-conacem-sep-se-hara-cargo-de-la-expedicion-de-certificaciones-medicas/).

Por cierto que el Partido Acción Nacional (PAN) votó en bloque en contra de esta iniciativa en la Cámara de Senadores, entre quienes votaron en contra se encuentra la Senadora Lilly Téllez (https://www.pan.senado.gob.mx/2020/11/tablero-de-votaciones-a-diversos-dictamenes/).

Este dictamen, cuya copia poseemos, viene acompañado de la votación de las diferentes senadoras y senadores de los grupos parlamentarios que pertenecen a ambas Comisiones, llama la atención que la ausencia de firmas corresponden mayoritariamente al PAN y al PRI.

En tanto que el dictamen fue remitido a la Cámara de Diputados para los efectos del Artículo 72 constitucional.

El el Sindicato Nacional “Dra. Matilde Petra Montoya Lafragua” de los Trabajadores de la Salud.

Cabe mencionar que el Sindicato Nacional “Dra. Matilde Petra Montoya Lafragua” de los Trabajadores de la Salud, cuyo Secretario General es Sergio Ureta, se ha adherido a la lucha de la FENACOME, defendiendo los legítimos intereses del gremio médico y de la población mexicana ante el negocio de la salud, y el afán lucrativo con el mismo cuerpo médico.

Estertores del CONACEM.

Ante estas reformas legales curiosamente, en un acto de desesperación al verse en un alto riesgo de perder sus privilegios el CONACEM emitió un “Manifiesto” cuyo contenido inicia insultando y denostado a los legisladores al asegurar que “…denota un ejercicio legislativo pleno de desconocimiento de las funciones de los Consejos de las distintas Especialidades Médicas y de la SEP” (sic), y hacen “un llamado… para que se deje sin efecto esta propuesta de reforma al artículo 81 de la Ley General de Salud”. Sin embargo, lo que omiten es que fueron creados en un sistema neoliberal que buscó la privatización de la salud y la desigualdad en la atención médica, alejándose de la universalización y de la gratuidad de la atención médica.

Existe una importancia fundamental en que las cédulas que se expidan en materia médica sean reguladas y atendidas por la Federación, para dar certeza jurídica al ejercicio de dicha profesión.

Es indispensable también el rescate y el solidificar la certeza de la capacidad y del nivel de formación de las instituciones hospitalarias para generar los especialistas que requiere México.

¿En realidad es indispensable la certificación?

Muchos médicos pensamos que la “certificación” como ha sido manejada hasta el momento, sólo es un medio de simulación, de control y de manipulación del gremio médico, además de ser una forma de lucrar y de obtener poder a costas del mismo. Llevándose a cabo a través de una institución privada creada con artilugios ilegales al servicio de los gobiernos anteriores, que en nada beneficiaron a la población, y que han dificultado a muchos médicos el ofrecer sus servicios al pueblo.

Pensamos que este tipo de “certificación” profesional no representa un medio idóneo para demostrar a la sociedad quiénes son los profesionistas que han alcanzado la actualización de sus conocimientos y una mayor experiencia en el desempeño de su profesión o especialidad, con el propósito de mejorar su desarrollo profesional, obtener mayor competitividad y ofrecer servicios de alta profesionalización.

Antes que nada, se trata de un tema de reconocimiento educativo, pero también de ética. La ética médica debería ser una materia obligatoria impartida constantemente, cada semestre desde el pregrado hasta los estudios de posgrado, dado que se trata de un tema en constante evolución a la par que la ciencia y la tecnología.

La actualización médica, la educación médica continua, requiere de una alta inversión, los libros, talleres, seminarios, congresos representan un alto costo, impagables para muchos colegas. Estos costos deben regularse para elevar la calidad en la atención médica, y esto debe preceder a cualquier tipo de “certificación”.
También es razonable que cambie la política del “dedazo” en Salud, y sea la meritocracia y la honestidad las que priven al momento de la elección de alguien para un puesto de jefatura, entre otras características.
Asimismo, terminar con la corrupción y la impunidad en Salud, destituyendo a quienes han realizado de la Salud un negocio y que vienen en puestos de alta dirección desde sexenios pasados, ayudará más al pueblo que una mera “certificación” por entidades privadas.

Rodolfo Ondarza* Neurocirujano. Activista en defensa de derechos humanos. Presidente de la Comisión de Salud durante la VI Legislatura de la ALDF. @DrOndarza

Artículos relacionados

Subidas y bajadas en la vida real de México

Redacción Voces del Periodista

¡Qué no escapen rosario!

Redacción Voces del Periodista

DIGNA OCHOA

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.